Así te engañan con el origen de la miel que compras

Así te engañan con el origen de la miel que compras

Tik Tok Comer miel congelada, la nueva y peligrosa moda que arrasa Sostenibilidad Los enemigos de la producción de miel en la montaña leonesa

El 30% de la miel que se importa cada año en España procede de China, pero el consumidor no lo puede saber porque este dato ha desaparecido de las etiquetas a través de una «maraña legal». Así lo dicen la OCU y COAG, respectivamente organizaciones que representan los intereses de los consumidores, y agricultores y ganaderos, respectivamente, en una investigación conjunta que hoy se ha hecho pública.

La voz de alarma surgió cuando en 2016 disminuyeron drásticamente las importaciones asiáticas y, al tiempo, aumentaron las portuguesas. Ambos países, China y Portugal, son actualmente los principales importadores de miel en España, pero sorprendentemente, esto no lo podemos ver cuando vamos al supermercado. ¿Por qué?

Dicen la OCU y COAG que la normativa comunitaria comunitaria y española permite ciertos subterfugios:

Adquisición de origen: las mercancías en cuya producción interviene más de un país o territorio tienen su origen en el país en el que se haya producido su «última transformación sustancial y económicamente justificada»Entre estas transformaciones sustanciales están, por ejemplo, la mezcla y el calentamiento, actuaciones que se realizan con la miel.El origen de una mezcla será el país de origen de las materias que representen más del 50% en peso de la mezcla.Deben mencionarse en la etiqueta el país o los países de origen en los que la miel y, en su caso, sus mezclas, hayan sido recolectadas.

Así, dicen, la miel cosechada en China e importada por un operador portugués, que se mezcle (o caliente) con miel cosechada en España, puede adquirir el origen España si más del 50% en peso de la mezcla final es miel cosechada en España.

«Los consumidores merecen poder confiar que lo que se dice en las etiquetas es la realidad sobre el origen de los productos, más allá de trucos o artificios legales para cambiarles la nacionalidad, explica Ileana Izverniceanu, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de OCU.

Los datos apuntan a que la miel china, que sigue entrando a día de hoy en España, se triangula a través de otros países de la UE (Portugal y Rumania), en los que se transforma y mezcla para adquirir un nuevo origen: «Origen España».

Para evitar el engaño masivo a los consumidores, COAG y la OCU piden a la Unión Europea y al Gobierno español que se modifique la normativa en torno al etiquetado y origen de la miel.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más