Los cambios de neumáticos en el Dakar: no tan rápidos como en Fórmula 1, pero mucho más que en los coches de calle

Los cambios de neumáticos en el Dakar: no tan rápidos como en Fórmula 1, pero mucho más que en los coches de calle

No hay día en el que los pilotos del Dakar, especialmente en las categorías de coches y vehículos ligeros, tengan al menos un pinchazo de un neumático. Las condiciones de las pistas, con piedras y rocas muy afiladas, amén de unas suspensiones lo suficientemente blandas como para poder pasar por terrenos difíciles hacen muy propicio este tipo de situaciones.

Dado que no cuentan con mecánicos en medio de la carrera como en otras competiciones, todos los pilotos y copilotos saben cómo tienen que hacer un cambio de neumático en el menor tiempo posible. Es clave ceder lo mínimo, especialmente en etapas largas o con navegación complicada. En la etapa 8, a Carlos Sainz le costó la victoria haber pinchado dos veces y tanto Sebastien Loeb como Nasser Al-Attiyah tuvieron que detenerse en medio del desierto por lo mismo durante unos instantes.

También aquí es clave la rapidez. Prueba de ello es el vídeo comparativo que han compartido las redes sociales del raid, en el que se ve cómo los dos candidatos a la victoria en la categoría de coches cambian sendas ruedas. 

En las imágenes se ve perfectamente cómo sus respectivos coches, el Hunter T1+ del francés y el Hilux DKR 4×4 del catarí, tienen sistemas hidráulicos para elevar el coche automáticamente y poder cambiar la rueda pinchada. Estos sistemas, aunque poco frecuentes aún, ya están en algunos coches de calle.

Lo que más sorprende es la velocidad a la que lo hacen. No llegan a los límites de la Fórmula 1, donde son capaces de cambiar las cuatro ruedas en menos de dos segundos, pero pese a estar en el desierto y con la presión que ello conlleva, sí lo hacen en escasos dos minutos o menos. En este caso, el vencedor fue Al-Attiyah, líder de la general y máximo candidato a la victoria final.

Deja una respuesta