El plazo final de Bruselas obliga al Gobierno a rescatar diez empresas al mes para vaciar a tiempo la lista de espera en la Sepi

El plazo final de Bruselas obliga al Gobierno a rescatar diez empresas al mes para vaciar a tiempo la lista de espera en la Sepi

El Gobierno tendrá que aprobar diez rescates al mes si quiere vaciar a tiempo la lista de espera que tiene pendiente la Sociedad Estatal de Participadas Industriales (Sepi) tras el atasco producido por la polémica con Plus Ultra.

Es una de las consecuencias de la decisión que ha formalizado la Comisión Europea este jueves. Acepta prorrogar su flexibilidad con las ayudas públicas, pero sólo seis meses hasta julio de 2022. Atiende así en parte la petición de varios gobiernos, incluido el español, que pedían que el llamado Marco Temporal relativo a ayudas estatales que permite manga ancha no expirara este año como previsto.

«La Comisión Europea ha decidido hoy prorrogar hasta el 30 de junio de 2022 el Marco Temporal relativo a las ayudas estatales, que debía expirar el 31 de diciembre de 2021», ha anunciado la Comisión Europea en un comunicado. «Esto permitirá a los Estados miembros, en caso necesario, prorrogar sus programas de apoyo y garantizar que las empresas aún afectadas por la crisis no queden excluidas repentinamente del apoyo necesario». La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, solicitó prórroga en 2022 al igual que distintos homólogos europeos.

Esta prórroga concedida constituye la última oportunidad para ejecutar planes de ayudas directas del Gobierno que han resultado un fiasco hasta ahora pese a la angustia desatada en las empresas por la pandemia. Por un lado, según afirmó la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), Belén Gualda, el pasado 27 de octubre en el Congreso de los Diputados el llamado Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas tiene pendientes 69 solicitudes de ayuda. Este fondo fue creado en julio de 2020 con una dotación de 10.000 millones, pero ha sufrido una fuerte parálisis tras la controvertida decisión del Gobierno de escoger a la aerolínea Plus Ultra como la segunda que merecía ser rescatada tras Air Europa. Los 53 millones inyectados están siendo aún objeto de investigación penal por presunto delito de malversación.

En este contexto, la Sepi no ha llegado a proponer aún la concesión más que del 15% del fondo y tendría que rescatar la mencionada decena de empresas al mes para cumplir el plazo de Bruselas si las que esperan merecen la ayuda y no surgen más solicitudes que las que tiene pendientes.

Por otro lado, la prórroga permite a las comunidades autónomas más margen para intentar agotar la concesión de los 7.000 millones de ayudas directas a, sobre todo, pymes, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado marzo, pero con un procedimiento tan rígido y fuera de la realidad, según diversas comunidades, que hizo que se empezara el otoño con más de la mitad del dinero pendiente de desembolsar.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, responsable de la política de competencia, ha declarado para justificar la prórroga a todos los estados miembros que: «Hoy hemos prorrogado su aplicación seis meses, hasta finales de junio del año próximo. Esta prórroga limitada permite una supresión gradual y coordinada de las medidas de crisis, sin efectos negativos bruscos, y obedece a la fuerte recuperación prevista de la economía europea en general».

Lo que sí permite la comisaria liberal danesa más allá de junio de 2022 es reglas flexibles para que los Estados puedan tomar medidas de estímulo a la inversión privada hasta finales de 2022. También da opción a que los Gobiernos puedan estimular que se movilicen «fondos privados» en apoyo a la solvencia de las pymes. En este caso, hasta finales de 2023.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta