Christian Horner, a por el fichaje de Fernando Alonso para aferrarse a su puesto en Red Bull

La temporada de Fórmula 1 2024 apenas ha hecho más que arrancar, pero más allá de lo que ocurra en un Mundial hecho sobre el papel para Verstappen, toda…

Christian Horner, a por el fichaje de Fernando Alonso para aferrarse a su puesto en Red Bull

La temporada de Fórmula 1 2024 apenas ha hecho más que arrancar, pero más allá de lo que ocurra en un Mundial hecho sobre el papel para Verstappen, toda...

La temporada de Fórmula 1 2024 apenas ha hecho más que arrancar, pero más allá de lo que ocurra en un Mundial hecho sobre el papel para Max Verstappen, toda la atención se centra ya el mercado de fichajes de 2025. En él, como no, no para de sonar el nombre de Fernando Alonso, quien se habría convertido en la apuesta definitiva de Christian Horner en una doble intención del británico por dar un golpe de efecto y a la vez aferrarse a su tambaleante puesto de director de Red Bull.

El interés de Horner en Alonso parece crecer semana tras semana, al menos así lo transmiten las fuentes más fiables de El Gran Circo, pues más allá del golpe de efecto que supondría la llegada del asturiano a la esudería de las bebidas energéticas este sería clave para aferrarse a su asiento como director.

En Red Bull podrían darse cambios drásticos en cualquiera de los dos asientos. Sergio Checo Pérez no ha cumplido ni mucho menos las expectativas y se ha convertido en una ficha completamente prescindible, mientras que Verstappen, bandera del equipo, no vería con buenos ojos la continuidad del director tras los escándalos sexuales con una empleada por los que ha sido investigado.

En cualquiera de los dos supuestos encaja una llegada de Alonso, ansioso por subir a un monoplaza ganador tanto para competir con el neerlandés como para convertirse en el gran líder al lado de Checo.

Sería la contrapartida por hacer de elemento de presión para Horner, siempre deslumbrado por el pilotaje del asturiano y ahora necesitado de un golpe de efecto para capear el temporal mediático que vive por el presunto caso de acoso a una trabajadora de la compañía. Él, ganador de dos Mundiales, sería la pieza de Horner —ratificado en su puesto por el máximo accionista, Chalerm Yoovidhya— en las negociaciones sobre la continuidad de Max, ahora pretendido por Mercedes para tapar el hueco de Hamilton.

La opción sigue en el aire y Alonso, a sus 42 años, no parece dispuesto a desperdiciar oportunidades de volver a pelear por el título… Sigue el culebrón.