La bronca de Arteta y Klopp: les tuvieron que separar para que no llegaran a las manos

La bronca de Arteta y Klopp: les tuvieron que separar para que no llegaran a las manos

El Liverpool ganó por un contundente 4-0 al Arsenal, en un encuentro cargado de tensión. El duro juego que mostraron ambos equipos hizo que los entrenadores de ambos equipos, ambos de sangre caliente, protagonizaran una escena que es de todo menos deportiva.

Cuando aún iban 0-0, pasada la media hora de partido, y justo después de un gol anulado a Aubameyang para el Arsenal, una dura falta del Liverpool hizo que Mikel Arteta se levantase como un resorte para ir a abroncar a Jurgen Klopp. El entrenador español estaba harto de la actitud dura de los futbolistas del equipo local, y le dedicó todo tipo de insultos e improperios a los que el técnico del Liverpool respondió de igual manera. 

Viendo que ambos no iban a rebajar la tensión por sí mismos, compañeros de uno y otro banquillo se levantaron para separarles y evitar que la cosa fuera a mayores.

El árbitro del partido tomó cartas en el asunto y sacó amarilla a ambos. Bien por esta acción, bien porque el Liverpool reaccionó mucho mejor, el encuentro se decantó en el momento en el que Sadio Mané rompió el muro de Ramsdale, por fin, y marcar el 1-0. Diogo Jota después del descanso y Salah y Minamino en la recta final del encuentro completaron la goleada.

Tras este resultado, el Liverpool mantiene su persecución al Chelsea, aunque a una distancia de 4 puntos aún, mientras que el Arsenal cae de puestos de Champions.

Deja una respuesta