Guardiola ‘tira la toalla’ tras sufrir la remontada del United: «No me importa la Premier, no podemos ganarla»

El fútbol es un deporte maravilloso por muchos motivos. Uno de ellos, sin duda, la impredecibilidad que caracteriza cada partido, cada jugada. Quién le iba a decir a Pep Guardiola que tendría más difícil que nunca ganar la Premier League, su competición fetiche, el mismo año que conseguiría la pieza final para su entramado táctico, la guinda del pastel llamada Erling Haaland. Sin embargo, en cuestión de una semana, la Carabao Cup ha volado del Etihad, y la Premier va por el mismo camino.
Tras la debacle copera ante el Southampton, en la que Haaland arrancó desde el banquillo, este sábado ha sido el turno del Manchester United. Con la mejoría que le ha imprimido Ten Hag a los ‘diablos rojos’ en los últimos meses, no iba a ser un partido fácil para el City, y menos en Old Trafford. Remontada con polémica incluida (2-1) que ha dado alas y esperanza al United, y que ha terminado por desquiciar al de Santpedor, muy descontento con el arbitraje.
El enfado de Pep es más que evidente, como demuestra con sus declaraciones post partido: «No me importa la Premier League ni la Carabao Cup. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema». Palabras claras que dejan entrever un mensaje oculto, alto y claro hacia el estamento arbitral inglés. Puede que fuese el calentón del momento ante una jugada de dudosa interpretación, pero la idea es evidente: Guardiola, irónico y cabreado, piensa que los árbitros no les dejarán competir.

¡LOCURA EN OLD TRAFFORD!Bruno Fernandes consigue el empate del Manchester United. El VAR decidió que Rashford no intervenía y que no había fuera de juego 🔥#PremierLeagueDAZN ⚽ 🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/19OeK9LHMt— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023
«Rashford está en fuera de juego y Bruno Fernandes no. Pero Rashford intervino en la jugada y distrajo a nuestro portero y a los defensas. Es lo que es. No es un gol legal, pero sabemos donde jugamos y es difícil para los árbitros en estos estadios», afirmó Guardiola, dejando caer que el colegiado ofició un arbitraje ‘casero’ favorable a sus rivales. En cualquier caso, su City se ha complicado la vida en exceso y ahora ve incluso peligrar la segunda plaza ante su verdugo hoy. El Arsenal de su pupilo Arteta ya parece inalcanzable.
Aun así, no todo empezó mal para Guardiola y los suyos. El campeón inglés tuvo el derbi en su mano cuando Grealish hizo el 0-1 recién entrado al campo, en el minuto 60. Apenas media hora para cerrar el partido, pero un entrenador acostumbrado a avasallar y no sufrir no supo amarrar los tres puntos. Y esa indecisión fue lo que hizo reaccionar al United , que pudo disfrutar de su mejor tarde como local en mucho tiempo, la mejor sin duda con Erik ten Hag, que confirma la vuelta de un ‘grande’ a la pelea por cosas importantes.
Los locales empataron por medio de Bruno Fernandes apenas 15 minutos después, en una acción compleja para analizar y pitar. Rashford no llegó a tocar un balón que venía en su dirección cuando se encontraba en fuera de juego después de tirar un desmarque al espacio. El pase fue más duro de la cuenta, y el delantero mancuniano no pudo alcanzarlo, pero hizo el además hasta en dos ocasiones. De ese modo, la defensa celeste ‘skyblue’ no supo a quién marcar, y Fernandes se aprovechó.

Pep Guardiola tira de ironía tras perder el derbi ante el Manchester United 👀🗣 «No me importa la Premier League ni la Carabao. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema»#PremierLeagueDAZN ⚽🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/n9XxndRfEM— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023
A los cuatro minutos, Rashford volvió a ser protagonista, pero esta vez en posición legal, y encontrando el gol de la victoria para deleite del respetable del ‘Teatro de los Sueños’, que vuelve a soñar muchos años después. El United ha enlazado así cinco victorias seguidas, unos guarismos impensables hace no tanto tiempo, y se convierte en aspirante al título, aunque el Arsenal cuenta con una ocasión de oro para escaparse en la tabla. Todo un contraste con la irregular campaña de los de Guardiola, cada vez más desquiciado ante la falta de resultados y de juego.

Guardiola ‘tira la toalla’ tras sufrir la remontada del United: «No me importa la Premier, no podemos ganarla»

El fútbol es un deporte maravilloso por muchos motivos. Uno de ellos, sin duda, la impredecibilidad que caracteriza cada partido, cada jugada. Quién le iba a decir a Pep Guardiola que tendría más difícil que nunca ganar la Premier League, su competición fetiche, el mismo año que conseguiría la pieza final para su entramado táctico, la guinda del pastel llamada Erling Haaland. Sin embargo, en cuestión de una semana, la Carabao Cup ha volado del Etihad, y la Premier va por el mismo camino. Tras la debacle copera ante el Southampton, en la que Haaland arrancó desde el banquillo, este sábado ha sido el turno del Manchester United. Con la mejoría que le ha imprimido Ten Hag a los 'diablos rojos' en los últimos meses, no iba a ser un partido fácil para el City, y menos en Old Trafford. Remontada con polémica incluida (2-1) que ha dado alas y esperanza al United, y que ha terminado por desquiciar al de Santpedor, muy descontento con el arbitraje. El enfado de Pep es más que evidente, como demuestra con sus declaraciones post partido: "No me importa la Premier League ni la Carabao Cup. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema". Palabras claras que dejan entrever un mensaje oculto, alto y claro hacia el estamento arbitral inglés. Puede que fuese el calentón del momento ante una jugada de dudosa interpretación, pero la idea es evidente: Guardiola, irónico y cabreado, piensa que los árbitros no les dejarán competir. ¡LOCURA EN OLD TRAFFORD!Bruno Fernandes consigue el empate del Manchester United. El VAR decidió que Rashford no intervenía y que no había fuera de juego 🔥#PremierLeagueDAZN ⚽ 🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/19OeK9LHMt— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023 "Rashford está en fuera de juego y Bruno Fernandes no. Pero Rashford intervino en la jugada y distrajo a nuestro portero y a los defensas. Es lo que es. No es un gol legal, pero sabemos donde jugamos y es difícil para los árbitros en estos estadios", afirmó Guardiola, dejando caer que el colegiado ofició un arbitraje 'casero' favorable a sus rivales. En cualquier caso, su City se ha complicado la vida en exceso y ahora ve incluso peligrar la segunda plaza ante su verdugo hoy. El Arsenal de su pupilo Arteta ya parece inalcanzable. Aun así, no todo empezó mal para Guardiola y los suyos. El campeón inglés tuvo el derbi en su mano cuando Grealish hizo el 0-1 recién entrado al campo, en el minuto 60. Apenas media hora para cerrar el partido, pero un entrenador acostumbrado a avasallar y no sufrir no supo amarrar los tres puntos. Y esa indecisión fue lo que hizo reaccionar al United , que pudo disfrutar de su mejor tarde como local en mucho tiempo, la mejor sin duda con Erik ten Hag, que confirma la vuelta de un 'grande' a la pelea por cosas importantes. Los locales empataron por medio de Bruno Fernandes apenas 15 minutos después, en una acción compleja para analizar y pitar. Rashford no llegó a tocar un balón que venía en su dirección cuando se encontraba en fuera de juego después de tirar un desmarque al espacio. El pase fue más duro de la cuenta, y el delantero mancuniano no pudo alcanzarlo, pero hizo el además hasta en dos ocasiones. De ese modo, la defensa celeste 'skyblue' no supo a quién marcar, y Fernandes se aprovechó. Pep Guardiola tira de ironía tras perder el derbi ante el Manchester United 👀🗣 "No me importa la Premier League ni la Carabao. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema"#PremierLeagueDAZN ⚽🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/n9XxndRfEM— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023 A los cuatro minutos, Rashford volvió a ser protagonista, pero esta vez en posición legal, y encontrando el gol de la victoria para deleite del respetable del 'Teatro de los Sueños', que vuelve a soñar muchos años después. El United ha enlazado así cinco victorias seguidas, unos guarismos impensables hace no tanto tiempo, y se convierte en aspirante al título, aunque el Arsenal cuenta con una ocasión de oro para escaparse en la tabla. Todo un contraste con la irregular campaña de los de Guardiola, cada vez más desquiciado ante la falta de resultados y de juego.

El fútbol es un deporte maravilloso por muchos motivos. Uno de ellos, sin duda, la impredecibilidad que caracteriza cada partido, cada jugada. Quién le iba a decir a Pep Guardiola que tendría más difícil que nunca ganar la Premier League, su competición fetiche, el mismo año que conseguiría la pieza final para su entramado táctico, la guinda del pastel llamada Erling Haaland. Sin embargo, en cuestión de una semana, la Carabao Cup ha volado del Etihad, y la Premier va por el mismo camino.

Tras la debacle copera ante el Southampton, en la que Haaland arrancó desde el banquillo, este sábado ha sido el turno del Manchester United. Con la mejoría que le ha imprimido Ten Hag a los ‘diablos rojos’ en los últimos meses, no iba a ser un partido fácil para el City, y menos en Old Trafford. Remontada con polémica incluida (2-1) que ha dado alas y esperanza al United, y que ha terminado por desquiciar al de Santpedor, muy descontento con el arbitraje.

El enfado de Pep es más que evidente, como demuestra con sus declaraciones post partido: «No me importa la Premier League ni la Carabao Cup. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema». Palabras claras que dejan entrever un mensaje oculto, alto y claro hacia el estamento arbitral inglés. Puede que fuese el calentón del momento ante una jugada de dudosa interpretación, pero la idea es evidente: Guardiola, irónico y cabreado, piensa que los árbitros no les dejarán competir.

¡LOCURA EN OLD TRAFFORD!

Bruno Fernandes consigue el empate del Manchester United. El VAR decidió que Rashford no intervenía y que no había fuera de juego 🔥#PremierLeagueDAZN ⚽ 🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/19OeK9LHMt

— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023

«Rashford está en fuera de juego y Bruno Fernandes no. Pero Rashford intervino en la jugada y distrajo a nuestro portero y a los defensas. Es lo que es. No es un gol legal, pero sabemos donde jugamos y es difícil para los árbitros en estos estadios», afirmó Guardiola, dejando caer que el colegiado ofició un arbitraje ‘casero’ favorable a sus rivales. En cualquier caso, su City se ha complicado la vida en exceso y ahora ve incluso peligrar la segunda plaza ante su verdugo hoy. El Arsenal de su pupilo Arteta ya parece inalcanzable.

Aun así, no todo empezó mal para Guardiola y los suyos. El campeón inglés tuvo el derbi en su mano cuando Grealish hizo el 0-1 recién entrado al campo, en el minuto 60. Apenas media hora para cerrar el partido, pero un entrenador acostumbrado a avasallar y no sufrir no supo amarrar los tres puntos. Y esa indecisión fue lo que hizo reaccionar al United , que pudo disfrutar de su mejor tarde como local en mucho tiempo, la mejor sin duda con Erik ten Hag, que confirma la vuelta de un ‘grande’ a la pelea por cosas importantes.

Los locales empataron por medio de Bruno Fernandes apenas 15 minutos después, en una acción compleja para analizar y pitar. Rashford no llegó a tocar un balón que venía en su dirección cuando se encontraba en fuera de juego después de tirar un desmarque al espacio. El pase fue más duro de la cuenta, y el delantero mancuniano no pudo alcanzarlo, pero hizo el además hasta en dos ocasiones. De ese modo, la defensa celeste ‘skyblue’ no supo a quién marcar, y Fernandes se aprovechó.

Pep Guardiola tira de ironía tras perder el derbi ante el Manchester United 👀

🗣 «No me importa la Premier League ni la Carabao. No podemos ganar. Pero ya hemos ganado mucho, así que no es un problema»#PremierLeagueDAZN ⚽🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿 pic.twitter.com/n9XxndRfEM

— DAZN España (@DAZN_ES) January 14, 2023

A los cuatro minutos, Rashford volvió a ser protagonista, pero esta vez en posición legal, y encontrando el gol de la victoria para deleite del respetable del ‘Teatro de los Sueños’, que vuelve a soñar muchos años después. El United ha enlazado así cinco victorias seguidas, unos guarismos impensables hace no tanto tiempo, y se convierte en aspirante al título, aunque el Arsenal cuenta con una ocasión de oro para escaparse en la tabla. Todo un contraste con la irregular campaña de los de Guardiola, cada vez más desquiciado ante la falta de resultados y de juego.

Deja una respuesta