EREs y prejubilaciones marcan el peor año para el empleo en la banca

EREs y prejubilaciones marcan el peor año para el empleo en la banca

Unicaja cierra el próximo sábado el expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.500 empleados motivado por la fusión con Liberbank. Con él culmina otro año negro en la banca española en lo que a reducción de puestos de trabajo se refiere. Más de 18.000 trabajadores de las principales entidades financieras se van a ir yendo a la calle por las fusiones o por los cambios de funciones que ha provocado el proceso de digitalización de la actividad bancaria.

De esa forma, el año pasado se convirtió en el ejercicio con más despidos o prejubilaciones del sector financiero español. Sólo se le acerca 2013, con 18.300 despidos y bajas por jubilación anticipada. Proporcionalmente, además, la crisis de empleo es mucho mayor ahora si tenemos en cuenta que entre 2008-2009,-los años de la crisis financiera que provocó, entre otras cosas, la desaparición de las cajas de ahorros- y el año pasado el sector bancario ya ha perdido más de 120.000 trabajadores.

ERE digitalizacion bancaria

La característica fundamental de esta oleada es que en la mayoría de los casos esos procesos se han saldado con bajas voluntarias, después de que se presentaran más solicitudes de salida que número de despidos. Las condiciones ofrecidas por las entidades y las nuevas habilidades que precisan los puestos que se crean hacen que muchos empleados de más de 50 años prefieran acogerse a los expedientes o pedir una prejubilación sin esperar a que el banco tome la decisión.

Por ejemplo, CaixaBank recibió más de 8.200 peticiones voluntarias para 6.542 bajas que contemplaba el ERE; BBVA, 5.216 para 2.735 y Sabadell, unas 2.100 para las 1.605 personas (sin contar las prejubilaciones de finales de 2020). En el Santander, el 99% de las bajas pactadas en su ERE también han sido de carácter voluntario. En conjunto, la sobredemanda de salidas voluntarias ha sido superior al 40% de las bajas acordadas entre los sindicatos y las entidades financieras.

Los bancos quieren rejuvenecer plantilla y plantean condiciones generosas para sus trabajadores más veteranos. Ese rejuvenecimiento significa, por una parte, que entra personal más adaptado a las nuevas condiciones del negocio bancario, sobre todo en el uso de la banca por internet y, por otra, que se incorporan con sueldos más bajos y con convenios mucho menos ventajosos para los trabajadores que los que siempre ha tenido la banca en nuestro país.

Las favorables condiciones que ofrecen los bancos van a suponer un desembolso conjunto de unos 5.000 millones de euros, CaixaBank será la que más gastará por este concepto, 1.900 millones de euros. Santander es el segundo que más dinero a dedicado al ajuste de plantilla, con 1.146 millones, mientras que el coste para BBVA ha sido de 960 millones de euros. en Unicaja son 368 millones; en Banco Sabadell, 269 millones, y en Ibercaja, 151 millones de euros. Ese desembolso se irá recuperando con los ahorros esperados para los próximos años.

Deja una respuesta