La gran temporada del Himalaya, en marcha: docenas de permisos a los grandes mitos, montañas inescaladas y un deseo principal

La temporada de escalada en el Himalaya en Nepal ya está en marcha. El Ministerio de Turismo del país asiático- conforme va concediendo los permisos de escalada…

La gran temporada del Himalaya, en marcha: docenas de permisos a los grandes mitos, montañas inescaladas y un deseo principal

La temporada de escalada en el Himalaya en Nepal ya está en marcha. El Ministerio de Turismo del país asiático- conforme va concediendo los permisos de escalada...

La temporada de escalada en el Himalaya en Nepal ya está en marcha. El Ministerio de Turismo del país asiático- conforme va concediendo los permisos de escalada para los ciudadanos extranjeros- , va publicando el número de participantes en los diferentes picos.

Everest Today hace dos días actualizó estos datos. Mientras tanto, en las rutas normales generalmente concurridas de los ochomiles nepalíes los sherpas están avanzando, fijando las cuerdas, estableciendo los campos y abasteciéndolos con depósitos de botellas de oxígeno ya que muchas personas usarán oxígeno suplementario para poder alcanzar la cumbre. En el resumen actual de permisos de escalada -que con el paso de los días se irá actualizando- , estos son algunos de los picos del Himalaya donde se van a llevar a cabo expediciones:

101 valientes

También conocido como Sagarmatha, o Chomolungma, la Madre del Universo, es la montaña más alta (8.848 m) y más concurrida del mundo. De momento 101 personas extranjeras han obtenido permiso de escalada para esta temporada. Los trabajadores sherpas de Nepal no se contabilizan en estos extractos. En la primavera de 2023 Everest tuvo un récord de participantes extranjeros, con un total de 454 permisos. Con el paso de los siguientes días y semanas el número actual de 101 se incrementará.

Este año China levantó el veda, y permite que los grupos escalen el Everest desde el norte, que para muchos es más preferible que ascender el pico desde el lado habitual, el nepalí, donde nada más empezar la ruta uno tiene que superar una sección muy peligrosa, la cascada de hielo de Khumbu, que está entre el campo base y el campo 1 de la ruta normal. China además puso de condición en su ruta la prohibición de la subida sin oxígeno suplementario a partir de los 7.000 metros.

Hasta finales de 2023, un total de 11997 personas (incluyendo sherpas y extranjeros) coronaron el Everest, 104 de ellos fueron españoles y de esos 104 sólo 8 lo consiguieron sin el uso de oxígeno suplementario.

El guía de montaña boliviano Hugo Ayaviri, con varios ochomiles ya ascendidos sin oxígeno suplementario, ahora va a intentar escalar el Everest y el colindante Lhotse, sin O2 y probablemente sin descender al campamento base entre las dos ascensiones. Una tarea difícil por el gran esfuerzo y riesgo que significa la doble ascensión en condiciones de hipoxia constantes.

Annapurna

Habrá grupos también en el Annapurna I (8,091 m), coronado hasta finales de 2023 por un total de 26 españoles, de los cuales la gran mayoría (23) subió sin botella de oxígeno. Asimismo habrá actividad en otros ”ochomiles”, entre ellos Dhaulagiri I (8.167 m), Kangchenjunga (8.586 m) Lhotse (8.516 m) y Makalu (8.485 m) .

Lo que llama la atención de la lista de permisos del ministerio nepalí es que constan permisos concedidos para dos montañas todavía inescaladas, el Khangri Shar de 6.811 metros, donde habrá un equipo de dos personas, y el inescalado Jugal 3 (6.184 m) donde una persona ha obtenido permiso. Asimismo se ha concedido permiso de escalada para Tengkangpoche (6.482 m), que hasta ahora ha sido ascendida por menos de 20 alpinistas. Obtener permisos a estos seismiles sale mucho más económico que a los ochomiles arriba mencionados, pero a pesar de la menor altura que tienen estos picos, no significa que sean menos difíciles, sino todo lo contrario.

Mientras que las ascenciones en las rutas normales de los ochomiles no aportan mucho a la historia del alpinismo, sino que son más bien retos personales y suman a las estadísticas, escalar un pico más bajo técnico con medios propios y sin ayuda externa o cuerdas fijadas previamente, tiene bastante valor.

Deseamos que esta temporada sea más afortunada que la de 2023, cuando, por ejemplo, en el Everest perdieron la vida 18 personas, un récord de muertes. Huyámonos de los récords, y que todos vuelvan a casa luego sanos y salvos.