FC Barcelona y Real Madrid disputan este miércoles (20.00 horas) un Clásico distinto, el primero oficial en tierras foráneas y siendo una de las semifinales de la actual Supercopa de España, con mucho en juego y con la sensación de que el conjunto madridista llega mejor a un duelo que su rival ve como un examen clave que puede aprobar.

No hay ningún título en juego, pero sí el billete a una gran final para poder conquistar el primer torneo de la temporada. Y quizá, aún así, sea un Clásico más importante que el de LaLiga Santander que el Real Madrid se llevó esta temporada tras asaltar el Camp Nou (1-2). Un partido que puede ser de confirmación para ambos: para los de Carlo Ancelotti de cara a su favoritismo en esta campaña y para los de Xavi Hernández para dar ese salto en el crecimiento que parece estar experimentando desde la llegada del de Terrassa.