"¿Ha mandado a su hermano gemelo?": duras críticas de Alemania a Gündogan

Ralph-Uwe Schaffert, vicepresidente de la Federación, ha cargado contra el jugador del FC Barcelona por sus últimas actuaciones con la absoluta.

"¿Ha mandado a su hermano gemelo?": duras críticas de Alemania a Gündogan

Ralph-Uwe Schaffert, vicepresidente de la Federación, ha cargado contra el jugador del FC Barcelona por sus últimas actuaciones con la absoluta.

En apenas unos meses, Ilkay Gündogan se ha convertido en una pieza clave para Xavi Hernández en el FC Barcelona, ganándose un puesto en el once titular. Sin embargo, los altos cargos de la selección alemana no parecen tener la misma visión sobre él e incluso han llegado a atacar al germano por su compromiso cuando representa a su país.

El vicepresidente de la Federación, Ralph-Uwe Schaffert, ha hablado sobre él para el medio Hannoversche Allgemeine: «Ilkay Gündogan, por ejemplo, extrañamente juega de manera sobresaliente en el club y luego juega de tal manera en la selección que uno puede llegar a pensar: ¿Ha mandado a su hermano gemelo, con menos talento? No lo entiendo».

Gündogan, que lleva 73 partidos con la selección alemana absoluta, no ha sido el único en recibir críticas por parte de este responsable de la Federación. Su compañero Joshua Kimmich, pieza destacada del Bayern de Múnich, también ha sido el foco de las críticas de Ralph-Uwe Schaffert.

Estas declaraciones llegan en plena crisis de la selección alemana, cuyo futuro es muy incierto con un gran torneo a la vuelta de la esquina. El propio Schaffert es consciente de la situación que atraviesa en la actualidad la absoluta germana, después de nombrar a Julian Nagelsmann como sustituto de Hansi Flick.

«Tengo muchas dudas con respecto a la Eurocopa del año que viene. En términos de potencial, podemos llegar lejos. Pero las aspiraciones, las expectativas y la realidad están tan alejadas en este momento que me resulta absolutamente inexplicable. No creo que se deba al seleccionador», afirma el responsable.

Para él es imprescindible la implicación de los jugadores, que ahora pone en entredicho pues tiene «la sensación de que bastantes de los jugadores que están actualmente sobre el terreno de juego creen que pueden salir al campo con tal vez el 85% de su posible compromiso».

«No quiero ni imaginarme lo que ocurrirá si jugamos contra Francia o Inglaterra con esta actitud. Tal vez ya no necesitemos sólo a los que tienen mucho talento, sino también a los que están dispuestos a arremangarse. El mejor ejemplo de cómo hacerlo lo dieron nuestros sub-17 cuando ganaron el Mundial», sentencia.