La Comunidad Valenciana de Ximo Puig es la región con más déficit y casi triplicará la tasa de referencia

La Comunidad Valenciana de Ximo Puig es la región con más déficit y casi triplicará la tasa de referencia

La Comunidad Valenciana será, con una notable diferencia, la región que presente un mayor déficit al cierre del presente año. La región gobernada por el socialista Ximo Puig cerrará el ejercicio con una desviación presupuestaria del 1,5% del PIB, lo que además supone estar cerca de triplicar la tasa de referencia del 0,6%.

Así se desprende del Observatorio Fiscal y Financiero de las CCAA que hoy ha publicado Fedea, en pleno debate y reuniones paralelas para tratar de acordar una nueva financiación autonómica, y que ha sido elaborado entre otros, por José Ignacio Conde-Ruiz y Carmen Marín, quien explica así las cifras a este periódico. «El dato del año pasado ya fue bastante malo, con una primera mitad del año en superávit pero un muy mal dato en la segunda mitad. Y este año, en los primeros seis meses el dato era del 0%, y esperamos que el segundo semestre sea igualmente negativo», explica esta doctora en Economía y analista de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada.

El documento no entra a valorar cuáles son los motivos de estos malos datos que también son visibles en la Región de Murcia, cuyo déficit esperado es del 1%. En cambio, quien sí lo ha hecho es el consejero de Hacienda de la Comunidad Valenciana, que no ha mostrado ni una duda de que esta cifra se debe únicamente a la infrafinanciación que en su opinión sufre la región y que denuncia siempre que tiene ocasión.

«No es nuevo, ya que viene provocado por la infrafinanciación que padecemos. De hecho, después de la Comunitat Valenciana la siguiente autonomía con mayor déficit es Murcia (1%). Lógicamente, las dos autonomías con peor financiación», ha explicado Vicent Soler.

«El arco mediterráneo ha estado históricamente infrafinanciado y además, continua sin disponer de las infraestructuras y de los recursos necesarias para poder seguir creciendo y desarrollándose, como el corredor mediterráneo. Las cifras ponen en evidencia esta desigualdad que no puede seguir perpetuándose y todavía menos en una época de recuperación post pandemia como la actual», ha añadido.

Precisamente alegando estos motivos, la Comunidad Valenciana y Región de Murcia han celebrado hoy una reunión bilateral «para plantear una propuesta conjunta de reforma del modelo de financiación». No han participado, por lo tanto, en la organizada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y a la que han acudido ocho regiones de diferente signo político: Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Cantabria y Asturias. El motivo, apuntan las primeras, es que no han sido invitadas, pero también entre ellas existe una sensible diferencia en cuanto al modelo que debe regir en la nueva financiación autonómica.

En el lado contrario, esto es, entre las regiones con una mejor situación de estabilidad presupuestaria, sobresale especialmente Navarra: según la estimación de Fedea, acabará el año con un importante superávit del 2%, situación que está directamente ligada con los mayores recursos de los que gozan las comunidades forales.

Sin embargo, llama la atención que, a pesar de gozar de esos mismos privilegios forales, País Vasco no se encuentra ni mucho menos en una situación tan favorable. Sufrirá un déficit del 0,1%, un dato evidentemente peor que el de Navarra pero también que el superávit del 0,1% que registrarán Madrid y Cantabria, o el 0,9% y el 0,7% que arrojarán Canarias y Asturias, respectivamente.

Y en términos globales, el trabajo de Fedea estima que el déficit conjunto de las comunidades será del -0,1%, un dato sensiblemente mejor al que estima el Gobierno. Sin embargo, los responsables del informa advierten de que «las finanzas autonómicas no están bajo control«.

El buen dato, apuntan, «se debe a que las comunidades han recibido ingresos extraordinarios por el Covid y también por la recaudación extraordinaria» obtenida gracias a los impuestos cedidos después del año de pandemia.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta