La mujer deportista, ignorada en la lista del programa 'El mejor de la historia': no hay ninguna y sí diez hombres

Ni Arantxa Sánchez-Vicario ni Carolina Marín. Tampoco Alexia Putellas ni Amaya Valdemoro. O Ona Carbonell, o Gemma Mengual, o Mireia Belmonte. El programa…

La mujer deportista, ignorada en la lista del programa 'El mejor de la historia': no hay ninguna y sí diez hombres

Ni Arantxa Sánchez-Vicario ni Carolina Marín. Tampoco Alexia Putellas ni Amaya Valdemoro. O Ona Carbonell, o Gemma Mengual, o Mireia Belmonte. El programa...

Ni Arantxa Sánchez-Vicario ni Carolina Marín. Tampoco Alexia Putellas, Blanca Fernández Ochoa ni Amaya Valdemoro. U Ona Carbonell, o Gemma Mengual, o Mireia Belmonte. El programa ‘El mejor de la historia’, que se estrena en RTVE no ha incluido a ninguna mujer deportista entre sus elegidos, aunque sin embargo sí ha escogido a diez hombres como candidatos.

La invisibilización del deporte femenino es algo recurrente y se ha vuelto a poner de manifiesto en el programa que va a estrenar el canal público. Nueve son los hombres seleccionados, dentro de un total de 50 personalidades de nuestro país, para ser elegido como mejor de la historia. Se trata de Iker Casillas, Rafa Nadal, Andrés Iniesta, Fernando Alonso, Marc Márquez, Manolo Santana, Severiano Ballesteros, Ángel Nieto, Pau Gasol y Miguel Indurain.

¿Quién es para los españoles, hoy por hoy, la figura más relevante y admirada de nuestra historia?

La 1 busca a ‘El mejor de la historia’, un nuevo espacio de entretenimiento presentado por @SIntxaurrondo. https://t.co/tS8Pj1Yb6c pic.twitter.com/uRiOTgNF3R

— RTVE Comunicación y Participación (@RTVE_Com) January 3, 2024

Los méritos de todos ellos son absolutamente incuestionables, pero lo que llama la atención de la lista, en cuanto a su vertiente deportiva se refiere, es la ausencia de mujeres deportistas. Pese a que la incorporación de la mujer al deporte ha sido muy tardía en nuestro país, lo cierto es que sí que son muchas las mujeres que acumulan méritos suficientes para entrar en la selección.

El caso de Carolina Marín es paradigmático. Campeona olímpica, tres veces del mundo y seis de Europa, es una pionera de su deporte y una mujer que logró acabar con la tiranía de las deportistas asiáticas en su especialidad.

Arantxa Sánchez Vicario fue una de las primeras mujeres capaz de aglutinar a millones de espectadores enfrente del televisor gracias a sus espectaculares duelos con Steffi Graff en inolvidables finales tenísticas. Su palmarés, impresionante: tres Roland Garros, un Abierto de Australia, cinco Copas Federación, dos medallas olímpicas y fue número 1 del mundo, entre otros muchos logros.

Alexia Putellas es el referente absoluto del fútbol femenino y primera española ganadora del Balón de Oro (ahora se le ha unido su compañera Aitana Bonmatí). A sus múltiples éxitos con el FC Barcelona (dos Champions, entre otros muchos títuos) suma ahora la histórica victoria en el Mundial femenino. Además, se ha convertido en un icono social.

Amaya Valdemoro es la única española con tres anillos de la WNBA y es campeona de Europa con la selección, con la que ha ganado un total de seis medallas.

Los éxitos en el agua han sido incontables. En la sincronizada han destacado Gemma Mengual (2 platas olímpicas, 19 medallas mundiales y 15 europeas) y Ona Carbonell (una plata y un bronce olímpico, 22 medallas mundiales y 12 europeas, teniendo además el récord de preseas en Campeonatos del Mundo), mientras que Mireia Belmonte tiene un palmarés que también asusta (4 medallas olímpicas, 16 mundiales y 24 europeas).

Los éxitos olímpicos de las mujeres han sido importantes y van a más. Blanca Fernández Ochoa fue la pionera al lograr la primera medalla femenina en unos Juegos, mientras que los éxitos de Ruth Beitia, Lydia Valentín o Teresa Perales, por poner algunos casos, son de gran importancia.

Jeniffer Pareja, Aitana Bonmatí, Sandra Sánchez, Mercedes Coghen, Theresa Zabell, Ana Carrasco, Blanca Ares… son muchos los nombres femeninos destacados en el mundo del deporte, pero ninguno de ellos está en el programa.