Fiorot se impone a Blanchfield por decisión unánime en UFC Atlantic City y reclama luchar por el cinturón

La luchadora francesa suma siete victorias consecutivas dentro de UFC

Fiorot se impone a Blanchfield por decisión unánime en UFC Atlantic City y reclama luchar por el cinturón

La luchadora francesa suma siete victorias consecutivas dentro de UFC

Tenemos nueva contendiente al cinturón del peso mosca femenino de UFC. Marion Fiorot se impuso a Erin Blanchfield por decisión unánime después de cinco asaltos en los que siempre consiguió ser mejor que su rival. La luchadora francesa hizo valer su striking y mantuvo su condición de invicta en UFC.

Fiorot hizo una pelea seria y consistente desde el primer asalto, demostrando que había preparado bien la pelea con su equipo. Con un planteamiento que buscaba puntuar con sus golpes y evitar ser derribada, consiguió mantenerlo de principio a fin. Evitando la vía de la lucha, Fiorot obligó a Blanchfield a jugar a un juego en el que ella tenía la ventaja, entre otras cosas por la diferencia de tamaño y alcance.

La estrategia de Fiorot

De esta forma, siempre que Blanchfield intentó entrar para derribar a la francesa se encontró o con un directo o con un croché adelantado seguido de un desplazamiento lateral. Con esta combinación de golpeo y desplazamiento, la francesa conseguía puntuar y evitaba irse hacia atrás y ser derribada.

Ambas gladiadoras estelares aún muy activas en este round definitivo #UFCAtlanticCity pic.twitter.com/56VNu3GfZj

— UFC Español (@UFCEspanol) March 31, 2024

La estadounidense, en cualquier caso, no se arrugó e intentó todo, a veces con más corazón que cabeza. Y es que no fueron pocas las ocasiones en las que Blanchfield se lanzó a recortar la distancia, pero sin esquivar ni cabecear, comiéndose muchas veces el puño de su rival. A veces conseguía conectar, pero siempre era a costa de su propia cara.

Esos golpes de @ManonFiorot_MMA están entrando👊 #UFCAtlanticCity pic.twitter.com/wdxXZsHAzp

— UFC Español (@UFCEspanol) March 31, 2024

Eso sí, la única que vez que Fiorot mostró alguna fisura Blanchfield estuvo a punto de capitalizarla. Fue al inicio del quinto asalto cuando la neoyorquina consiguió meter una patada en la cabeza de su rival, que pudo cambiar el rumbo del combate. El golpe, en cualquier caso, no fue lo suficientemente potente y la francesa se recuperó, cerrando el asalto con la misma solidez con la que había iniciado la pelea.

Nada más terminar, por supuesto, la luchadora gala reclamó una oportunidad por el cinturón, que se disputarán, por tercera vez consecutiva, Valentina Shevchenko y Alexa Grasso. Será después de que ambas atletas protagonicen The Ultimate Fighter, el reality con el que UFC busca promocionar a nuevos talentos.