Encuentran una veintena de cuerpos en 16 fosas clandestinas en el noroeste de México

Encuentran una veintena de cuerpos en 16 fosas clandestinas en el noroeste de México

«Creemos que en una de estas fosas puede estar mi hijo», dijo una integrante de las Madres Buscadoras de Sonora al finalizar la jornada en la localidad de Miguel Aléman.

Un colectivo de búsqueda de personas desaparecidas ha localizado una veintena de cuerpos que permanecían en fosas clandestinas ubicadas en el estado de Sonora, al noroeste de México. 

Las Madres Buscadoras de Sonora informaron este miércoles del hallazgo de al menos 20 cadáveres y restos óseos que yacían en 16 fosas clandestinas de la pequeña localidad de Miguel Aléman, en el municipio de Hermosillo. 

El colectivo detalló que cinco cuerpos estaban completos, mientras que otros restos óseos hallados en fosas clandestinas habían sido calcinados.

«Creemos que en una de estas fosas puede estar mi hijo», dijo una integrante de las Madres Buscadoras de Sonora al exhortar a las autoridades a realizar labores de identificación de las víctimas. 

«Consolamos nuestro dolor entre nosotras cada vez que los indicios nos dicen que se trata de nuestros corazones perdidos», expresaron las Madres Buscadoras de Sonora en su cuenta de Twitter. 

El 20 de noviembre comenzó la Tercera Brigada Estatal de Búsqueda en Sonora y en estos cinco días los colectivos conformados por familiares de personas desaparecidas han recorrido Huatabampo, Villa Juárez, Guaymas, Hermosillo y Miguel Aléman. 

En la Bahía del Tóbari, las familias de personas desaparecidas encontraron restos óseos calcinados y un «campamento clandestino». Además, el colectivo halló más fragmentos durante las labores de búsqueda del pasado martes en el ejido Fructuoso Méndez. 

Desde hace semanas, el colectivo solicitó a la población información sobre la localización de las distintas fosas clandestinas situadas en este estado. A través de llamadas anónimas, las Madres Buscadoras de Sonora realizaron los trabajos de localización, rastreo y excavación en los sitios que les fueron señalados en donde habría sido enterrados varios cuerpos.

Cuando los colectivos localizan restos óseos, deben notificárselo a las autoridades para que sean los peritos quienes realicen el levantamiento de los fragmentos y la posterior identificación de las víctimas

Crisis de desapariciones

En México, hay 95.040 personas desaparecidas o no localizadas, según las más recientes cifras oficiales, que retoman casos desde 1964.

Además, se contabilizan 4.000 fosas clandestinas en el territorio, así como más de 52.000 cuerpos sin identificar que permanecen, en su mayoría, en las fosas comunes o en los Servicios Médicos Forenses (Semefo).

En medio de la crisis de violencia que atraviesa México desde 2007, los familiares de personas desaparecidas son quienes realizan las labores de búsqueda de sus seres queridos ante la ineficacia —y en ocasiones complicidad criminal— de las autoridades municipales, estatales y federales. 

«Vamos a seguir en la lucha, aún con nuestros pasos cansados, nuestro corazón destrozado, pero siempre de pie para traerlos de vuelta a casa», afirmó una integrante del colectivo al terminar la jornada de búsqueda de este miércoles. 

Deja una respuesta