Gana una carrera de 110 metros vallas con un piscinazo y crea una gran polémica en redes: «Vaya ruina»

Era la final de los Campeonatos de Portugal de Atletismo. La prueba tuvo un final de lo más apretado, en el que Vitor, del Benfica, decidió lanzarse en plancha en los últimos metros.
El vallista vio como Larrinaga le comía terreno al llegar a las zancadas finales, así que ejecutó una llegada que tiene bastante ensayada, protagonizando un piscinazo para el recuerdo y llevándose la victoria.

Final 110 m v. Campeonato de POR . Ganó Vitor (Benfica, camiseta roja) a Larrinaga. 13.83/13.86El piscinazo del año. pic.twitter.com/wvyTSEZPIc— Óscar Fdez. (@gabyandersengz) July 1, 2022
Pese al desenlace tan atípico, las marcas de ambos atletas dieron buena muestra de la igualdad. Vitor paró el crono en 13.83, mientras que Larrinaga lo hizo en 13.86. Simplemente, espectacular.
Sin embargo las redes sociales enloquecieron con la acción de Vitor, que tuvo bastantes detractores. «De todos modos, no veo bien estas actitudes. ¿Imagináis una llegada apretada con 5 o 6 corredores lanzándose? Quizá habría que plantearse cambios en la reglamentación que eviten estás escenas, más aún cuando son intencionadas», publicó un usuario de Twitter. «Es una carrera, no es a ver quien salta más lejos a 3 metros de meta. Para eso hay otras competiciones», contestó otro. «¿Se puede? Vaya ruina», concluía un tercero.

Gana una carrera de 110 metros vallas con un piscinazo y crea una gran polémica en redes: «Vaya ruina»

Era la final de los Campeonatos de Portugal de Atletismo. La prueba tuvo un final de lo más apretado, en el que Vitor, del Benfica, decidió lanzarse en plancha en los últimos metros. El vallista vio como Larrinaga le comía terreno al llegar a las zancadas finales, así que ejecutó una llegada que tiene bastante ensayada, protagonizando un piscinazo para el recuerdo y llevándose la victoria. Final 110 m v. Campeonato de POR . Ganó Vitor (Benfica, camiseta roja) a Larrinaga. 13.83/13.86El piscinazo del año. pic.twitter.com/wvyTSEZPIc— Óscar Fdez. (@gabyandersengz) July 1, 2022 Pese al desenlace tan atípico, las marcas de ambos atletas dieron buena muestra de la igualdad. Vitor paró el crono en 13.83, mientras que Larrinaga lo hizo en 13.86. Simplemente, espectacular. Sin embargo las redes sociales enloquecieron con la acción de Vitor, que tuvo bastantes detractores. "De todos modos, no veo bien estas actitudes. ¿Imagináis una llegada apretada con 5 o 6 corredores lanzándose? Quizá habría que plantearse cambios en la reglamentación que eviten estás escenas, más aún cuando son intencionadas", publicó un usuario de Twitter. "Es una carrera, no es a ver quien salta más lejos a 3 metros de meta. Para eso hay otras competiciones", contestó otro. "¿Se puede? Vaya ruina", concluía un tercero.

Era la final de los Campeonatos de Portugal de Atletismo. La prueba tuvo un final de lo más apretado, en el que Vitor, del Benfica, decidió lanzarse en plancha en los últimos metros.

El vallista vio como Larrinaga le comía terreno al llegar a las zancadas finales, así que ejecutó una llegada que tiene bastante ensayada, protagonizando un piscinazo para el recuerdo y llevándose la victoria.

Final 110 m v. Campeonato de POR .
Ganó Vitor (Benfica, camiseta roja) a Larrinaga.
13.83/13.86
El piscinazo del año. pic.twitter.com/wvyTSEZPIc

— Óscar Fdez. (@gabyandersengz) July 1, 2022

Pese al desenlace tan atípico, las marcas de ambos atletas dieron buena muestra de la igualdad. Vitor paró el crono en 13.83, mientras que Larrinaga lo hizo en 13.86. Simplemente, espectacular.

Sin embargo las redes sociales enloquecieron con la acción de Vitor, que tuvo bastantes detractores. «De todos modos, no veo bien estas actitudes. ¿Imagináis una llegada apretada con 5 o 6 corredores lanzándose? Quizá habría que plantearse cambios en la reglamentación que eviten estás escenas, más aún cuando son intencionadas», publicó un usuario de Twitter. «Es una carrera, no es a ver quien salta más lejos a 3 metros de meta. Para eso hay otras competiciones», contestó otro. «¿Se puede? Vaya ruina», concluía un tercero.