Escándalo en Brasil: el Santos de Pelé y Neymar desciende por primera vez en su historia y sus hinchas queman las calles

El equipo brasileño perdió en casa el último partido por 1-2 ante Fortaleza y consumó su adiós de la máxima categoría.

Escándalo en Brasil: el Santos de Pelé y Neymar desciende por primera vez en su historia y sus hinchas queman las calles

El equipo brasileño perdió en casa el último partido por 1-2 ante Fortaleza y consumó su adiós de la máxima categoría.

El histórico Santos de Pelé y Neymar está apunto de vivir su etapa más dura, después de que este miércoles se consumara su descenso por primera vez, tras perder en casa el último partido por 1-2 ante Fortaleza, en una derrota que provocó desmanes de sus hinchas y el incendio de vehículos en los alrededores del estadio.

En su primer año sin el eterno ídolo Pelé, fallecido el 29 de diciembre de 2022, Santos salió del selecto grupo que nunca había descendido en la liga brasileña, un privilegio que ahora solo lo tienen Flamengo, São Paulo y Cuiabá, que se estrenó en 2021.

En una electrizante última jornada, que sacó chispas y en la que durante los noventa minutos de los partidos el descenso se lo alternaron Santos, Bahía y Vasco da Gama, el equipo del puerto paulista terminó llevándose la peor.

Marinho, exjugador de Santos, abrió el marcador para Fortaleza, Messias empató para los locales. Y en el tiempo de añadido, cuando el portero João Ricardo había subido al ataque a la desesperada, el argentino Juan Martín Lucero anotó casi desde mitad de cancha el gol de la victoria para Fortaleza.

Con la decepción de su primer descenso en la historia, la hinchada de Santos invadió la cancha, pero las autoridades pudieron pararlo. Sin embargo, ese vandalismo se trasladó a los alrededores del estadio Vila Belmiro, donde se echaron a las calles para quemar locales comerciales y varios vehículos, según informó la Policía.

De acuerdo con las informaciones del canal TV Globo, dos de los vehículos incendiados eran del delantero colombiano Stiven Mendoza y del comisario del partido Wilson Roberto Santoro, pero según las autoridades no se trató de una acción premeditada sino aleatoria.

Santos disputará el próximo año la segunda división junto a Goiás, Cortiba y América, que ceden sus lugares a los ascendidos Vitória, Juventude, Criciúma y Atlético Goianiense.