Los médicos españoles cierran filas en torno a Nadal: «Las infiltraciones no son dopaje»

La Sociedad Española de Medicina del Deporte ha emitido una nota informativa, ante los «comentarios que se están produciendo ante la opinión pública en relación con el tratamiento recibido por el tenista D. Rafael Nadal en su última participación en el torneo Roland Garros», afirmando que «la infiltración no es dopaje».
En 12 puntos, la entidad médica explica, entre otras cosas, que «las infiltraciones anestésicas son procedimientos terapéuticos de amplia y antigua utilización, tanto en el ámbito del deporte, como en el laboral y en otros muchos».
Añade que «las indicaciones de las infiltraciones están bien definidas en medicina y tienen como objetivo fundamental reducir el dolor localizado en una zona anatómica».
Y subraya que «las infiltraciones no están prohibidas en el ciclismo por la Unión Ciclista Internacional, tal como se ha indicado por algún deportista de nacionalidad francesa».
Explicando que «relacionar conceptos de infiltración y dopaje es una incorrección y posiblemente esté destinado a sembrar la duda sobre la legalidad de los resultados de algunos deportistas».
La Sociedad Española de Medicina del Deporte concluye en su escrito que «una infiltración no es un método de dopaje salvo que en esa inyección se administre una sustancia prohibida».

Los médicos españoles cierran filas en torno a Nadal: «Las infiltraciones no son dopaje»

La Sociedad Española de Medicina del Deporte ha emitido una nota informativa, ante los "comentarios que se están produciendo ante la opinión pública en relación con el tratamiento recibido por el tenista D. Rafael Nadal en su última participación en el torneo Roland Garros", afirmando que "la infiltración no es dopaje". En 12 puntos, la entidad médica explica, entre otras cosas, que "las infiltraciones anestésicas son procedimientos terapéuticos de amplia y antigua utilización, tanto en el ámbito del deporte, como en el laboral y en otros muchos". Añade que "las indicaciones de las infiltraciones están bien definidas en medicina y tienen como objetivo fundamental reducir el dolor localizado en una zona anatómica". Y subraya que "las infiltraciones no están prohibidas en el ciclismo por la Unión Ciclista Internacional, tal como se ha indicado por algún deportista de nacionalidad francesa". Explicando que "relacionar conceptos de infiltración y dopaje es una incorrección y posiblemente esté destinado a sembrar la duda sobre la legalidad de los resultados de algunos deportistas". La Sociedad Española de Medicina del Deporte concluye en su escrito que "una infiltración no es un método de dopaje salvo que en esa inyección se administre una sustancia prohibida".

La Sociedad Española de Medicina del Deporte ha emitido una nota informativa, ante los «comentarios que se están produciendo ante la opinión pública en relación con el tratamiento recibido por el tenista D. Rafael Nadal en su última participación en el torneo Roland Garros», afirmando que «la infiltración no es dopaje».

En 12 puntos, la entidad médica explica, entre otras cosas, que «las infiltraciones anestésicas son procedimientos terapéuticos de amplia y antigua utilización, tanto en el ámbito del deporte, como en el laboral y en otros muchos».

Añade que «las indicaciones de las infiltraciones están bien definidas en medicina y tienen como objetivo fundamental reducir el dolor localizado en una zona anatómica».

Y subraya que «las infiltraciones no están prohibidas en el ciclismo por la Unión Ciclista Internacional, tal como se ha indicado por algún deportista de nacionalidad francesa».

Explicando que «relacionar conceptos de infiltración y dopaje es una incorrección y posiblemente esté destinado a sembrar la duda sobre la legalidad de los resultados de algunos deportistas».

La Sociedad Española de Medicina del Deporte concluye en su escrito que «una infiltración no es un método de dopaje salvo que en esa inyección se administre una sustancia prohibida».