Barça – Osasuna, en directo: una plaza para la final de la Supercopa de España, en juego

Los de Xavi no hicieron un partido brillante, pero Osasuna no supo aprovechar sus oportunidades.

Barça – Osasuna, en directo: una plaza para la final de la Supercopa de España, en juego

Los de Xavi no hicieron un partido brillante, pero Osasuna no supo aprovechar sus oportunidades.

Habrá un Clásico en la final de la Supercopa de España. El Barça no falló (2-0) ante un Osasuna que dio la cara y que miró a los ojos a su rival, pero al que le faltó mordiente. Lewandowski acabó con su mala racha para abrir el camino y Lamine Yamal sentenció para un equipo azulgrana que no fue brillante aunque pese a ello cumplió con lo que se le pedía: citarse el domingo con el Real Madrid.

Será la revancha del año pasado, en la que fueron los de Xavi los que se llevaron el título con contundencia y mostrando una gran superioridad (3-1). Ahora, parecen llegar mejor los blancos y los culés con más dudas, pero en un Clásico nada de eso vale.

Con Ferrán de nuevo ganándole el pulso por la titularidad a Joao Félix, fue el valenciano el que tuvo la primera ocasión tras un despiste colectivo de la zaga rojilla, pero su disparo seco y raso se perdió por poco.

Pese a ello, el control del partido no era del Barça y no tardó Osasuna en responder con un disparo de un activo Budimir que también se fue cerca de uno de los palos defendido por Iñaki Peña.

El partido era de ida y vuelta, de dominio alterno, todo lo contrario a lo que hubiera deseado Xavi. A cada ataque azulgrana respondía con uno el equipo navarro, una demostración del mal momento de juego azulgrana.

La ocasión más clara, eso sí, fue del Barça. Sergi Roberto robó en zona de peligro y dejó solo a Lewandowski, pero el delantero polaco, con todo a favor, no supo batir a un acertado Sergio Herrera.

El paso de los minutos no cambió el panorama, con un Osasuna valiente que se asomaba al área culé con frecuencia y que pudo incluso marcar. Areso ganó la banda derecha, Budimir se llevó el balón con algo de fortuna en el área y se plantó ante Iñaki Peña, que paró el disparo del croata con el cuerpo.

Entre la entrada de Lamine Yamal poco antes del descanso –por lesión de Raphinha– y el paso por vestuarios, el Barça reaccionó y al menos consiguió coger el mando del partido. Y fruto de ese dominio no tardó en llegar el gol, aunque no sin polémica. Christensen robó el balón a Arnáiz, que pidió falta, y Lewandowski recibió al borde del área. Esta vez, el polaco no falló: reverso perfecto y disparo ajustado. El VAR validó la jugada, la ventaja era azulgrana.

Ya con Pedri –de vuelta tras su lesión– y Joao Félix en el campo, pudo haber sentenciado Lewandowski poco después, pero su remate forzado se fue desviado, y eso le dio vida a Osasuna, que tuvo sus opciones. Una buena jugada individual de Budimir rematada por el propio delantero lo detuvo Iñaki Peña, mientras que una volea de Raúl García se fue ligeramente alta.

En los minutos finales, llegó la sentencia. Una genialidad de Joao Félix dejó solo a Lamine Yamal en el área, y el jovencísimo delantero no perdonó con la zurda. No hubo, por lo tanto, victoria por la mínima, tal y como firmaba Xavi en la previa: el Barça por fin ganó por más de un gol, perfecto para coger moral de cara a un Clásico en el que hay en juego más que un título.

https://widgets.besoccerapps.com/scripts/widgets?type=match_detail&match=14564&season=2024&flag=escudo&style=20minutos