Lewis Hamilton planta cara a las leyes homófobas en Catar: tiñe su casco con un arcoíris en señal de protesta

Lewis Hamilton planta cara a las leyes homófobas en Catar: tiñe su casco con un arcoíris en señal de protesta

Lewis Hamilton lucirá este fin de semana en el GP de Catar un casco con un diseño especial, como ha ocurrido en otras carreras, pero en esta ocasión es con un motivo más claro. 

Catar, que se estrena en el calendario de Fórmula 1 en 2021 y volverá en 2023, es uno de los países cuya legislación se rige bajo la ley islámica, la Sharia, por lo que los actos homosexuales son ilegales. Se contemplan penas de cárcel de hasta 5 años para las personas del mismo sexo que muestren su amor en público.

En este contexto, Hamilton ha decidido mandar un mensaje claro a todo el mundo a través de uno de los elementos más identificativos por parte de un piloto: el casco. El heptacampeón del mundo ha mostrado una vez más su sensibilidad hacia los asuntos sociales y la diversidad y lucirá un arcoíris bien visible.

La presencia de la Fórmula 1 en países donde el respeto a los derechos humanos está en el límite o directamente no se produce ha generado muchas críticas a la competición. 

Aunque históricamente no es un asunto que haya influido en la organización de Grandes Premios (China acaba de renovar contrato hasta 2025 y antiguamente se corría en la Sudáfrica del apartheid), desde hace dos años y por presión del propio Hamilton se ha emprendido la campaña ‘We Race As One, con la que se pretende fomentar la inclusión de todos los colectivos discriminados, como mujeres, personas de otras razas aparte de la caucásica u homosexuales.

Deja una respuesta