Fernando Alonso, optimista pero comedido tras los test: "Hemos dado un gran paso adelante, pero…"

La zona media de la parrilla está increíblemente apretada, por lo que el asturiano no espera podio en Bahréin.

Fernando Alonso, optimista pero comedido tras los test: "Hemos dado un gran paso adelante, pero…"

La zona media de la parrilla está increíblemente apretada, por lo que el asturiano no espera podio en Bahréin.

Los test de pretemporada de Fórmula 1 han finalizado este viernes, y conforme han terminado, media España deseaba conocer de boca de Fernando Alonso cuáles eran sus sensaciones con el nuevo AMR24. Por fin pudo rodar por la tarde, marcó muy buenos tiempos y, sobre todo, realizó tandas largas muy prometedoras que han elevado la ilusión por la nueva temporada en Aston Martin.

Según el bicampeón español, el nuevo coche «ha dado un paso adelante respecto al año pasado», pero les falta saber «cómo de grande es ese paso respecto a los demás» para estar seguros de que serán competitivos. «Lo sabremos el próximo fin de semana tras la calificación», destacó el asturiano como una obviedad, aunque le pareció muy positivo «poder dar bastantes vueltas durante los tres días» de cara al Gran Premio de Baréin, que se disputará en el mismo circuito de Sakhir.

En declaraciones facilitadas por la escudería británica, el ovetense destacó que se siente bien físicamente y preparado para el inicio de una nueva temporada, al tiempo que afirmó que intentaron aprender «lo máximo posible» durante estos tres días de test en los que se centraron en ellos mismos. Por eso, no se sabe si han mostrado todo su potencial… o si esconden algo más de prestaciones.

«Estaría genial tener predicciones y saber dónde está cada uno en este momento, pero no es el caso de los test», concluyó el dos veces campeón del mundo, que la pasada temporada sorprendió con el nivel de su Aston Martin y que este año aspira a conseguir la tan ansiada victoria ’33’, aunque para ello tendrá que doblegar al vigente campeón, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que sigue pareciendo inalcanzable con su RB20.

Alonso terminó este viernes octavo, a algo más de ocho décimas del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que fue el único piloto de la zona alta de la parrilla que puso el neumático súperblando de cara a preparar la clasificación del próximo viernes. No lo hizo así Verstappen, que optó por conducir el monoplaza en tandas más largas y probar su ritmo de carrera, ya que el plan de su día no era centrarse en las vueltas rápidas, sino en seguir entendiendo el coche.

Un ritmo de carrera que, de media, apenas fue dos décimas superior al de Fernando, lo que abre la puerta a la esperanza. Aun así, el campeonato de pilotos está casi imposible, y el de constructores más de lo mismo. Dar la sorpresa puntual es posible, desbancar a Red Bull, no tanto. Lo sabe Alonso y lo sabe todo el paddock, como el mismo piloto español dejó caer en plena sesión antes de finalizar los test: «Diecinueve pilotos en la parrilla ya saben que no ganarán el título».

«Por ahora, simplemente tenemos que mirarles -a Red Bull- y ver cómo rinden», comentó Alonso a los periodistas durante la tercera jornada de libres, subrayando también, antes de subirse a pilotar, que el concepto de coche que ha presentado Adrian Newey para Red Bull «ha sido una sorpresa» y que existen «menos opciones de que nadie gane una carrera este año» debido al dominio de Verstappen, vigente tricampeón.

«Pero así son las cosas», deslizó el bicampeón del mundo, que agregó que no tiene «una bola de cristal para saber qué están haciendo los demás», aunque sí que recalcó que en Aston Martin han intentado combatir algunos de los problemas que tuvieron el año pasado, como la velocidad punta o el rendimiento en curvas de alta velocidad: «Es un paso adelante con respecto al coche del año pasado, pero creo que todos han dado un gran paso».

Asimismo, preguntado por si habrá opción de podio en el primer fin de semana de Formula Uno, que se celebrará este la próxima semana en el circuito de Sakhir (Baréin), el mismo en el que han rodado durante los tres días de test, Alonso afirmó que no le parece «realista ahora mismo», aunque no lo puede saber con exactitud.

Por último, el asturiano destacó que con los tiempos del test y lo que saben de los otros coches «no es suficiente» para conocer cuál es su posición en la parrilla ahora mismo, pero concluyó que hay que ser positivos porque el coche es mejor que el año pasado, «y eso es un hecho, aunque los otros han dado un gran paso en invierno, especialmente en la zona media, donde hay un nivel muy alto».