El Gobierno fijará precios máximos de los test Covid este jueves y confirma el veto a la venta en supermercados «por seguridad»

El Gobierno fijará precios máximos de los test Covid este jueves y confirma el veto a la venta en supermercados «por seguridad»

El Gobierno fijará precios máximos de las pruebas de antígenos contra el Covid este jueves y confirma el veto a su venta en los supermercados, hipermercados y grandes almacenes. La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, ha desvelado que una comisión interministerial del Ejecutivo fijará los precios máximos de este producto sin aclarar cuándo entrarán en vigor.

La titular de Política Territorial ha confirmado que, pese al ofrecimiento de El Corte Inglés, Carrefour o Alcampo, entre otros, de vender los test en sus establecimientos, el Gobierno sólo confía en «los distribuidores farmacéuticos y los colegios profesionales». La ministra Portavoz ha justificado el veto a la distribución masiva como se ha permitido en Alemania, Francia o Portugal e ir sólo de la mano en este producto de las farmacias «por seguridad y y garantía a los ciudadanos».

Rodríguez ha recalcado que el Ejecutivo actúa siempre en la pandemia con «prudencia» y que por ese motivo da la exclusiva de venta de este producto de primera necesidad a las farmacias sin precisar qué peligro comporta permitir su venta en grandes superficies como en países vecinos.

Rodríguez asegura que será la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la que detallará los precios máximos, pero, según publicó este lunes este diario, los test Covid valen en España hasta un 271% más que en los principales países de la UE en que se ha liberalizado su venta y extendido a las grandes superficies. En Francia y Alemania no llegan a costar dos euros por unidad, mientras que en España, como media, se venden a entre cinco y ocho euros, según datos de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged).

Esta asociación que agrupa a El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo o Ikea, entre otros, replica al Gobierno que no sería necesario regular los precios si se levantara el veto a su venta en los 55.000 establecimientos del sector distribuidor español. La competencia y su capacidad de influencia en los fabricantes chinos haría abaratar los precios, según las grandes superficies.

El sector de farmacias, por su parte, niega estar abusando de los precios y se declara «víctima» de los intermediarios, por lo que aplaude la regulación que anunció el pasado lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras una crónica de este diario en que resaltaba la creciente diferencia de precios entre España y los principales países de la UE.

La ministra ha justificado no haber emprendido hasta ahora una regulación de precios pese a las compras masivas que han tenido que hacer los ciudadanos en los últimos meses, porque «la prioridad» en navidades era asegurar el abastecimiento, que ha dado por resuelto.

Deja una respuesta