El Gobierno retoca sus previsiones y retrasa el fin de la crisis de la luz hasta mediados de año

El Gobierno retoca sus previsiones y retrasa el fin de la crisis de la luz hasta mediados de año

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, retrasó unos meses el fin de la crisis del precio de la luz -o, al menos, el momento en el que comenzará a suavizarse el precio- y ya espera «una reducción significativa de los precios de la energía» para el primer semestre del año. Cuando el Ejecutivo anunció su paquete de medidas para minimizar el impacto en la factura de los ciudadanos, lo hizo con la previsión de que la situación se encauzase a finales de marzo.

Según Sánchez, esto tendrá una repercusión en el nivel de inflación de España. El presidente recordó también en una entrevista en la Cadena Ser que ésta tiene que ver, al menos en un 30% según el Banco de España, con que «en 2020 vivimos una auténtica de depreciación de los precios».

Así, a este rebote «como consecuencia de una caída del PIB que tuvimos y un confinamiento que tuvimos en 2020» se le une el precio de la energía que ahora el Gobierno considera que podría mantenerse hasta junio. «Lo que nos dicen todos los analistas es que, a lo largo, a mitad de este año, estaremos viendo ya una reducción significativa de los precios de la energía», aseguró.

Ya cuando se anunciaron las medidas en septiembre los expertos consideraban que la tendencia iba a continuar siendo alcista y advertían que la caída podría no llegar hasta noviembre. Sus previsiones -también pronosticaban una media de 125 euros en ese mes- terminaron por ser demasiado optimistas y, si bien el precio bajó respecto a octubre (193,43 euros de media, por los 199,9 del mes anterior), el año cerró con un nuevo récord en diciembre: 239,16 euros.

En este sentido, el presidente adelantó que se podría prorrogar algunas de las medidas, como la reducción del IVA para «amortiguar todo este alza de los precios» y reducir la factura. El Gobierno ya amplió hasta el 30 de abril la rebaja de los impuestos: el IVA pasó del 21% al 10% y el impuesto especial eléctrico está en su mínimo legal, 0,5%, en lugar del 5,11%.

Las declaraciones de Sánchez llegan, precisamente, en la previa del día con la electricidad más cara de 2022, con un precio medio de 223,16 euros por megavatio hora el martes. Tras un pequeño descanso en los primeros días del año -en los festivos hay menos consumo y, por lo tanto, baja la demanda-, la luz volvió a superar la barrera de los 200 euros el día 6 y sólo el domingo bajó hasta los 119,24 para comenzar de nuevo la semana con una subida del 82% y 217m26 euros/MWh el lunes, según publica OMIE.