BBVA apuesta por Turquía y despeja crecer en España: lanza una OPA sobre el 100% de su filial Garanti

BBVA apuesta por Turquía y despeja crecer en España: lanza una OPA sobre el 100% de su filial Garanti

Mercados BBVA se desploma casi un 8% en bolsa ante la caída de la lira y el riesgo de su exposición en Turquía Turquía El Banco Central contagia de volatilidad a su economía: tres gobernadores en dos años

BBVA ha decidido dar un nuevo impulso a su apuesta por Turquía lanzando una OPA para controlar en su totalidad su filial Garanti, el mayor banco del país, por un importe máximo de 2.249 millones de euros. De esta forma, el banco decide finalmente el mercado en el que invertir los fondos obtenidos tras su salida de EEUU completada hace unos meses.

La oferta persigue hacerse con el 50,15% de las acciones que en estos momentos se encuentran en manos de minoritarios a un precio de 12,20 liras turcas por acción. Esta cifra supone una prima del 34% sobre el precio medio ponderado del banco turco en los últimos seis meses.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, y su consejero delegado de origen turco, Onur Genç, han aludido ante analistas al fuerte potencial que ofrece la economía turca, con un crecimiento estimado estable del 3,5% en los próximos años asentado sobre una población joven y poco bancarizada. La deuda del total de las familias sobre el PIB del país es del 17%, frente al 69% en la Unión Europea.

El mercado, sin embargo, no ha recogido con entusiasmo la noticia y las acciones del grupo español han arrancado la jornada con un desplome superior al 4%. Crecer en Turquía, un mercado emergente con amplio potencial pero sometido a una enorme volatilidad económica y alta inflación -en octubre el índice de precios se disparó un 19%-, supone un riesgo y parece que los inversores preferían un movimiento más conservador u otras alternativas como el pago de un mayor dividendo.

La inflación desbocada se ha traducido en una depreciación constante de la lira turca, sin duda la mayor preocupación trasladada por los inversores a los gestores de la entidad este lunes. En 2008, una lira se cambiaba por 0,60 euros, mientras que actualmente la divisa turca equivale a 8 céntimos de la comunitaria. Torres ha reconocido el «riesgo» que supone este hecho y ha manifestado que el banco es «sensible», pero sin embargo se ha mostrado confiado en que la calidad de los activos adquiridos está por encima del contexto macroeconómico y se ha referido al fuerte potencial de Garanti para crecer internamente en Turquía.

BBVA intenta tranquilizar a los accionistas asegurando que la operación podrá llegar a incrementar el beneficio por acción del grupo en 2022 en un 13,7%, mientras el ratio de capital sufriría un deterioro de 46 puntos básicos.

El inicio de esta OPA voluntaria está sujeto a las autorizaciones regulatorias pertinentes. BBVA estima que la operación se cerrará en el primer trimestre de 2022.

Si BBVA logra su objetivo del 100% de aceptación, Turquía prácticamente se igualará a España como segundo gran mercado del banco por detrás de México, que actualmente supone un 43% del beneficio de la entidad. España pasará de suponer el 29% al 25% de las ganancias, mientras que Turquía saltaría del 14% al 24%.

De hecho, el anuncio de hoy despeja la incertidumbre sobre una potencial compra de BBVA en España para reforzar su posición en este mercado después de haber sido relegado al tercer lugar del ránking por cuota de depósitos y créditos tras la fusión de CaixaBank y Bankia. La entidad mantuvo conversaciones con Sabadell para su adquisición, pero finalmente no hubo acuerdo. En todo caso, Torres y Genç están confiados en su capacidad para crecer en su mercado doméstico de forma orgánica y sin necesidad de protagonizar una adquisición o fusión.

La operación culmina la compra de Garanti, iniciada hace 11 años con Francisco González en la presidencia del banco español. El contexto ha cambiado enormemente para el sector financiero en general y el banco turco en particular, ya que en aquel momento el banco español pagó 4.125 millones de euros por hacerse con un 25% de la entidad turca, casi el doble de lo que está hoy dispuesto a pagar por hacerse con la mitad del grupo.

Tras su entrada en 2010, el banco ha ido comprando otros paquetes hasta alcanzar su participación actual del 49,85%. El último fue en 2017, con González aún como presidente, cuando adquirió un 10% de Garanti por 859 millones de euros.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta