La Generalitat rompe de manera unilateral la candidatura olímpica conjunta con Aragón

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, anunció este jueves que encargará a la directora de la Oficina Técnica del proyecto de candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, Mònica Bosch, la elaboración de una propuesta de proyecto de candidatura de Catalunya en solitario para presentarla al Comité Olímpico Español ante el desacuerdo con el Gobierno de Aragón.
En un desayuno informativo, Vilagrá confirmo la ruptura unilateral de la candidatura olímpica conjunta, algo que ya había avisado días antes, y aseguró que «la Generalitat sigue adelante» con el proyecto olímpico, señalando que esta candidatura propia se deberá elaborar teniendo en cuenta las colaboraciones externas necesarias porque Catalunya no prevé acoger las disciplinas de salto y de deslizamiento, pues no tiene las instalaciones para hacerlo.
«Con esta colaboración externa y los activos propios que tenemos en Catalunya nos vemos perfectamente capaces de hacer una candidatura competitiva, potente y con posibilidades de éxito». Según ella, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha expresado su voluntad de que los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 se celebren en Europa, por lo que cree que el Gobierno central no debería «dejar pasar esta oportunidad».
La consellera aseguró que el Comité Olímpico Internacional (COI) trasladó a Cataluña que su voluntad era tener «una propuesta europea sobre la mesa» y, en ese sentido, la dirigente lanzó un mensaje al COE y al Gobierno: «¿Quién dejaría pasar esta oportunidad?»
La respuesta aragonesa llegó de boca de su presidente, Javier Lambán, que consideró que Cataluña «se ha quitado definitivamente la careta» y ha demostrado un «grado absoluto de intolerancia y desdén por Aragón».
El presidente aragonés quiso recordar que su comunidad «sigue esperando» a que se le responda a su última propuesta, que dividía las pruebas por lotes y que daba a la posibilidad a Cataluña de elegir primero en cada uno de los lotes. Una propuesta que para Lambán es «muy sensata, muy justa, muy igualitaria y muy generosa», teniendo en cuenta que Aragón y Cataluña tienen «las mismas estaciones, las mismas capacidades y las mismas cualidades».Lambán aseguró además que recurrirá a todos los ámbitos nacionales e internacionales porque, de aceptarse la candidatura en solitario, «se estaría generando una crisis territorial y política muy grave». «No creo que el país esté en este momento para afrontar más crisis y conflictos», zanjó, para apuntar finalmente: «No soy anticatalán, la quiero profundamente (a Cataluña), solo estoy en contra de quienes la perjudican con sus políticas».

La Generalitat rompe de manera unilateral la candidatura olímpica conjunta con Aragón

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, anunció este jueves que encargará a la directora de la Oficina Técnica del proyecto de candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, Mònica Bosch, la elaboración de una propuesta de proyecto de candidatura de Catalunya en solitario para presentarla al Comité Olímpico Español ante el desacuerdo con el Gobierno de Aragón. En un desayuno informativo, Vilagrá confirmo la ruptura unilateral de la candidatura olímpica conjunta, algo que ya había avisado días antes, y aseguró que «la Generalitat sigue adelante» con el proyecto olímpico, señalando que esta candidatura propia se deberá elaborar teniendo en cuenta las colaboraciones externas necesarias porque Catalunya no prevé acoger las disciplinas de salto y de deslizamiento, pues no tiene las instalaciones para hacerlo. «Con esta colaboración externa y los activos propios que tenemos en Catalunya nos vemos perfectamente capaces de hacer una candidatura competitiva, potente y con posibilidades de éxito». Según ella, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha expresado su voluntad de que los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 se celebren en Europa, por lo que cree que el Gobierno central no debería «dejar pasar esta oportunidad». La consellera aseguró que el Comité Olímpico Internacional (COI) trasladó a Cataluña que su voluntad era tener «una propuesta europea sobre la mesa» y, en ese sentido, la dirigente lanzó un mensaje al COE y al Gobierno: «¿Quién dejaría pasar esta oportunidad?» La respuesta aragonesa llegó de boca de su presidente, Javier Lambán, que consideró que Cataluña «se ha quitado definitivamente la careta» y ha demostrado un «grado absoluto de intolerancia y desdén por Aragón». El presidente aragonés quiso recordar que su comunidad «sigue esperando» a que se le responda a su última propuesta, que dividía las pruebas por lotes y que daba a la posibilidad a Cataluña de elegir primero en cada uno de los lotes. Una propuesta que para Lambán es «muy sensata, muy justa, muy igualitaria y muy generosa», teniendo en cuenta que Aragón y Cataluña tienen «las mismas estaciones, las mismas capacidades y las mismas cualidades».Lambán aseguró además que recurrirá a todos los ámbitos nacionales e internacionales porque, de aceptarse la candidatura en solitario, «se estaría generando una crisis territorial y política muy grave». «No creo que el país esté en este momento para afrontar más crisis y conflictos», zanjó, para apuntar finalmente: «No soy anticatalán, la quiero profundamente (a Cataluña), solo estoy en contra de quienes la perjudican con sus políticas».

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, anunció este jueves que encargará a la directora de la Oficina Técnica del proyecto de candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, Mònica Bosch, la elaboración de una propuesta de proyecto de candidatura de Catalunya en solitario para presentarla al Comité Olímpico Español ante el desacuerdo con el Gobierno de Aragón.

En un desayuno informativo, Vilagrá confirmo la ruptura unilateral de la candidatura olímpica conjunta, algo que ya había avisado días antes, y aseguró que «la Generalitat sigue adelante» con el proyecto olímpico, señalando que esta candidatura propia se deberá elaborar teniendo en cuenta las colaboraciones externas necesarias porque Catalunya no prevé acoger las disciplinas de salto y de deslizamiento, pues no tiene las instalaciones para hacerlo.

«Con esta colaboración externa y los activos propios que tenemos en Catalunya nos vemos perfectamente capaces de hacer una candidatura competitiva, potente y con posibilidades de éxito». Según ella, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha expresado su voluntad de que los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 se celebren en Europa, por lo que cree que el Gobierno central no debería «dejar pasar esta oportunidad».

La consellera aseguró que el Comité Olímpico Internacional (COI) trasladó a Cataluña que su voluntad era tener «una propuesta europea sobre la mesa» y, en ese sentido, la dirigente lanzó un mensaje al COE y al Gobierno: «¿Quién dejaría pasar esta oportunidad?»

La respuesta aragonesa llegó de boca de su presidente, Javier Lambán, que consideró que Cataluña «se ha quitado definitivamente la careta» y ha demostrado un «grado absoluto de intolerancia y desdén por Aragón».

El presidente aragonés quiso recordar que su comunidad «sigue esperando» a que se le responda a su última propuesta, que dividía las pruebas por lotes y que daba a la posibilidad a Cataluña de elegir primero en cada uno de los lotes. Una propuesta que para Lambán es «muy sensata, muy justa, muy igualitaria y muy generosa», teniendo en cuenta que Aragón y Cataluña tienen «las mismas estaciones, las mismas capacidades y las mismas cualidades».Lambán aseguró además que recurrirá a todos los ámbitos nacionales e internacionales porque, de aceptarse la candidatura en solitario, «se estaría generando una crisis territorial y política muy grave». «No creo que el país esté en este momento para afrontar más crisis y conflictos», zanjó, para apuntar finalmente: «No soy anticatalán, la quiero profundamente (a Cataluña), solo estoy en contra de quienes la perjudican con sus políticas».