El polémico penalti pitado en el Santiago Bernabéu al filo del descanso del partido entre el Real Madrid y el Valencia provocó un enfado monumental de los jugadores y cuerpo técnico valencianistas. Las protestas se trasladaron del césped al túnel de vestuarios… y a Twitter.

La cuenta oficial del Valencia no dudó en calentar las redes con un tuit tan polémico como la acción que se materializó en gol de Benzema desde la pena máxima. «Lo de los robos en Madrid empieza a ser algo repetitivo, @lacasadepapel», publicó en conjunto toronja.

Ante las acusaciones del Valencia, Gerard Piqué se sumó a la fiesta tuitera y aportó su granito de arena a la polémica. «No lo digáis muy alto que os van a sancionar», escribió el central del FC Barcelona, acompañando al texto de un emoji mandando callar.

El salseo se alargó durante todo el partido, siendo muchos los usuarios de Twitter que opinaban, pese a que la cuenta oficial del Valencia tiene restringidos los comentarios. Por un lado están los que creen que la reacción del club toronja es errónea y por otro los que apoyan sus quejas.