Ben Sulayem se viene arriba y descarta una Fórmula 1 sin la FIA: "¿Queréis que la F1 sea como el wrestling y se sepa quién ganará?

El presidente de la FIA reflexionó en Motorsport Magazine sobre el futuro del ‘Gran Circo’ con Liberty Media.

Ben Sulayem se viene arriba y descarta una Fórmula 1 sin la FIA: "¿Queréis que la F1 sea como el wrestling y se sepa quién ganará?

El presidente de la FIA reflexionó en Motorsport Magazine sobre el futuro del 'Gran Circo' con Liberty Media.

Mohammed Ben Sulayem, presidente de la FIA, es una de las figuras más importantes y polémicas del automovilismo mundial desde que asumiese el cargo a finales de 2021. Ha tenido roces y desencuentros con pilotos, equipos y directivos de la Fórmula 1, incluyendo últimamente a Jean Todt, predecesor en el cargo, por culpa de las cuentas federativas, y con Toto Wolff por la investigación a su mujer Susie.

Las críticas a su labor son habituales, especialmente en lo referente a trabajo de los comisarios del ‘Gran Circo’ y a la inclusión de nuevas reglas y formatos que no convencen. Por eso, en un contexto en el que la sentencia del TJUE sobre la Superliga de fútbol que reconoce abuso de poder en el monopolio de FIFA y UEFA, el máximo mandatario de la FIA ha querido salir al paso de rumores y especulaciones sobre una F1 organizada de forma alternativa por las escuderías.

«Sólo digo una cosa, y lo digo con modestia y claridad: no llegará el día en el que al levantarnos no exista la FIA. Respecto a otros, es diferente. Liberty tiene todo el derecho a vender y así podría darse otra realidad y que ya mañana la F1 no estuviera con ellos. Por lo tanto, tendríamos que relacionarnos con otros» explicó en Motorsport Magazine Ben Sulayem, plenamente convencido de que no existe Fórmula 1 sin la FIA.

«Respeto a Liberty. Están aquí para lograr beneficios. Son personas inteligentes y los apoyo», proclamó el dirigente emiratí, que quiso eso sí separar roles en la organización del mundial: «Sabemos cuáles son nuestras responsabilidades y de lo que nos ocupamos. La claridad es muy importante y yo no estoy en contra del negocio de nadie, eso está claro. Aquí hay personas que están para hacer dinero. Cada producto que tenemos, cada patrocinador, cada colaborador… se invierte si hay un retorno de cualquier tipo. Nadie hace nada a cambio de nada».

En cambio, el alto ejecutivo destacó que «la FIA es distinta», y por ello nunca quedará al margen de la F1 por muchas diferencias de criterio que pueda tener con la empresa que explota actualmente el mundial: «No somos una entidad que persiga beneficios, pero también tenemos que salvaguardar nuestras finanzas y tenemos que dar mayor valor a las personas que trabajan para nosotros».

Para Ben Sulayem, por tanto, es rotundamente imposible concebir una Fórmula 1 sin la FIA o una separación radical entre el aspecto comercial del campeonato y el aspecto puramente deportivo: «¿Que hay gente que habla de una escisión? El que lo dice no sabe ni de lo que está hablando. ¿De verdad piensan que los grandes constructores correrían en un campeonato sin tener un órgano regulador?».

«¿De verdad creen que invertirían? ¿Queréis que se convierta en otro wrestling y se sepa quién ganará? ¿Donde alguien invierte y de repente cambian la reglas?», se preguntó Ben Sulayem, comparando la posibilidad de una F1 sin un ente regulador a la organización del espectáculo de la lucha libre, sin ser consciente de que los resultados en wrestling, pese a estar pactados, son tanto o más imprevisibles que en una carrera.

De hecho, si nos ceñimos al último año de la F1 y de WWE, la mayor empresa de lucha libre del mundo, muchos podrían rebatir el argumento de la emoción fácilmente, y más todavía el de la previsibilidad después de las 19 victorias de Max Verstappen. Ejemplo mal escogido por el presidente de la FIA para ilustrar su opinión, por tanto, organizando una competición que en 2024, si no hay cambios radicales, corre el mismo riesgo de caer en la monotonía que el año pasado.

Aun así, el ex piloto de Emiratos Árabes quiso responder a sus preguntas retóricas para no dejar dudas sobre su posición: «No, se trata de tener una reglas claras primero y, luego, puedes invertir. El wrestling es un espectáculo. Esto, no. Aquí tenemos un show, pero con un órgano de gobierno, un show con reglas con las que hacemos un control justo y adecuado. El resto depende de ti, de tu equipo y de tu piloto».