España – Chile: Los ‘Hispanos’, a mantener las buenas sensaciones del arranque del Mundial

La Selección española de balonmano comenzó de forma brillante su andadura en el Mundial de balonmano de Polonia y Suecia con una victoria (30-25) sobre Montenegro que dejó buen sabor de boca, y mostró que esta Selección tiene aún mucho margen de mejora. El Tauron Arena de Cracovia fue testigo del estreno y el igualado triunfo de los ‘Hispanos’, que volverán a jugar allí este sábado (20:30) contra Chile para refrendar esas buenas sensaciones con otra victoria. De ganar, además, colocarían pie y medio en la siguiente ronda del torneo, la ‘Main Round’.
Se trata de un objetivo aparentemente asequible sin muchos quebraderos de cabeza para los de Jordi Ribera, que lograrían cuatro puntos en dos partidos, a falta después de jugar con Irán. Chile perdió en su debut contra la selección de Oriente Medio (24-25), y su potencial dista enormemente de la capacidad del combinado español, vigente medalla de bronce mundialista y subcampeón de Europa.
Aun así, tener el viento a favor no mermará en ningún caso la intensidad con la que afrontará el duelo el conjunto español, que no quiere desaprovechar ninguna oportunidad de «seguir creciendo» como equipo, como destacó el seleccionador Jordi Ribera en rueda de prensa: «Al equipo aún le falta mucho, tiene que ir poco a poco construyendo su identidad, generando automatismos y mejorando la efectividad en cada una de las acciones y eso sólo se logra preparando lo mejor posible cada uno de los partidos y jugando bien».
«Como siempre la defensa volverá a ser clave, como ya lo fue ante Montenegro. Tenemos que seguir perfeccionando al máximo nuestros dos sistemas defensivos para ganar en seguridad y, sobre todo, para recuperar balones y poder salir al contraataque, una de nuestras señas de identidad», insistió el preparador español, preocupado por el trabajo defensivo en este segundo partido ante los chilenos.
«Chile es un equipo siempre muy peleón, uno de esos equipos que van creciendo a medida que van jugando partidos y que tras perder en la primera jornada con Irán tratará de apurar mañana sus opciones de acceder a la ronda principal, por lo que seguro que lo van a poner todo y nosotros tendremos que hacer lo mismo», explicó Jordi Ribera sobre sus próximos oponentes, y advirtió que no será sencillo derrotarles aunque España cuente con el claro papel de favorita.
Por su parte, la selección chilena afrontará el partido con optimismo, aferrada a la columna vertebral de su equipo, en el que destacan los hermanos Salinas, el pivote Esteban y el lateral Rodrigo, además de los hermanos Feuchtman, el central Emil y el lateral Erwin, todos con amplia experiencia en el balonmano europeo. Mucha juventud en un equipo dirigido por el español Aitor Etxaburu, que llegó para sustituir en agosto al también español Mateo Garralda. Las esperanzas de los actuales subcampeones de los Juegos Sudamericanos siguen intactas, pero la tarea se antoja casi milagrosa tras la derrota ante Irán.
Mientras Chile dispone de todos sus jugadores, en España la gran duda sigue siendo el lateral Joan Cañellas, que se volverá a someter a pruebas médicas para determinar si la microrrotura fibrilar que sufre en la zona abdominal le permitirá jugar. La ‘Main Round’ está a la vuelta de la esquina, y una victoria dejaría a España casi clasificada, ya que los tres primeros de cada grupo del Mundial acceden a esta ronda, conformada a su vez por cuatro grupos con seis equipos cada uno. De ahí, saldrán dos equipos por grupo que pasarán a cuartos de final, así hasta la final.

España – Chile: Los ‘Hispanos’, a mantener las buenas sensaciones del arranque del Mundial

La Selección española de balonmano comenzó de forma brillante su andadura en el Mundial de balonmano de Polonia y Suecia con una victoria (30-25) sobre Montenegro que dejó buen sabor de boca, y mostró que esta Selección tiene aún mucho margen de mejora. El Tauron Arena de Cracovia fue testigo del estreno y el igualado triunfo de los 'Hispanos', que volverán a jugar allí este sábado (20:30) contra Chile para refrendar esas buenas sensaciones con otra victoria. De ganar, además, colocarían pie y medio en la siguiente ronda del torneo, la 'Main Round'. Se trata de un objetivo aparentemente asequible sin muchos quebraderos de cabeza para los de Jordi Ribera, que lograrían cuatro puntos en dos partidos, a falta después de jugar con Irán. Chile perdió en su debut contra la selección de Oriente Medio (24-25), y su potencial dista enormemente de la capacidad del combinado español, vigente medalla de bronce mundialista y subcampeón de Europa. Aun así, tener el viento a favor no mermará en ningún caso la intensidad con la que afrontará el duelo el conjunto español, que no quiere desaprovechar ninguna oportunidad de "seguir creciendo" como equipo, como destacó el seleccionador Jordi Ribera en rueda de prensa: "Al equipo aún le falta mucho, tiene que ir poco a poco construyendo su identidad, generando automatismos y mejorando la efectividad en cada una de las acciones y eso sólo se logra preparando lo mejor posible cada uno de los partidos y jugando bien". "Como siempre la defensa volverá a ser clave, como ya lo fue ante Montenegro. Tenemos que seguir perfeccionando al máximo nuestros dos sistemas defensivos para ganar en seguridad y, sobre todo, para recuperar balones y poder salir al contraataque, una de nuestras señas de identidad", insistió el preparador español, preocupado por el trabajo defensivo en este segundo partido ante los chilenos. "Chile es un equipo siempre muy peleón, uno de esos equipos que van creciendo a medida que van jugando partidos y que tras perder en la primera jornada con Irán tratará de apurar mañana sus opciones de acceder a la ronda principal, por lo que seguro que lo van a poner todo y nosotros tendremos que hacer lo mismo", explicó Jordi Ribera sobre sus próximos oponentes, y advirtió que no será sencillo derrotarles aunque España cuente con el claro papel de favorita. Por su parte, la selección chilena afrontará el partido con optimismo, aferrada a la columna vertebral de su equipo, en el que destacan los hermanos Salinas, el pivote Esteban y el lateral Rodrigo, además de los hermanos Feuchtman, el central Emil y el lateral Erwin, todos con amplia experiencia en el balonmano europeo. Mucha juventud en un equipo dirigido por el español Aitor Etxaburu, que llegó para sustituir en agosto al también español Mateo Garralda. Las esperanzas de los actuales subcampeones de los Juegos Sudamericanos siguen intactas, pero la tarea se antoja casi milagrosa tras la derrota ante Irán. Mientras Chile dispone de todos sus jugadores, en España la gran duda sigue siendo el lateral Joan Cañellas, que se volverá a someter a pruebas médicas para determinar si la microrrotura fibrilar que sufre en la zona abdominal le permitirá jugar. La 'Main Round' está a la vuelta de la esquina, y una victoria dejaría a España casi clasificada, ya que los tres primeros de cada grupo del Mundial acceden a esta ronda, conformada a su vez por cuatro grupos con seis equipos cada uno. De ahí, saldrán dos equipos por grupo que pasarán a cuartos de final, así hasta la final.

La Selección española de balonmano comenzó de forma brillante su andadura en el Mundial de balonmano de Polonia y Suecia con una victoria (30-25) sobre Montenegro que dejó buen sabor de boca, y mostró que esta Selección tiene aún mucho margen de mejora. El Tauron Arena de Cracovia fue testigo del estreno y el igualado triunfo de los ‘Hispanos’, que volverán a jugar allí este sábado (20:30) contra Chile para refrendar esas buenas sensaciones con otra victoria. De ganar, además, colocarían pie y medio en la siguiente ronda del torneo, la ‘Main Round’.

Se trata de un objetivo aparentemente asequible sin muchos quebraderos de cabeza para los de Jordi Ribera, que lograrían cuatro puntos en dos partidos, a falta después de jugar con Irán. Chile perdió en su debut contra la selección de Oriente Medio (24-25), y su potencial dista enormemente de la capacidad del combinado español, vigente medalla de bronce mundialista y subcampeón de Europa.

Aun así, tener el viento a favor no mermará en ningún caso la intensidad con la que afrontará el duelo el conjunto español, que no quiere desaprovechar ninguna oportunidad de «seguir creciendo» como equipo, como destacó el seleccionador Jordi Ribera en rueda de prensa: «Al equipo aún le falta mucho, tiene que ir poco a poco construyendo su identidad, generando automatismos y mejorando la efectividad en cada una de las acciones y eso sólo se logra preparando lo mejor posible cada uno de los partidos y jugando bien».

«Como siempre la defensa volverá a ser clave, como ya lo fue ante Montenegro. Tenemos que seguir perfeccionando al máximo nuestros dos sistemas defensivos para ganar en seguridad y, sobre todo, para recuperar balones y poder salir al contraataque, una de nuestras señas de identidad», insistió el preparador español, preocupado por el trabajo defensivo en este segundo partido ante los chilenos.

«Chile es un equipo siempre muy peleón, uno de esos equipos que van creciendo a medida que van jugando partidos y que tras perder en la primera jornada con Irán tratará de apurar mañana sus opciones de acceder a la ronda principal, por lo que seguro que lo van a poner todo y nosotros tendremos que hacer lo mismo«, explicó Jordi Ribera sobre sus próximos oponentes, y advirtió que no será sencillo derrotarles aunque España cuente con el claro papel de favorita.

Por su parte, la selección chilena afrontará el partido con optimismo, aferrada a la columna vertebral de su equipo, en el que destacan los hermanos Salinas, el pivote Esteban y el lateral Rodrigo, además de los hermanos Feuchtman, el central Emil y el lateral Erwin, todos con amplia experiencia en el balonmano europeo. Mucha juventud en un equipo dirigido por el español Aitor Etxaburu, que llegó para sustituir en agosto al también español Mateo Garralda. Las esperanzas de los actuales subcampeones de los Juegos Sudamericanos siguen intactas, pero la tarea se antoja casi milagrosa tras la derrota ante Irán.

Mientras Chile dispone de todos sus jugadores, en España la gran duda sigue siendo el lateral Joan Cañellas, que se volverá a someter a pruebas médicas para determinar si la microrrotura fibrilar que sufre en la zona abdominal le permitirá jugar. La ‘Main Round’ está a la vuelta de la esquina, y una victoria dejaría a España casi clasificada, ya que los tres primeros de cada grupo del Mundial acceden a esta ronda, conformada a su vez por cuatro grupos con seis equipos cada uno. De ahí, saldrán dos equipos por grupo que pasarán a cuartos de final, así hasta la final.

Deja una respuesta