El Madrid anula al Barça y se pone a un partido del título de Liga

El Real Madrid afrontará el cuarto partido de la final contra el FC Barcelona no solo con una ventaja de 2-1 en la serie, sino con la moral por las nubes. Tras lo ocurrido en el segundo encuentro, los de Chus Mateo (Pablo Laso sigue convaleciente) estaban notablemente más motivados que los de Saras Jasikevicius y desde el primer minuto de encuentro se les vio mucho más enchufados.
Y es que más allá del resultado final (81-66), los fallos de la defensa culé unidos a una energía imparable de los blancos desde el principio dejó claro en qué estado anímico llegan ambos.
Gaby Deck, Adam Hanga y Fabien Causeur, además de un Guerschon Yabusele que está cuajando una serie final brillante, destrozaron a los blaugrana, que se aferraron a la inspiración de un Kyle Kuric que se quedó muy solo. Nikola Mirotic no tuvo su noche.
El Madrid basó su partido en el juego interior. Las jugadas por fuera no le salieron y, de hecho, el porcentaje de triples fue bastante pobre (9/22, un 41%) para los vencedores del encuetnro. Sin embargo, el juego bajo el aro y especialmente las internadas (Causeur destrozó a los Higgins, Davies y compañía, amén de un Deck al que le salió todo), fue clave.

💥 @HangaAdamOnline 𝐈𝐒 𝐎𝐍 𝐅𝐈𝐑𝐄📺 @vamos #PlayoffLigaEndesa#ListosParaRomperla pic.twitter.com/z4V9XgtTHU— Liga Endesa (@ACBCOM) June 17, 2022
Los números son solo parte de lo que explica este partido. Las 19 pérdidas del Barcelona, unido a los 15 rebotes ofensivos del Madrid y un Yabusele que estuvo brillante al final del encuentro y que rozó el doble-doble (9 puntos, 8 rebotes) lo resume mejor.
Las sensaciones son más que claras a favor del Madrid. Con un Palacio venido arriba, buscarán el título el domingo desde las 18:00h frente a un Barcelona que está contra las cuerdas. ¿Podrán darle la vuelta?

El Madrid anula al Barça y se pone a un partido del título de Liga

El Real Madrid afrontará el cuarto partido de la final contra el FC Barcelona no solo con una ventaja de 2-1 en la serie, sino con la moral por las nubes. Tras lo ocurrido en el segundo encuentro, los de Chus Mateo (Pablo Laso sigue convaleciente) estaban notablemente más motivados que los de Saras Jasikevicius y desde el primer minuto de encuentro se les vio mucho más enchufados. Y es que más allá del resultado final (81-66), los fallos de la defensa culé unidos a una energía imparable de los blancos desde el principio dejó claro en qué estado anímico llegan ambos. Gaby Deck, Adam Hanga y Fabien Causeur, además de un Guerschon Yabusele que está cuajando una serie final brillante, destrozaron a los blaugrana, que se aferraron a la inspiración de un Kyle Kuric que se quedó muy solo. Nikola Mirotic no tuvo su noche. El Madrid basó su partido en el juego interior. Las jugadas por fuera no le salieron y, de hecho, el porcentaje de triples fue bastante pobre (9/22, un 41%) para los vencedores del encuetnro. Sin embargo, el juego bajo el aro y especialmente las internadas (Causeur destrozó a los Higgins, Davies y compañía, amén de un Deck al que le salió todo), fue clave. 💥 @HangaAdamOnline 𝐈𝐒 𝐎𝐍 𝐅𝐈𝐑𝐄📺 @vamos #PlayoffLigaEndesa#ListosParaRomperla pic.twitter.com/z4V9XgtTHU— Liga Endesa (@ACBCOM) June 17, 2022 Los números son solo parte de lo que explica este partido. Las 19 pérdidas del Barcelona, unido a los 15 rebotes ofensivos del Madrid y un Yabusele que estuvo brillante al final del encuentro y que rozó el doble-doble (9 puntos, 8 rebotes) lo resume mejor. Las sensaciones son más que claras a favor del Madrid. Con un Palacio venido arriba, buscarán el título el domingo desde las 18:00h frente a un Barcelona que está contra las cuerdas. ¿Podrán darle la vuelta?

El Real Madrid afrontará el cuarto partido de la final contra el FC Barcelona no solo con una ventaja de 2-1 en la serie, sino con la moral por las nubes. Tras lo ocurrido en el segundo encuentro, los de Chus Mateo (Pablo Laso sigue convaleciente) estaban notablemente más motivados que los de Saras Jasikevicius y desde el primer minuto de encuentro se les vio mucho más enchufados.

Y es que más allá del resultado final (81-66), los fallos de la defensa culé unidos a una energía imparable de los blancos desde el principio dejó claro en qué estado anímico llegan ambos.

Gaby Deck, Adam Hanga y Fabien Causeur, además de un Guerschon Yabusele que está cuajando una serie final brillante, destrozaron a los blaugrana, que se aferraron a la inspiración de un Kyle Kuric que se quedó muy solo. Nikola Mirotic no tuvo su noche.

El Madrid basó su partido en el juego interior. Las jugadas por fuera no le salieron y, de hecho, el porcentaje de triples fue bastante pobre (9/22, un 41%) para los vencedores del encuetnro. Sin embargo, el juego bajo el aro y especialmente las internadas (Causeur destrozó a los Higgins, Davies y compañía, amén de un Deck al que le salió todo), fue clave.

💥 @HangaAdamOnline 𝐈𝐒 𝐎𝐍 𝐅𝐈𝐑𝐄

📺 @vamos #PlayoffLigaEndesa#ListosParaRomperla pic.twitter.com/z4V9XgtTHU

— Liga Endesa (@ACBCOM) June 17, 2022

Los números son solo parte de lo que explica este partido. Las 19 pérdidas del Barcelona, unido a los 15 rebotes ofensivos del Madrid y un Yabusele que estuvo brillante al final del encuentro y que rozó el doble-doble (9 puntos, 8 rebotes) lo resume mejor.

Las sensaciones son más que claras a favor del Madrid. Con un Palacio venido arriba, buscarán el título el domingo desde las 18:00h frente a un Barcelona que está contra las cuerdas. ¿Podrán darle la vuelta?

Deja una respuesta