La gimnasta Olivia Dunne desata la locura y su universidad contrata a un guardaespaldas para protegerla del acoso de los fans

El ‘fenómeno Olivia Dunne’ ha explotado en Estados Unidos, tanto, que la universidad a la que pertenece la popular gimnasta, la LSU, se ha visto obligada a reforzar la seguridad con un guardaespaldas. Esta decisión fue anunciada tras una serie de altercados con los aficionados la semana pasada, en los que el autobús del equipo tuvo que evitar a una masa de aficionados que faltaron el respeto a la deportista.
Jay Clark, entrenador del equipo de gimnasia, anunció la contratación de un guardaespaldas para proteger el vestuario y los hoteles que se alojen las deportistas, entre ellas Olivia, en los desplazamientos. «[El guardaspaldas] estará ahí para crear un perímetro que mantenga a todo el mundo a salvo», declaró en una entrevista reciente.
Además, desveló la implantación de un nuevo protocolo de seguridad que restringirá los movimientos de las gimnastas. «Siempre les hemos permitido subir con sus familias [a la grada tras las competiciones], queremos seguir dándoles ese tiempo con sus familias, pero no habrá más subidas a las gradas y habrá una cantidad limitada de tiempo en el que podrán interactuar con los aficionados», confesó.

I will always appreciate and love the support from you guys, but if you come to a meet, I want to ask you to please be respectful of the other gymnasts and the gymnastics community as we are just doing our job❤️— Olivia Dunne (@livvydunne) January 8, 2023
Estas medidas son la respuesta a los incidentes que vivió el equipo en su estreno esta temporada, el pasado viernes, cuando decenas de espectadores corearon el nombre de Olvia Dunne -muy notoria en redes sociales- en una competición en la que ella no tomó partida debido a una lesión. Unos hechos ante los que la propia gimnasta reaccionó con una publicación en sus redes en la que pidió a los aficionados que «sean respetuosos» en las competiciones.

La gimnasta Olivia Dunne desata la locura y su universidad contrata a un guardaespaldas para protegerla del acoso de los fans

El 'fenómeno Olivia Dunne' ha explotado en Estados Unidos, tanto, que la universidad a la que pertenece la popular gimnasta, la LSU, se ha visto obligada a reforzar la seguridad con un guardaespaldas. Esta decisión fue anunciada tras una serie de altercados con los aficionados la semana pasada, en los que el autobús del equipo tuvo que evitar a una masa de aficionados que faltaron el respeto a la deportista. Jay Clark, entrenador del equipo de gimnasia, anunció la contratación de un guardaespaldas para proteger el vestuario y los hoteles que se alojen las deportistas, entre ellas Olivia, en los desplazamientos. "[El guardaspaldas] estará ahí para crear un perímetro que mantenga a todo el mundo a salvo", declaró en una entrevista reciente. Además, desveló la implantación de un nuevo protocolo de seguridad que restringirá los movimientos de las gimnastas. "Siempre les hemos permitido subir con sus familias [a la grada tras las competiciones], queremos seguir dándoles ese tiempo con sus familias, pero no habrá más subidas a las gradas y habrá una cantidad limitada de tiempo en el que podrán interactuar con los aficionados", confesó. I will always appreciate and love the support from you guys, but if you come to a meet, I want to ask you to please be respectful of the other gymnasts and the gymnastics community as we are just doing our job❤️— Olivia Dunne (@livvydunne) January 8, 2023 Estas medidas son la respuesta a los incidentes que vivió el equipo en su estreno esta temporada, el pasado viernes, cuando decenas de espectadores corearon el nombre de Olvia Dunne -muy notoria en redes sociales- en una competición en la que ella no tomó partida debido a una lesión. Unos hechos ante los que la propia gimnasta reaccionó con una publicación en sus redes en la que pidió a los aficionados que "sean respetuosos" en las competiciones.

El ‘fenómeno Olivia Dunne’ ha explotado en Estados Unidos, tanto, que la universidad a la que pertenece la popular gimnasta, la LSU, se ha visto obligada a reforzar la seguridad con un guardaespaldas. Esta decisión fue anunciada tras una serie de altercados con los aficionados la semana pasada, en los que el autobús del equipo tuvo que evitar a una masa de aficionados que faltaron el respeto a la deportista.

Jay Clark, entrenador del equipo de gimnasia, anunció la contratación de un guardaespaldas para proteger el vestuario y los hoteles que se alojen las deportistas, entre ellas Olivia, en los desplazamientos. «[El guardaspaldas] estará ahí para crear un perímetro que mantenga a todo el mundo a salvo«, declaró en una entrevista reciente.

Además, desveló la implantación de un nuevo protocolo de seguridad que restringirá los movimientos de las gimnastas. «Siempre les hemos permitido subir con sus familias [a la grada tras las competiciones], queremos seguir dándoles ese tiempo con sus familias, pero no habrá más subidas a las gradas y habrá una cantidad limitada de tiempo en el que podrán interactuar con los aficionados«, confesó.

I will always appreciate and love the support from you guys, but if you come to a meet, I want to ask you to please be respectful of the other gymnasts and the gymnastics community as we are just doing our job❤️

— Olivia Dunne (@livvydunne) January 8, 2023

Estas medidas son la respuesta a los incidentes que vivió el equipo en su estreno esta temporada, el pasado viernes, cuando decenas de espectadores corearon el nombre de Olvia Dunne -muy notoria en redes sociales- en una competición en la que ella no tomó partida debido a una lesión. Unos hechos ante los que la propia gimnasta reaccionó con una publicación en sus redes en la que pidió a los aficionados que «sean respetuosos» en las competiciones.

Deja una respuesta