La justicia europea da vía libre a la Superliga, pero la competición está lejos de ser una realidad

El TJUE ha dictaminado que UEFA y FIFA «están abusando de su posición dominante» respecto a la Superliga…

La justicia europea da vía libre a la Superliga, pero la competición está lejos de ser una realidad

El TJUE ha dictaminado que UEFA y FIFA "están abusando de su posición dominante" respecto a la Superliga...

El 21 de diciembre era un día marcado en rojo por el mundo del fútbol, expectante ante una decisión jurídica que podía poner patas arriba el sector. Y así fue: el Tribunal de Justicia de la Unión Europea señala que existe «abuso de poder dominante de la FIFA y la UEFA» en el litigio que mantienen con la Superliga y, pese a no pronunciarse sobre esta competición en concreto, sí dan vía libre para la creación de un campeonato.

La justicia europea hizo una exposición de sus conclusiones después de que el juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid, que es el que tramita el procedimiento y que retomará el caso para la celebración de un juicio en una fecha todavía por determinar, le trasladara las preguntas prejudiciales relativas al caso y cuyas respuestas dadas por el TJUE son vinculantes.

«Las normas de la FIFA y de la UEFA que supeditan a su autorización previa cualquier proyecto de nueva competición de fútbol de clubes, como la Superliga, y que prohíben a los clubes y a los jugadores participar en la misma, so pena de sanciones, son ilegales», señala el fallo del tribunal europeo. «La organización de competiciones de fútbol de clubes y la explotación de los derechos de difusión son, claramente, actividades económicas. En consecuencia, estas actividades deben respetar las normas en materia de competencia y las libertades de circulación», añade el escrito, que señala que UEFA y FIFA «están abusando de su posición dominante».

El fallo provocó un auténtico terremoto en el fútbol mundial y las reacciones fueron inmediatas, comenzando por los dos impulsores del proyecto, Real Madrid y Barcelona. «El fútbol no es ni será nunca más un monopolio. Desde hoy, los clubes serán dueños de su destino», destacó Florentino Pérez. Más eufórico se vio a Joan Laporta: «La resolución del TJUE nos da la razón, se abre una oportunidad histórica», afirmó.

El torrente de reacciones no cesó durante todo el día, en su mayor parte con opiniones contrarias a la Superliga. Aleksander Ceferin, presidente de la institución que sale más tocada de la decisión, la UEFA, se mostró sarcástico. «Es difícil decidir si me deja en shock o me divierte», analizó. «No vamos a intentar detenerla. Hemos dicho muchas veces que pueden crear lo que quieran. Espero que puedan comenzar su ‘fantástica’ competición lo antes posible con dos clubs», ironizó.

Muy contundente se mostró, como se esperaba, Javier Tebas, que está seguro de que no habrá Superliga «ni en dos años, ni en cuatro, ni en ocho». Además, cargó con dureza contra Florentino y acusó al CEO de la Superliga, Bernd Reichart, de mentir por decir que sería gratis.

Pese al fallo del TJUE, la realidad es que la Superliga todavía parece lejos de producirse. Especialmente debido a que la gran mayoría de los clubes reiteraron su rechazo a la competición. El Atlético, el otro de los equipos españoles fundadores, reiteró su intención de seguir al margen. El PSG también se mostró como un firme aliado de la UEFA, mientras que el Bayern rechazó la nueva competición. La clave puede estar en los equipos ingleses, y de momento estos han reiterado su intención de no volver a la Superliga. El Manchester United se mostró rotundo y también el City, mientras que el Chelsea tampoco regresa al barco.

Por lo tanto, de momento la Superliga no deja de ser un proyecto que, pese a ser legal ahora, sigue siendo algo lejano. Los clubes han ganado poder para una hipotética negociación futura, pero las dos partes parecen por el momento enemigos irreconciliables. La batalla la ha ganado la Superliga, pero la guerra sigue muy favorable a la UEFA.