CGTN: Más allá de las montañas: la vida en Xinjiang

PEKÍN, 18 de abril de 2021 /PRNewswire/ — Las montañas de Tianshan, que se extienden por miles de kilómetros a…

PEKÍN, 18 de abril de 2021 /PRNewswire/ — Las montañas de Tianshan, que se extienden por miles de kilómetros a través de la frontera noroeste de China, dividen la región autónoma Uigur de Xinjiang en la mitad, el norte relativamente próspero y el sur menos desarrollado. Durante algún tiempo, las personas del sur con una mayor población de minorías étnicas no comprendían el rápido desarrollo del norte, mientras que las del norte carecían de una visión precisa acerca del sur; y mucho menos de las personas de fuera de la región.

 

Tras décadas de desarrollo e interacción, personas de ambos lados de las montañas se conocieron entre sí. Las montañas son fronteras físicas que se puede cruzar, pero «de las montañas viene una dosis de prejuicio hacia nuestra mente que nos impide ver la verdad», según Han Bin, director del documental «Más allá de las montañas: La vida en Xinjiang» («Beyond the Mountains: Life in Xinjiang»).

Los ataques terroristas que han asolado la región durante casi tres décadas han dejado a las personas dentro y fuera de la región en estado de conmoción y pánico. Varias personas de otras provincias y regiones de China guardaban involuntariamente un prejuicioso recelo para con los uigures, señaló Chen Ruijun, funcionario de la empresa constructora que trabajó en apoyo del desarrollo de Xinjiang en 2008 y 2009, cuando los disturbios extremistas estaban desenfrenados en la región. El miedo y los prejuicios que derivan de este se han ido superando gradualmente gracias a una mayor comprensión y un desarrollo más rápido. 

En los últimos años, una buena parte de la cobertura de los medios occidentales ha presentado una imagen negativa respecto de China debido a la falta de información y de confianza. Xinjiang, hogar de más de 12 millones de uigures, ha sufrido la mayor parte del estigma y la tergiversación. Los informes extranjeros sobre Xinjiang se han centrado principalmente en las denuncias de las llamadas «violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno chino».

Por este motivo, el verdadero Xinjiang está ahogado en interminables titulares escandalosos y sensacionalistas sobre «campos de detención» y «trabajo forzado» en los sectores textil, de producción de tomate e incluso de energía solar, por nombrar solo algunos. Esa retórica, imbuida de prejuicios y presunciones, se ha convertido en una montaña insuperable en la mente de muchas personas.

«Más allá de las montañas: la vida en Xinjiang», el documental de 80 minutos, se desarrolla a través de una colección de historias individuales que, en conjunto, relatan el proceso de cambio en la región. También busca romper estereotipos y aclarar conceptos erróneos para las personas dentro y fuera de la región.

La película presenta el magnífico paisaje de esta vasta tierra, así como la vida moderna de su gente, que abarca diferentes grupos étnicos. Consta de cuatro partes: «Tiempo de cambios», «Búsqueda de riqueza y prosperidad en Xinjiang», «La nueva generación» y «Coexistencia armoniosa», que presentan múltiples facetas de Xinjiang y su gente actual.

Sabyt Abukhadir vive en el condado de Zhaosu, en el norte de Xinjiang, donde diversas generaciones dependen de las exuberantes y ondeantes praderas de las tierras altas para ganarse la vida. Su nieto Erjanat Nurkidir se especializa en danza en la Universidad Normal de Ili. Ambos tuvieron una pelea, ya que Sabyt creía que bailar era solo para chicas. El problema no terminó hasta que Sabyt vio bailar Erjanat en el escenario. «Mi niño era tan bueno que me hizo llorar», dijo.

En Xinjiang meridional, ese cambio de mentalidad es mucho más difícil de lograr. Muchas mujeres de las cuatro prefecturas del sur de Xinjiang nunca han salido de sus hogares. Según la idiosincrasia tradicional de la zona, «las mujeres que salen de casa a trabajar no encuentran marido».

Pero Zileyhan Eysa, una granjera del condado de Kuqa en Aksu, decidió irse al norte para trabajar en una fábrica textil con la esperanza de ganar dinero suficiente para que su madre, enferma de gravedad, pudiera recibir el tratamiento adecuado. «Si no hubiera venido aquí, mamá ya estaría muerta», comentó.

Además de las historias que describen los cambios de Xinjiang, donde los jóvenes tienen una inmensa pasión por generar un cambio en la manera de pensar, el documental también relata historias de personas que trabajan para proteger la tierra que aman. Yang Zongzong tiene un pasatiempo muy «peculiar»: encontrar y catalogar todas las especies de plantas. «Para mí, significa la apreciación de la belleza en lo más ordinario», dijo. Hasta el momento, ha reunido entre 10.000 y 20.000 especímenes, estudiando su morfología, genética e impacto ambiental. El crecimiento de las plantas se ve afectado principalmente por el medio ambiente, por lo que cualquier alteración en el clima que se registre en su crecimiento es indicativo de que ha habido cambios a nivel climático y en las condiciones naturales.

Estas historias de dedicación y de romper con la tradición no son tanto una ruptura con el pasado, sino la apertura hacia un futuro más progresista.

Enlace: https://news.cgtn.com/news/2021-04-16/Beyond-the-Mountains-Life-in-Xinjiang–Zui80BwyOc/index.html

CGTN: Más allá de las montañas: la vida en Xinjiang (PRNewsfoto/CGTN)

Video: https://www.youtube.com/watch?v=oWyT3CLu3do

Fotografía: https://www.argentinanoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/04/cgtn-mas-alla-de-las-montanas-la-vida-en-xinjiang-1.jpg

FUENTE CGTN