El mundo del tenis, rendido a Carlos Alcaraz: ¿Es ya el mejor del mundo?

La revolución ha llegado al mundo del tenis, y lo hace con nombre y apellido español: Carlos Alcaraz. Su triunfo en el Mutua Madrid Open ha confirmado lo que ya muchos intuían, que el murciano está preparado para dar el gran salto y convertirse en el mejor tenista del mundo. Y él acepta el desafío: para empezar, ya ha anunciado que va a por Roland Garros.
Una pregunta fluye ya en el entorno del circuito y también en el de los seguidores del deporte de la raqueta: ¿es ya Carlos Alcaraz el mejor del circuito? Zverev, que fue apaleado sin piedad en la final de Madrid, lo tiene claro y así lo expresó tras el partido. «Lo primero de todo, quiero felicitar a Carlitos. Creo que ahora mismo es el mejor jugador de tenis del mundo», dijo el alemán, todo un número 3 del mundo, tras ser aplastado por el español. «Es muy bueno para el tenis. Tenemos una nueva superestrella que va a ganar muchos Grand Slams, que será número 1 y que ganará este torneo muchas más veces. Es bueno para el tenis que lo estés haciendo tan bien», añadió.
No son sus palabras algo aislado. Antes del Masters de Roma, en el que Alcaraz no participará para recuperarse de su tobillo, los elogios hacia el de El Palmar se sucedieron. «Lo que hizo Carlos no me sorprendió nada porque no es nada nuevo. Todo el mundo sabe el nivel que puede alcanzar», dijo Nadal. «Es una fuente de inspiración para mí, me gustaría ser como él. Ya lo está haciendo muy bien y sé que todavía puede crecer más. Los resultados demuestran que ahora es uno de los jugadores más fuertes del mundo», destacó Tsitsipas. Aunque más rotundo fue Djokovic: «Hasta el momento es el mejor jugador del mundo».
El Madrid Open ha supuesto un golpe encima de la mesa del murciano. Pese a que ya había ganado antes un Masters 1000, en marzo-abril en Miami, y que ya suma un total de cinco títulos en el circuito (también ganó Umag en Croacia en 2021, Río en febrero y el Conde de Godó en abril), ha sido en la capital española donde ha dado el paso definitivo por la forma en la que ha ganado el torneo. En cuartos, en un partido con aroma a relevo generacional, se impuso a Nadal por 6-2, 1-6 y 6-3. Si bien es cierto que el balear llegaba poco rodado tras su lesión, también lo es que el murciano sufrió una torcedura de tobillo que le hizo jugar dos sets mermado físicamente. Y en semifinales, se impuso en un partido épico a Djokovic con remontada incluida: 6-7, 7-5 y 7-6 ante un público madrileño entregado al nuevo ídolo.
Las victorias ante Rafa y Nole tienen un componente simbólico. Miembros ambos del Big Three que ha dominado con puño de hierro el tenis mundial durante todo el siglo XXI (junto a Roger Federer, un total de 61 Grand Slams les contemplan), el relevo nunca ha terminado de producirse pese a la veteranía de todos ellos.
Con el tenista suizo ya camino de los 41 años y sin jugar desde junio, el español y el serbio han mantenido su estatus frente a la Next Gen, la generación llamada a tomar el relevo. El austriaco Dominic Thiem, llamado a ser el sucesor de Nadal en tierra batida, nunca acabó de explotar; el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev no han dado el paso definitivo; y Daniil Medvedev ha sido el único capaz de discutir ese dominio, llegando a ser número 1 unas semanas gracias a la inactividad de Djokovic, pero sin acabar de consolidar su reinado: la final de Australia, en la que Nadal le remontó de forma heroica, fue la prueba.
Es todavía pronto para saber si Alcaraz será capaz de dar el paso que le faltó a la anterior generación. De momento, a sus 19 años, acumula marcas que hacen inevitable la comparación con Nadal. Es el más joven, desde el balear, en sumar dos Masters 1000 y en ganar cinco títulos. También el más precoz en batir a Rafa y Djokovic en un mismo torneo. Con Alcaraz ya como número 6 del mundo y segundo en la Race (puntos en este 2022), no es para nada aventurado pensar en que pueda alcanzar el 1 del mundo este año. Y no hay mayor respaldo que las palabras de Rafa, que ya le considera su sucesor: «Estoy muy contento de que mi país haya encontrado a otro jugador increíble en el que puede confiar durante muchos años».

El mundo del tenis, rendido a Carlos Alcaraz: ¿Es ya el mejor del mundo?

La revolución ha llegado al mundo del tenis, y lo hace con nombre y apellido español: Carlos Alcaraz. Su triunfo en el Mutua Madrid Open ha confirmado lo que ya muchos intuían, que el murciano está preparado para dar el gran salto y convertirse en el mejor tenista del mundo. Y él acepta el desafío: para empezar, ya ha anunciado que va a por Roland Garros. Una pregunta fluye ya en el entorno del circuito y también en el de los seguidores del deporte de la raqueta: ¿es ya Carlos Alcaraz el mejor del circuito? Zverev, que fue apaleado sin piedad en la final de Madrid, lo tiene claro y así lo expresó tras el partido. "Lo primero de todo, quiero felicitar a Carlitos. Creo que ahora mismo es el mejor jugador de tenis del mundo", dijo el alemán, todo un número 3 del mundo, tras ser aplastado por el español. "Es muy bueno para el tenis. Tenemos una nueva superestrella que va a ganar muchos Grand Slams, que será número 1 y que ganará este torneo muchas más veces. Es bueno para el tenis que lo estés haciendo tan bien", añadió. No son sus palabras algo aislado. Antes del Masters de Roma, en el que Alcaraz no participará para recuperarse de su tobillo, los elogios hacia el de El Palmar se sucedieron. «Lo que hizo Carlos no me sorprendió nada porque no es nada nuevo. Todo el mundo sabe el nivel que puede alcanzar», dijo Nadal. "Es una fuente de inspiración para mí, me gustaría ser como él. Ya lo está haciendo muy bien y sé que todavía puede crecer más. Los resultados demuestran que ahora es uno de los jugadores más fuertes del mundo", destacó Tsitsipas. Aunque más rotundo fue Djokovic: "Hasta el momento es el mejor jugador del mundo". El Madrid Open ha supuesto un golpe encima de la mesa del murciano. Pese a que ya había ganado antes un Masters 1000, en marzo-abril en Miami, y que ya suma un total de cinco títulos en el circuito (también ganó Umag en Croacia en 2021, Río en febrero y el Conde de Godó en abril), ha sido en la capital española donde ha dado el paso definitivo por la forma en la que ha ganado el torneo. En cuartos, en un partido con aroma a relevo generacional, se impuso a Nadal por 6-2, 1-6 y 6-3. Si bien es cierto que el balear llegaba poco rodado tras su lesión, también lo es que el murciano sufrió una torcedura de tobillo que le hizo jugar dos sets mermado físicamente. Y en semifinales, se impuso en un partido épico a Djokovic con remontada incluida: 6-7, 7-5 y 7-6 ante un público madrileño entregado al nuevo ídolo. Las victorias ante Rafa y Nole tienen un componente simbólico. Miembros ambos del Big Three que ha dominado con puño de hierro el tenis mundial durante todo el siglo XXI (junto a Roger Federer, un total de 61 Grand Slams les contemplan), el relevo nunca ha terminado de producirse pese a la veteranía de todos ellos. Con el tenista suizo ya camino de los 41 años y sin jugar desde junio, el español y el serbio han mantenido su estatus frente a la Next Gen, la generación llamada a tomar el relevo. El austriaco Dominic Thiem, llamado a ser el sucesor de Nadal en tierra batida, nunca acabó de explotar; el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev no han dado el paso definitivo; y Daniil Medvedev ha sido el único capaz de discutir ese dominio, llegando a ser número 1 unas semanas gracias a la inactividad de Djokovic, pero sin acabar de consolidar su reinado: la final de Australia, en la que Nadal le remontó de forma heroica, fue la prueba. Es todavía pronto para saber si Alcaraz será capaz de dar el paso que le faltó a la anterior generación. De momento, a sus 19 años, acumula marcas que hacen inevitable la comparación con Nadal. Es el más joven, desde el balear, en sumar dos Masters 1000 y en ganar cinco títulos. También el más precoz en batir a Rafa y Djokovic en un mismo torneo. Con Alcaraz ya como número 6 del mundo y segundo en la Race (puntos en este 2022), no es para nada aventurado pensar en que pueda alcanzar el 1 del mundo este año. Y no hay mayor respaldo que las palabras de Rafa, que ya le considera su sucesor: "Estoy muy contento de que mi país haya encontrado a otro jugador increíble en el que puede confiar durante muchos años".

La revolución ha llegado al mundo del tenis, y lo hace con nombre y apellido español: Carlos Alcaraz. Su triunfo en el Mutua Madrid Open ha confirmado lo que ya muchos intuían, que el murciano está preparado para dar el gran salto y convertirse en el mejor tenista del mundo. Y él acepta el desafío: para empezar, ya ha anunciado que va a por Roland Garros.

Una pregunta fluye ya en el entorno del circuito y también en el de los seguidores del deporte de la raqueta: ¿es ya Carlos Alcaraz el mejor del circuito? Zverev, que fue apaleado sin piedad en la final de Madrid, lo tiene claro y así lo expresó tras el partido. «Lo primero de todo, quiero felicitar a Carlitos. Creo que ahora mismo es el mejor jugador de tenis del mundo«, dijo el alemán, todo un número 3 del mundo, tras ser aplastado por el español. «Es muy bueno para el tenis. Tenemos una nueva superestrella que va a ganar muchos Grand Slams, que será número 1 y que ganará este torneo muchas más veces. Es bueno para el tenis que lo estés haciendo tan bien», añadió.

No son sus palabras algo aislado. Antes del Masters de Roma, en el que Alcaraz no participará para recuperarse de su tobillo, los elogios hacia el de El Palmar se sucedieron. «Lo que hizo Carlos no me sorprendió nada porque no es nada nuevo. Todo el mundo sabe el nivel que puede alcanzar», dijo Nadal. «Es una fuente de inspiración para mí, me gustaría ser como él. Ya lo está haciendo muy bien y sé que todavía puede crecer más. Los resultados demuestran que ahora es uno de los jugadores más fuertes del mundo», destacó Tsitsipas. Aunque más rotundo fue Djokovic: «Hasta el momento es el mejor jugador del mundo».

El Madrid Open ha supuesto un golpe encima de la mesa del murciano. Pese a que ya había ganado antes un Masters 1000, en marzo-abril en Miami, y que ya suma un total de cinco títulos en el circuito (también ganó Umag en Croacia en 2021, Río en febrero y el Conde de Godó en abril), ha sido en la capital española donde ha dado el paso definitivo por la forma en la que ha ganado el torneo. En cuartos, en un partido con aroma a relevo generacional, se impuso a Nadal por 6-2, 1-6 y 6-3. Si bien es cierto que el balear llegaba poco rodado tras su lesión, también lo es que el murciano sufrió una torcedura de tobillo que le hizo jugar dos sets mermado físicamente. Y en semifinales, se impuso en un partido épico a Djokovic con remontada incluida: 6-7, 7-5 y 7-6 ante un público madrileño entregado al nuevo ídolo.

Las victorias ante Rafa y Nole tienen un componente simbólico. Miembros ambos del Big Three que ha dominado con puño de hierro el tenis mundial durante todo el siglo XXI (junto a Roger Federer, un total de 61 Grand Slams les contemplan), el relevo nunca ha terminado de producirse pese a la veteranía de todos ellos.

Con el tenista suizo ya camino de los 41 años y sin jugar desde junio, el español y el serbio han mantenido su estatus frente a la Next Gen, la generación llamada a tomar el relevo. El austriaco Dominic Thiem, llamado a ser el sucesor de Nadal en tierra batida, nunca acabó de explotar; el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev no han dado el paso definitivo; y Daniil Medvedev ha sido el único capaz de discutir ese dominio, llegando a ser número 1 unas semanas gracias a la inactividad de Djokovic, pero sin acabar de consolidar su reinado: la final de Australia, en la que Nadal le remontó de forma heroica, fue la prueba.

Es todavía pronto para saber si Alcaraz será capaz de dar el paso que le faltó a la anterior generación. De momento, a sus 19 años, acumula marcas que hacen inevitable la comparación con Nadal. Es el más joven, desde el balear, en sumar dos Masters 1000 y en ganar cinco títulos. También el más precoz en batir a Rafa y Djokovic en un mismo torneo. Con Alcaraz ya como número 6 del mundo y segundo en la Race (puntos en este 2022), no es para nada aventurado pensar en que pueda alcanzar el 1 del mundo este año. Y no hay mayor respaldo que las palabras de Rafa, que ya le considera su sucesor: «Estoy muy contento de que mi país haya encontrado a otro jugador increíble en el que puede confiar durante muchos años».

Deja una respuesta