Las heridas de Joan Barreda: las imágenes que dejan entrever su sufrimiento para ganar el Dakar

Las heridas de Joan Barreda: las imágenes que dejan entrever su sufrimiento para ganar el Dakar

Joan Barreda será, pase lo que pase en la meta final, uno de los héroes del Dakar 2022. El castellonense está demostrando un carácter y una resistencia fuera de toda duda, no sólo por mantenerse en la pelea por la victoria (al acabar la 8ª etapa del raid es 5º a poco menos de 15 minutos), sino por hacerlo físicamente mermado.

El jueves 6, día de Reyes, Barreda se fue al suelo. En la caída no sólo perdió mucho tiempo, sino que además se hirió el brazo, con la rotura de la clavícula incluida. Tal era el dolor que el viernes, en la sexta etapa, estuvo muy cerca de abandonar. Cada salto que daba, cada bache, cada montículo de arena y sobre todo de piedras que tenía que superar era un infierno. Sin embargo, apretó los dientes y gracias a la suspensión de esa jornada pudo salvar más o menos bien la primera semana.

Tras el día de descanso e ir relativamente tranquilo en la etapa 7, ha cerrado la 8ª con un resultado relativamente bueno. Aunque perdió 11 minutos con el vencedor del día y líder regresado, Sam Sunderland, otros rivales cedieron más aún, así que acabó ganando dos posiciones en la general. Eso no implica que esté siendo nada sencillo, como demuestran las imágenes que ha compartido él mismo en las redes sociales.

En sus stories de instagram ha mostrado dos fotos, una de ellas enviada por su compañero Pablo Quintanilla, otro de los pilotos de Honda, y la otra que se ha hecho él mismo. 

En la primera se ve el aparatoso vendaje que tiene, las tiras para sujetarle el hombro y el hielo que se tiene que poner en una mano, porque además de la clavícula rota tiene una tendinitis por otra caída. En la segunda, los moratones que dejan entrever las fracturas de huesos que tiene y que, está claro, deben dolerle mucho.

Heridas de Joan Barreda en el Dakar 2022
IG @joanbarredabort

Esta situación le ha obligado no sólo a adaptar su pilotaje, sino la propia mecánica de su moto.

«Ha sido una jornada difícil para mí, especialmente al principio de la crono porque llevo las suspensiones más suaves desde la lesión. Me he caído y ha sido complicado seguir a buen ritmo. Con todo ha sido un buen día, aunque haya cometido un error de navegación 50 km antes de la meta que me habrá costado 10 o 12 minutos. Estoy contento aunque podría haber sido mejor. Mañana será otro día e intentaré hacerlo mejor. La carrera está muy reñida delante, pero lo importante es mantener el ritmo y seguir concentrado y fuerte. Físicamente, me he sentido mejor hoy pero me he caído en la arena y me ha molestado mucho el hombro durante unos minutos«, admitía este lunes.

Barreda ha ganado dos etapas de las ocho disputadas hasta el momento.