Alcaraz renuncia a jugar el Masters 1000 de Roma: su objetivo, Roland Garros

Carlos Alcaraz se ha ganado por méritos propios para ser favorito a ganar cualquier torneo en el que se inscriba. El murciano ya ha presentado sus credenciales y parece tener entre ceja y ceja un torneo: Roland Garros.
El Grand Slam está a la vuelta de la esquina, empieza el próximo 16 de mayo, y los jugadores apuran sus últimos partidos para lograr su mejor versión sobre la arcilla parisina. Para ello, Alcaraz ha decidido no participar en el torneo previo, el Masters 1000 de Roma.
Un efecto colateral de la intensidad vivida en los últimos meses, donde es el jugador con más torneos disputados con siete y también el que más ha ganado este año. Un descanso necesario para afrontar con las máximas garantías su desembarco en París.
Además, él mismo reconoció tras ganar el Mutua Madrid Open que tiene un pequeño problema en el tobillo. «Me he levantado con el tobillo hinchado por la caída que sufrí ante Nadal y con una ampolla. Me costaba un poco andar, pero al final, junto con mi equipo, hemos conseguido estar al cien por cien durante el partido», relató tras su victoria en el Masters 1000.
Una sabia decisión del joven jugador español ante el riesgo de una posible lesión mayor en su articulación. El ansia por jugar y luchar por ganar un clásico como Roma no han podido al tenista y su equipo.
«Con las ganas que tengo de pelear por un Grand Slam, mejor descansar, recuperarme del pie y estar en París al cien por cien», finalizaba con su mente pensando en el próximo Grand Slam, en Roland Garros.

Alcaraz renuncia a jugar el Masters 1000 de Roma: su objetivo, Roland Garros

Carlos Alcaraz se ha ganado por méritos propios para ser favorito a ganar cualquier torneo en el que se inscriba. El murciano ya ha presentado sus credenciales y parece tener entre ceja y ceja un torneo: Roland Garros. El Grand Slam está a la vuelta de la esquina, empieza el próximo 16 de mayo, y los jugadores apuran sus últimos partidos para lograr su mejor versión sobre la arcilla parisina. Para ello, Alcaraz ha decidido no participar en el torneo previo, el Masters 1000 de Roma. Un efecto colateral de la intensidad vivida en los últimos meses, donde es el jugador con más torneos disputados con siete y también el que más ha ganado este año. Un descanso necesario para afrontar con las máximas garantías su desembarco en París. Además, él mismo reconoció tras ganar el Mutua Madrid Open que tiene un pequeño problema en el tobillo. "Me he levantado con el tobillo hinchado por la caída que sufrí ante Nadal y con una ampolla. Me costaba un poco andar, pero al final, junto con mi equipo, hemos conseguido estar al cien por cien durante el partido", relató tras su victoria en el Masters 1000. Una sabia decisión del joven jugador español ante el riesgo de una posible lesión mayor en su articulación. El ansia por jugar y luchar por ganar un clásico como Roma no han podido al tenista y su equipo. "Con las ganas que tengo de pelear por un Grand Slam, mejor descansar, recuperarme del pie y estar en París al cien por cien", finalizaba con su mente pensando en el próximo Grand Slam, en Roland Garros.

Carlos Alcaraz se ha ganado por méritos propios para ser favorito a ganar cualquier torneo en el que se inscriba. El murciano ya ha presentado sus credenciales y parece tener entre ceja y ceja un torneo: Roland Garros.

El Grand Slam está a la vuelta de la esquina, empieza el próximo 16 de mayo, y los jugadores apuran sus últimos partidos para lograr su mejor versión sobre la arcilla parisina. Para ello, Alcaraz ha decidido no participar en el torneo previo, el Masters 1000 de Roma.

Un efecto colateral de la intensidad vivida en los últimos meses, donde es el jugador con más torneos disputados con siete y también el que más ha ganado este año. Un descanso necesario para afrontar con las máximas garantías su desembarco en París.

Además, él mismo reconoció tras ganar el Mutua Madrid Open que tiene un pequeño problema en el tobillo. «Me he levantado con el tobillo hinchado por la caída que sufrí ante Nadal y con una ampolla. Me costaba un poco andar, pero al final, junto con mi equipo, hemos conseguido estar al cien por cien durante el partido», relató tras su victoria en el Masters 1000.

Una sabia decisión del joven jugador español ante el riesgo de una posible lesión mayor en su articulación. El ansia por jugar y luchar por ganar un clásico como Roma no han podido al tenista y su equipo.

«Con las ganas que tengo de pelear por un Grand Slam, mejor descansar, recuperarme del pie y estar en París al cien por cien«, finalizaba con su mente pensando en el próximo Grand Slam, en Roland Garros.

Deja una respuesta