El hijo de Julen Guerrero regresa al País Vasco para seguir su carrera como futbolista

Canterano del Real Madrid, se encontraba cedido en la Roma y ahora recalará en el Alavés.

El hijo de Julen Guerrero regresa al País Vasco para seguir su carrera como futbolista

Canterano del Real Madrid, se encontraba cedido en la Roma y ahora recalará en el Alavés.

El fútbol vasco está de enhorabuena, porque muchos años de deseo y anhelo después, el hijo del mítico jugador del Athletic Club Julen Guerrero jugará en Euskadi. No será, sin embargo, en el equipo al que su padre dedicó toda su carrera, ya que el Deportivo Alavés ha estado más rápido que nadie para firmar al joven mediapunta de 19 años.

Julen Jon Guerrero llegará al conjunto babazorro procedente de la Roma de Jose Mourinho, club en el que estaba cedido por el Real Madrid. El joven Guerrero se crio en la cantera del Málaga primero, donde su padre ocupó un cargo deportivo a principios de la pasada década, y después en La Fábrica, donde se le tenía mucha fe y llegó a alcanzar categoría juvenil.

La temporada pasada jugó en el Amorebieta en calidad de cedido, por lo que ya conoce el fútbol en el que nació y se formó su padre; y participó activamente en el ascenso del cuadro vizcaíno a Segunda División con más de 500 minutos disputados y cuatro goles. Ahora, desde Chamartín aterrizará en Mendizorroza, donde permanecerá hasta 2025 y gozará de las oportunidades adecuadas para seguir creciendo.

El atacante bilbaíno, jugador «de enorme proyección, destaca por su calidad para jugar en zonas intermedias, buen disparo de media distancia y llegadas desde segunda línea» según el club, manifestó que llega «con mucha ilusión». «Han mostrado mucho interés, es un club muy bueno para seguir creciendo, para seguir mejorando. Soy un futbolista distinto, con gol, con llegada, con carácter», dijo.

El nuevo jugador albiazul ya está en Vitoria-Gasteiz e integrará el plantel del filial babazorro a las órdenes de su entrenador, José Manuel Aira. Otro paso más en su acercamiento a la órbita del Athletic Club, que siempre ha manifestado interés en contar en el equipo con el hijo de una auténtica leyenda que dedicó su carrera al completo al cuadro bilbaíno pese a no terminar de la mejor manera posible a nivel deportivo.