Alex Txikon regresa al campamento base tras equipar C3 en su expedición al Annapurna

Las condiciones climatológicas obligaron al alpinista español y su equipo a posponer el ataque a la cima.

Alex Txikon regresa al campamento base tras equipar C3 en su expedición al Annapurna

Las condiciones climatológicas obligaron al alpinista español y su equipo a posponer el ataque a la cima.

Alex Txikon, Chhepal, Passan Nurbu, Mig temba, Pemba Lakpa, Ang Gyalu y Magkpa ya se encuentran en CB (campo base) a 4.200 metros descansando, tras el trabajo de porteo de C2 (5.600 metros aproximadamente) a C3 (6.400 metros) que realizaron este pasado lunes en la segunda rotación en altura de su expedición invernal al Annapurna.

De esta manera, el equipo de escaladores completó ayer la segunda rotación en altura del #AnnapurnaColdPeaks que empezaron hace tres días, debido a que, por seguridad, ante el viento tan fuerte que soplaba en esa zona del Himalaya, tuvieron que replegarse a CB. Mientras, Mattia Conte y Tashi están descansando en C1 (5.150 metros).

Casi una semana después de haber completado la primera rotación, el 30 de diciembre, los montañeros iniciaron la segunda rotación en altura de su expedición invernal al Annapurna con un ataque «quizás demasiado ambicioso», según Alex Txikon. Para ello, salieron en varios grupos dirección C1. Sobre las 9.45 partió el primero, formado por Mattia y Andrés, y sobre las 11.00 horas, Alex salió solo, aunque seguido de cerca por otro grupo. Esa misma noche algunos durmieron en C1 y otros en CB para subir directamente a C2.

El 31 de diciembre, algunos como Txikon, Pemba o Mig Temba, subieron cargados con unos 20-22 kilos (entre tiendas, comida, materiales, etc.) de C1 a C2, donde hicieron noche. También portaron las cosas de Lakpa, Ang Gyalu y Magkpa, que hicieron el porteo directamente a C3, para después volver a hacer noche a C2.

Este pasado lunes sirvió para que el equipo de escaladores depositara el resto de material necesario en C3, realizando un porteo de C2 a C3 con más de 20 kilogramos a la espalda. En cifras, hicieron alrededor de 1.500 metros en positivo y 2.500 metros en negativo para volver a descansar a CB, al que llegaron bastante fatigados.

«Llegamos a una hora muy razonable a C3, pero las condiciones climatológicas eran mucho más adversas de lo que imaginamos y lo que habían comentado. Así que, ese ataque que teníamos pensado que quedase en C4, o, incluso, en un posible ataque a cumbre, decidimos abortarlo para seguir viviendo un día más», ha explicado Txikon.

Asimismo, el vizcaíno ha reconocido que, «evidentemente, es un palo psicológico porque la gente se ve muy arriba, pero nuestro éxito, sinceramente, ha sido saber manejar la presión y saber cuándo dar la vuelta, sobre todo, cuando las cosas no pintan favorables para nosotros o para un posible ataque a cumbre. Habríamos tenido un serio problema ahí arriba, ya que ha habido unas rachas muy fuertes de viento en cotas altas».

Txikon ha añadido que el trabajo que realizaron ayer fue «muy duro, pero hemos hecho una rotación en altura óptima, llegando y depositando todo el material necesario en C3 como tiendas, cuerdas…». La jornada de este martes, ha explicado, está siendo tranquila en CB, recuperando fuerzas y energías para preparar la tercera rotación en altura de la expedición. Asimismo, el equipo está siguiendo atentamente las previsiones meteorológicas, para cuando la montaña y las condiciones temporales lo permitan, buscar otro ataque.