Fernando Alonso siembra la duda sobre Lewis Hamilton: ¿por qué Mercedes tuvo esa superioridad en Interlagos?

Fernando Alonso siembra la duda sobre Lewis Hamilton: ¿por qué Mercedes tuvo esa superioridad en Interlagos?

Lewis Hamilton logró su 101ª victoria en Fórmula 1 en el GP de Brasil sobreponiéndose a dos sanciones serias: la exclusión de la clasificación que le obligó a arrancar último en el sprint (llegó 5º) y el cambio del motor de combustible (el ICE) de su unidad de potencia que le lastró 5 posiciones más para el domingo (y que, unido al ‘DRSgate’, le obligó a salir 10º en la carrera). En total, en dos días Hamilton remontó 25 posiciones.

Sin restar un ápice a la capacidad de superación de un Hamilton que tiene entre ceja y ceja llevar la batalla por el Mundial hasta la última carrera, con el monoplaza que llevaba entre manos es más fácil adelantar. Sólo en manos del heptacampeón se logra algo así, ya que Valtteri Bottas no es capaz de exprimir sus prestaciones hasta ese nivel de excelencia, pero esa decisión de Mercedes de montarle ese motor de combustión fresco es clave. 

Desde Red Bull estiman que eran unos 20-25cv de ventaja en las rectas y zonas rápidas del corto circuito de Interlagos, lo que explica la desesperación de un Max Verstappen que para defenderse sobrepasó los límites de lo reglamentario.

Esa potencia extra, en realidad, siempre estuvo ahí. Mercedes no montó una evolución del ICE, sino una sin estrenar y, por tanto, sin desgaste. Eso le permitió exprimir más ese motor sin tanto peligro de rotura y, con ello, beneficiar todo el rendimiento conjunto de la unidad de potencia del W12

Hamilton pudo subir de vueltas mucho más, mientras Verstappen tenía que tener en su mente que el ICE que llevaba ya tenía encima cinco Grandes Premios, porque lo estrenó en Rusia, y se arriesgaba a una rotura. A falta de tres Grandes Premios para que acabe la temporada y siendo líder, era un riesgo que no podía correr.

Pero, ¿hay algo más detrás de ese subidón con respecto a México, donde Verstappen arrasó sin paliativos?

Hasta este domingo, nadie había ganado en Brasil saliendo desde más atrás del 8º puesto. Hamilton lo hizo desde el 10º, y para explicarlo Fernando Alonso (una de las víctimas de su excompañero este fin de semana) usó un curioso símil baloncestístico.

«Su superioridad en esta carrera ha sido increíble, pero esto no es nuevo en la Fórmula 1. Han estado ganando los últimos siete años con una gran diferencia», explicaba en la rueda de prensa posterior a la carrera, donde él fue 9º, en declaraciones recogidas por Motorsport.com. Después de la zanahoria, soltó el palo. «Como piloto es difícil de asimilar. Es como si juegas al baloncesto y el otro equipo tiene una canasta diferente a la tuya. Ellos pueden encestar en una muy grande y los demás tienen una pequeña, así que siempre pierdes», ejemplificó Alonso.

Aunque estas palabras de Alonso se pueden leer como una sospecha sobre un truco ‘extra’ en Mercedes, también admite que él ya sabe lo que es pasar por esa superioridad. «Tuve la suerte de ganar dos títulos y el privilegio de estar en ese lugar, al igual que hice en el WEC con Toyota con un coche superior, pero imagino que los chicos jóvenes llegan y ven un coche que pasa al resto con esa facilidad y se les van las esperanzas de ser campeones algún día», concedió.

No le falta razón: Hamilton no sólo ganó en Brasil, sino que lo hizo doblando a todos del 7º para atrás. Incluido Alonso.

Deja una respuesta