España revive su leyenda y se proclama campeona del mundo de waterpolo 21 años después

España se proclamó campeona del mundo de waterpolo tras vencer a Italia en una ajustadísima final que se decidió por penaltis después del empate a 9 del tiempo reglamentario.
Los de David Martín firmaron un inicio arrollador y se dejaron empatar en el momento decisivo, con una superioridad no aprovechada a falta de 45 segundos para el final del cuarto periodo.
La lotería de los penaltis se decantó del lado español, con un Unai Aguirre espectacular en la portería y con el meta Eduardo Lorrio, suplente a lo largo de todo el torneo, que se convirtió en el héroe del equipo español tras otorgar la victoria al detener el último lanzamiento de Giacommo Cannella.
La selección española conquista su tercer Mundial de waterpolo masculino tras los logrados en 1998 y 2001.

España revive su leyenda y se proclama campeona del mundo de waterpolo 21 años después

España se proclamó campeona del mundo de waterpolo tras vencer a Italia en una ajustadísima final que se decidió por penaltis después del empate a 9 del tiempo reglamentario. Los de David Martín firmaron un inicio arrollador y se dejaron empatar en el momento decisivo, con una superioridad no aprovechada a falta de 45 segundos para el final del cuarto periodo. La lotería de los penaltis se decantó del lado español, con un Unai Aguirre espectacular en la portería y con el meta Eduardo Lorrio, suplente a lo largo de todo el torneo, que se convirtió en el héroe del equipo español tras otorgar la victoria al detener el último lanzamiento de Giacommo Cannella. La selección española conquista su tercer Mundial de waterpolo masculino tras los logrados en 1998 y 2001.

España se proclamó campeona del mundo de waterpolo tras vencer a Italia en una ajustadísima final que se decidió por penaltis después del empate a 9 del tiempo reglamentario.

Los de David Martín firmaron un inicio arrollador y se dejaron empatar en el momento decisivo, con una superioridad no aprovechada a falta de 45 segundos para el final del cuarto periodo.

La lotería de los penaltis se decantó del lado español, con un Unai Aguirre espectacular en la portería y con el meta Eduardo Lorrio, suplente a lo largo de todo el torneo, que se convirtió en el héroe del equipo español tras otorgar la victoria al detener el último lanzamiento de Giacommo Cannella.

La selección española conquista su tercer Mundial de waterpolo masculino tras los logrados en 1998 y 2001.