Hamilton echa un pulso a la Fórmula 1 por su prohibición de llevar joyas: ¡amenaza con no correr!

La Fórmula 1 ha implementado una nueva normativa este año que está suscitando una gran polémica y no tiene nada que ver con la técnica, la mecánica o el propio automovilismo: es un código de vestimenta.
Desde principios de temporada, en cada Gran Premio, el director de carrera emite una nota en la que recuerda que todos los pilotos deben llevar ropa homologada ignífuga, incluida la ropa interior, y que queda totalmente prohibido llevar joyas, collares, cadenas o piercings durante la cada sesión. En la citada nota, explican, llevar este tipo de joyas u objetos metálicos pueden estorbar o incluso ser peligrosos en caso de incendio, accidente serio o cualquier otro suceso que requiera la intervención médica.
Aunque la explicación que da la FIA tiene todo el sentido, hay pilotos que no se lo han tomado nada bien. Uno de ellos es el mismísimo Lewis Hamilton, que lejos de obedecer ha retado directamente a la organización con una declaración de intenciones en la rueda de prensa del GP de Miami.
Hamilton ha comparecido con varias cadenas al cuello, anillos, pulseras y hasta tres relojes (cada uno en un huso horario) y ha respondido que él no está dispuesto a obedecer esta norma que ve absurda. Incluso puede llevarlo a las máximas consecuencias.
«No he podido ponerme más joyas hoy, pero de todos modos… siento que es un paso atrás. Si piensas en los pasos que hemos dado como deporte y los problemas y causas más importantes en los que debemos concentrarnos», reivindicó. «Esto es algo tan pequeño, he estado en el deporte durante 16 años y he estado usando joyas durante todo este tiempo», recordó. Hamilton lleva varios piercings en su cuerpo, como uno en la nariz o varios en las orejas. Joyas que no se puede quitar.
«En el coche solo tengo puestos los aretes de las orejas y el arete en la nariz, que ni me puedo quitar. Parece innecesario que entremos en esta disputa, así que intentaré comunicarme y trabajar con Mohammed», señaló, en referencia al presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem.

You got the time, Lewis? 😉✨✨ pic.twitter.com/7EazbIXfdk— Mercedes-AMG PETRONAS F1 Team (@MercedesAMGF1) May 6, 2022
Siendo estrictos, Hamilton podría ser excluido de los Grandes Premios en los que no cumpla con la normativa de seguridad, como es el caso, y el piloto está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias.
«Nunca ha sido un problema de seguridad en el pasado. Es platino, no es magnético. En 16 años, me han hecho varias resonancias magnéticas y no tuve que quitarme el platino», recordó, pero no está dispuesto a ceder. «Estoy dispuesto a firmar una exención para quitarles la responsabilidad. Si me detienen, que así sea. Tenemos un piloto reserva, estamos listos y preparados para el fin de semana… De todos modos, hay mucho que hacer en la ciudad», retó a la competición.

Hamilton echa un pulso a la Fórmula 1 por su prohibición de llevar joyas: ¡amenaza con no correr!

La Fórmula 1 ha implementado una nueva normativa este año que está suscitando una gran polémica y no tiene nada que ver con la técnica, la mecánica o el propio automovilismo: es un código de vestimenta. Desde principios de temporada, en cada Gran Premio, el director de carrera emite una nota en la que recuerda que todos los pilotos deben llevar ropa homologada ignífuga, incluida la ropa interior, y que queda totalmente prohibido llevar joyas, collares, cadenas o piercings durante la cada sesión. En la citada nota, explican, llevar este tipo de joyas u objetos metálicos pueden estorbar o incluso ser peligrosos en caso de incendio, accidente serio o cualquier otro suceso que requiera la intervención médica. Aunque la explicación que da la FIA tiene todo el sentido, hay pilotos que no se lo han tomado nada bien. Uno de ellos es el mismísimo Lewis Hamilton, que lejos de obedecer ha retado directamente a la organización con una declaración de intenciones en la rueda de prensa del GP de Miami. Hamilton ha comparecido con varias cadenas al cuello, anillos, pulseras y hasta tres relojes (cada uno en un huso horario) y ha respondido que él no está dispuesto a obedecer esta norma que ve absurda. Incluso puede llevarlo a las máximas consecuencias. "No he podido ponerme más joyas hoy, pero de todos modos… siento que es un paso atrás. Si piensas en los pasos que hemos dado como deporte y los problemas y causas más importantes en los que debemos concentrarnos", reivindicó. "Esto es algo tan pequeño, he estado en el deporte durante 16 años y he estado usando joyas durante todo este tiempo", recordó. Hamilton lleva varios piercings en su cuerpo, como uno en la nariz o varios en las orejas. Joyas que no se puede quitar. "En el coche solo tengo puestos los aretes de las orejas y el arete en la nariz, que ni me puedo quitar. Parece innecesario que entremos en esta disputa, así que intentaré comunicarme y trabajar con Mohammed", señaló, en referencia al presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem. You got the time, Lewis? 😉✨✨ pic.twitter.com/7EazbIXfdk— Mercedes-AMG PETRONAS F1 Team (@MercedesAMGF1) May 6, 2022 Siendo estrictos, Hamilton podría ser excluido de los Grandes Premios en los que no cumpla con la normativa de seguridad, como es el caso, y el piloto está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias. "Nunca ha sido un problema de seguridad en el pasado. Es platino, no es magnético. En 16 años, me han hecho varias resonancias magnéticas y no tuve que quitarme el platino", recordó, pero no está dispuesto a ceder. "Estoy dispuesto a firmar una exención para quitarles la responsabilidad. Si me detienen, que así sea. Tenemos un piloto reserva, estamos listos y preparados para el fin de semana... De todos modos, hay mucho que hacer en la ciudad", retó a la competición.

La Fórmula 1 ha implementado una nueva normativa este año que está suscitando una gran polémica y no tiene nada que ver con la técnica, la mecánica o el propio automovilismo: es un código de vestimenta.

Desde principios de temporada, en cada Gran Premio, el director de carrera emite una nota en la que recuerda que todos los pilotos deben llevar ropa homologada ignífuga, incluida la ropa interior, y que queda totalmente prohibido llevar joyas, collares, cadenas o piercings durante la cada sesión. En la citada nota, explican, llevar este tipo de joyas u objetos metálicos pueden estorbar o incluso ser peligrosos en caso de incendio, accidente serio o cualquier otro suceso que requiera la intervención médica.

Aunque la explicación que da la FIA tiene todo el sentido, hay pilotos que no se lo han tomado nada bien. Uno de ellos es el mismísimo Lewis Hamilton, que lejos de obedecer ha retado directamente a la organización con una declaración de intenciones en la rueda de prensa del GP de Miami.

Hamilton ha comparecido con varias cadenas al cuello, anillos, pulseras y hasta tres relojes (cada uno en un huso horario) y ha respondido que él no está dispuesto a obedecer esta norma que ve absurda. Incluso puede llevarlo a las máximas consecuencias.

«No he podido ponerme más joyas hoy, pero de todos modos… siento que es un paso atrás. Si piensas en los pasos que hemos dado como deporte y los problemas y causas más importantes en los que debemos concentrarnos», reivindicó. «Esto es algo tan pequeño, he estado en el deporte durante 16 años y he estado usando joyas durante todo este tiempo», recordó. Hamilton lleva varios piercings en su cuerpo, como uno en la nariz o varios en las orejas. Joyas que no se puede quitar.

«En el coche solo tengo puestos los aretes de las orejas y el arete en la nariz, que ni me puedo quitar. Parece innecesario que entremos en esta disputa, así que intentaré comunicarme y trabajar con Mohammed», señaló, en referencia al presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem.

You got the time, Lewis? 😉✨✨ pic.twitter.com/7EazbIXfdk

— Mercedes-AMG PETRONAS F1 Team (@MercedesAMGF1) May 6, 2022

Siendo estrictos, Hamilton podría ser excluido de los Grandes Premios en los que no cumpla con la normativa de seguridad, como es el caso, y el piloto está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias.

«Nunca ha sido un problema de seguridad en el pasado. Es platino, no es magnético. En 16 años, me han hecho varias resonancias magnéticas y no tuve que quitarme el platino», recordó, pero no está dispuesto a ceder. «Estoy dispuesto a firmar una exención para quitarles la responsabilidad. Si me detienen, que así sea. Tenemos un piloto reserva, estamos listos y preparados para el fin de semana… De todos modos, hay mucho que hacer en la ciudad», retó a la competición.

Deja una respuesta