El Gobierno tendrá que formar a los funcionarios para mejorar la ejecución de los fondos europeos

El Gobierno tendrá que formar a los funcionarios para mejorar la ejecución de los fondos europeos

El Gobierno tendrá que aumentar esfuerzos para formar a los empleados públicos que se ocupan de la ejecución de los fondos europeos Next Generation, con el objetivo de poder mejorar las ratios de ejecución y de garantizar que los fondos se utilizan de manera correcta.

Así se lo ha encomendado la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Senado, que ha aprobado este martes una moción con 24 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones, a iniciativa de la senadora Ruth Goñi Sarriés, del partido Navarra Suma (UPN, Ciudadanos y PP), incluido en el Grupo Parlamentario Mixto.

En concreto, se ha encomendado al Ejecutivo que «incremente la capacitación» de los empleados públicos, porque «todo el proceso de valorar, seleccionar, adjudicar, verificar y evaluar proyectos implica que varias decenas de empleados públicos estén involucrados en esta labor».

«Es necesario además garantizar una mayor estabilidad (interinos), favorecer la especialización de los empleados públicos en un tema tan importante y exigente como la gestión de fondos europeos», ha apuntado.

El Senado ha pedido que se simplifique la burocracia de forma que sea la Administración la que verifique si un solicitante cumple los requisitos; que se ayude a las pymes y micropymes en el proceso de solicitud -ya que cumplir algunos criterios como el desempeño medioambiental puede ser demasiado costoso-, y que se incremente la coordinación entre niveles administrativos.

El Partido Popular ha introducido tres enmiendas para que el Consejo Estatal de Responsabilidad Empresarial (CERSE) juzgue si los proyectos cumplen los objetivos de sostenibilidad; para que se alivie a las pymes de cumplir los requisitos medioambientales, y para que las pymes puedan acceder en igualdad de condiciones que las empresas grandes a las ayudas.

El PSOE, por su parte, ha presentado una enmienda de sustitución que cambia la forma pero no el fondo de la moción del Grupo Mixto, suavizando los términos para que sean menos críticos con el Ejecutivo. Un texto transaccional que integra esta enmienda y las del PP es el que ha salido adelante.

«No podemos dejar que la opacidad y el sectarismo del Gobierno afecten a la mayor oportunidad en la historia de España para transformar este país, reformarlo y colocarlo en posición competitiva para el futuro», exponía el texto inicial de la moción.

La senadora que ha auspiciado la iniciativa ha explicado que de los 27.000 millones que el Gobierno tenía previsto ejecutar de los fondos NGEU en 2021, el Banco de España calcula que como mucho se ejecutarán 11.000 millones en este ejercicio.

«Según Funcas, las convocatorias cerradas o aprobadas ascienden a 850 millones y si se suman las que están en curso o tramitación la suma asciende a 5.700 millones«, lejos también del objetivo de 27.000 millones. «En España gastamos poco y mal«, ha lamentado la portavoz de Navarra Suma.

De hecho, «Hacienda sólo ha reconocido obligaciones por cerca del 35% de esos fondos, es decir, 9.500 millones«, menos también de lo presupuestado, lo que a su vez impactará en el crecimiento económico.

Además de la lenta ejecución, a los senadores les preocupa el destino de esos fondos. «Somos conscientes de que existe el riesgo de que se dé un uso inapropiado de los fondos, se aumente el gasto corriente, pero no se transforme la economía nacional», ha apuntado.

Los votos en contra a la moción han venido del senador del grupo parlamentario Nacionalista (Junts per Catalunya y Coalición Canaria) y de los dos del grupo Esquerra Republicana – Euskal Herria Bildu, que lo que quieren es poder ejecutar los fondos a nivel autonómico; mientras que los dos senadores del grupo parlamentario vasco (EAJ-PNV) se ha abstenido en la votación por la misma razón.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta