Directo | Susto para Alonso, que no descarta el podio: Bottas pincha delante de él

Directo | Susto para Alonso, que no descarta el podio: Bottas pincha delante de él

El GP de Catar se ha convertido de manera totalmente inesperada como la oportunidad del año de Fernando Alonso para volver a las posiciones de honor.

Hora y media antes del arranque de la carrera, la FIA anunció las sanciones a Valtteri Bottas y a Max Verstappen de tres y cinco posiciones respectivamente por no respetar las banderas amarillas (ambos mejoraron sus tiempos) que provocó el pinchazo de Pierre Gasly (que pasa de 4º a 2º, irónicamente) al final de la clasificación del sábado. Al neerlandés le caen dos puestos más porque en su caso eran dobles banderas amarillas. Carlos Sainz, que fue investigado también, se libró de castigo y también gana dos posiciones: sale 5º.

Con la parrilla confirmada oficialmente una vez reordenadas las posiciones después de las sanciones, Lewis Hamilton se vio con una oportunidad de oro para darle la vuelta al Mundial, ya que salió 1º y Verstappen 7º, con Gasly 2º y Alonso en una 3ª posición de parrilla que no pisaba desde el GP de Brasil 2013.

Salida: el plan sale mediobien y Alonso se pone 2º

La advertencia de Alonso para la salida era clara: «Voy a atacar en la curva 1 para intentar ponerme 1º». No lo logró… por muy poco.

En los primeros metros quedó claro que Fernando Alonso iba a salir al ataque y no dudó. Después de aguantar inicialmente el tercer puesto y resistir el envite de Max Verstappen (que ganó tres posiciones en la salida), el asturiano pasó al ataque para adelantar a Pierre Gasly por fuera sobre los mismos límites de la pista. Alonso era consciente de la dificultad de adelantar en pista, por lo que situarse bien en los primeros compases de carrera era vital.

Con Hamilton escapándose de Alonso y Gasly defendiendo lo justo a Verstappen (AlphaTauri es prácticamente un filial de Red Bull), hasta que se dejó adelantar, por detrás mala salida de Carlos Sainz, que se dejó varias posiciones y cayó al 7º. Peor fue lo de Valtteri Bottas: del 6º al 11º.

Alonso empezó a pensar en el podio más que en el segundo puesto en seguida. Consciente de la importancia de acabar por delante de Gasly, apenas le puso en dificultades a Verstappen cuando le asomó el coche. El de Red Bull empezó a volar en su persecución a Hamilton, mientras el español de Alpine empezó a mirar más por los retrovisores para ver dónde estaba el AlphaTauri.

El plan de Alonso: defender el podio también en boxes

Una vez asentado en el tercer puesto, al asturiano no le quedó otra que mirar lo que pasaba por detrás. Gasly empezó a ceder tiempo una vez que la degradación de sus blandos se hizo patente, lo que propició que perdiera la 4ª plaza con Lando Norris. El gran beneficiado, un Alonso que tenía como mayor rival a Sergio Pérez y su remontada en este primer tercio de carrera.

La estrategia de Alpine fue clara: intentar una parada en una carrera que estaba planificada en dos. Si lo lograba, podría defenderse del arreón de ‘Checo’, que entró a boxes varias vueltas antes que el asturiano en busca de un ‘undercut’. Por eso, Alonso impuso un ritmo letal a base de mejores vueltas rápidas personales. Como dato: en ese momento sólo eran más rápidos que él Hamilton y Verstappen.

Cuando Alonso entró en la vuelta 24 montó duros y el plan salió bien: no sólo aguantó la posición con Pérez, sino que metió en medio a Daniel Ricciardo para la primera vuelta con los neumáticos fríos.

Como era previsible, Pérez cazó a Alonso unas vueltas después y, en la 29, la lógica se impuso. El mexicano se fue a cazar el tercer puesto, que tuvo que luchar con un Bottas que fue el último en hacer su parada en boxes: aguantó más de 32 vueltas con el compuesto medio de salida… y les salió mal. El finlandés pinchó el neumático delantero izquierdo.

La consecuencia fue no sólo que Bottas cayó de las opciones de podio, ya que tuvo que volver a boxes como pudo, sino que benefició a Pérez (con quien se jugaba el podio) y a un Alonso con el que peleaba por el cuarto puesto. El asturiano se comió las chispas del Mercedes.

El objetivo de Alonso fue, fundamentalmente, resistir entre los cinco primeros y, sobre todo, acabar delante de Gasly. Este incidente de Bottas le vino de perlas, obviamente, y empezó a recoger los frutos de la tardía parada inicial.

Una vez que Pérez hizo su segunda parada, Alonso volvió a ponerse 3º. Necesitaba que el mexicano no volase como antes, y por eso no dudó en hacer una petición muy clara por radio: «Pedidle a Esteban que defienda como un león». En Hungría, Alonso jugó para que ganara aquella carrera.

Las opciones de podio de Alonso pasaban por encontrar ayuda. Ocon duró lo justo, así que a falta de menos de 10 vueltas Pérez se vio con la necesidad de adelantar a Norris, cazar a Alonso y pasarle para evitar el podio del asturiano.

El primer aliado de Alonso se descartó solo cuando entró a hacer su segunda parada.

Deja una respuesta