Así se gana un partido en el quinto set: el tie break en el que Nadal volvió a obrar el milagro

Rafa Nadal volvió a firmar este miércoles en Wimbledon un partido para la historia. El balear jugó ante Taylor Fritz con problemas abdominales e incluso tuvo que pedir asistencia médica, pero terminó ganando en el quinto set con un tie break épico.
Una muerte súbita un tanto especial y es que desde este año se juega a 10 puntos, lo que añade dificultad a un duelo ya de por sí tenso y más si es el que decide quién avanza en el torneo y quién se marcha a casa.
Pese a las muestras de dolor y los gestos que protagonizó Nadal durante todo el encuentro, su mente privilegiada le ayudó a llegar hasta el final, incluso hasta cuando su padre le pidió que se retirara.

Nadal volvió a lograr lo imposible ante un Fritz que sabe lo que es ganar al balear: ya lo hizo en la final de Indian Wells cuando el 22 veces campeón de Grand Slam recayó de su lesión crónica en el pie. Pero esta vez las lesiones no pudieron con un tenista que a veces parece de otro planeta.

Así se gana un partido en el quinto set: el tie break en el que Nadal volvió a obrar el milagro

Rafa Nadal volvió a firmar este miércoles en Wimbledon un partido para la historia. El balear jugó ante Taylor Fritz con problemas abdominales e incluso tuvo que pedir asistencia médica, pero terminó ganando en el quinto set con un tie break épico. Una muerte súbita un tanto especial y es que desde este año se juega a 10 puntos, lo que añade dificultad a un duelo ya de por sí tenso y más si es el que decide quién avanza en el torneo y quién se marcha a casa. Pese a las muestras de dolor y los gestos que protagonizó Nadal durante todo el encuentro, su mente privilegiada le ayudó a llegar hasta el final, incluso hasta cuando su padre le pidió que se retirara. Nadal volvió a lograr lo imposible ante un Fritz que sabe lo que es ganar al balear: ya lo hizo en la final de Indian Wells cuando el 22 veces campeón de Grand Slam recayó de su lesión crónica en el pie. Pero esta vez las lesiones no pudieron con un tenista que a veces parece de otro planeta.

Rafa Nadal volvió a firmar este miércoles en Wimbledon un partido para la historia. El balear jugó ante Taylor Fritz con problemas abdominales e incluso tuvo que pedir asistencia médica, pero terminó ganando en el quinto set con un tie break épico.

Una muerte súbita un tanto especial y es que desde este año se juega a 10 puntos, lo que añade dificultad a un duelo ya de por sí tenso y más si es el que decide quién avanza en el torneo y quién se marcha a casa.

Pese a las muestras de dolor y los gestos que protagonizó Nadal durante todo el encuentro, su mente privilegiada le ayudó a llegar hasta el final, incluso hasta cuando su padre le pidió que se retirara.

Nadal volvió a lograr lo imposible ante un Fritz que sabe lo que es ganar al balear: ya lo hizo en la final de Indian Wells cuando el 22 veces campeón de Grand Slam recayó de su lesión crónica en el pie. Pero esta vez las lesiones no pudieron con un tenista que a veces parece de otro planeta.