Los empresarios piden que se agilice el alta de los positivos por Covid ante la avalancha de bajas laborales

Los empresarios piden que se agilice el alta de los positivos por Covid ante la avalancha de bajas laborales

La nueva ola de la pandemia, consecuencia de la variante ómicron, ha disparado de nuevo el número de contagiados por Covid-19. Junto a estos casos, la cifra de bajas laborales también ha llegado a niveles no vistos en meses, lo que ha hecho que diversas organizaciones soliciten que se agilice el proceso de alta en los casos sin síntomas.

Según los últimos datos de Seguridad Social, a lo largo de diciembre de 2021 se iniciaron 240.011 procesos de baja, con una duración media de la incapacidad temporal de 9,96 días. En todo el año 2021 sólo en los meses de enero (636.260), febrero (360.677) y julio (402.203) se iniciaron más procesos. Además, si bien es cierto que el tiempo que pasan los trabajadores de baja lleva bajando varios meses, hay que tener en cuenta que la cifra está condicionada por la no finalización de muchos de los procesos que se iniciaron en diciembre.

La situación ha hecho, por ejemplo, que este martes el Departamento de Educación del Gobierno Vasco tuviese que sustituir a 550 profesores de la enseñanza pública que se encontraban de baja tras haber realizado ya otras 800 sustituciones de cara al inicio de las clases el lunes, según recoge Europa Press.

Así, desde CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, se ha solicitado que se agilice el alta de los procesos sin síntomas ante el «alarmante incremento de bajas laborales«. En un comunicado, la organización explica que los test de autodiagnóstico han facilitado la identificación de positivos y, en consecuencia, también la baja por infección o contacto estrecho. «Afortunadamente, tanto en un caso como en otro, no ha sido generalizado el desarrollo de sintomatología grave», matizan.

La consecuencia negativa, apunta CEIM es que «se ha incrementado más de un 1.000% las bajas laborales en la Comunidad de Madrid en tan solo un mes» y esto ha implicado un coste para las empresas «que sufragan la prestación por incapacidad temporal de corta duración y que han de reorganizarse repentinamente casi a diario».

Por otro lado, consideran que el colapso de la Atención Primaria «impide el necesario seguimiento de la baja» y esto da lugar en ocasiones a «una duración indebida de la misma», ya que los trabajadores no pueden obtener el alta. Para CEIM, debería «agilizarse el proceso de alta» de quienes hayan dado positivo en un test de autodiagnóstico y no desarrollen síntomas. Su propuesta es dar simultáneamente las bajas y las altas a siete días «salvo para quienes tras ese período tengan síntomas que impidan el trabajo».

CSIF también ha solicitado «medidas urgentes» para ayudar a unos Centros de Salud que «se encuentran desbordados ante el crecimiento de contagios entre profesionales y ciudadanos». En una nota de prensa han pedido que se agilicen los trámites «con un solo documento de oficio, sin que sea necesario el Médico de Familia para la obtención de la baja».

Su solución es similar a la que propone CEIM: establecer «un mecanismo a nivel nacional por el que los facultativos tramitaran simultáneamente los partes de baja y de alta en un solo acto médico».

En este sentido, recuerdan la paradoja que supone que no se corrobore la validez del test de autodiagnóstico para considerar una infección, pero que sí haya que recurrir a un profesional para gestionar el parte de alta y de baja sin ver al paciente. «A estos profesionales no se les puede sobrecargar más, exigiéndoles realizar trámites burocráticos, paralizando el resto de atención sanitaria no covid, ya bastante mermada desde hace dos años», sentencian.

El sindicato también ha denunciado la «completa inacción» de las Administraciones, que continúan «sin reforzar el personal sanitario». En su opinión, la Atención Primaria madrileña «ha pasado del colapso a la caída libre» y la gente acude a los centros colapsados porque la media de citación es de 14 días.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha propuesto una modificación mediante Real Decreto para simplificar la gestión de la incapacidad temporal. «El acumulado del fin de semana de las bajas autotest más bajas que dan los propios médicos más las altas de la semana pasada ha generado una actividad por encima de 30.000 y no puede ser que tengamos tanta actividad solo desde el punto de vista burocrático», explicó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero en declaraciones a Onda Madrid. El Gobierno regional apuesta por emitir el parte de baja y alta -siete días después- en el mismo momento.

Deja una respuesta