Los oligarcas rusos y amigos de Putin que quisieron comprar Real Madrid y Barça

El dinero no lo puede siempre todo, pese a que abra muchas puertas, como a lo largo de su vida han descubierto Vladimir Lisin y Alisher Usmanov. Estos dos magnates rusos y amigos de Putin son dos oligarcas y directivos importantes en el deporte mundial.
El primero, desde la presidencia de la Confederación Europea de Tiro, y el segundo, como mandamás de la Federación Internacional de Esgrima. Sin embargo, ambos quisieron ir más allá y quisieron irrumpir en el fútbol mundial y haciéndolo por la puerta grande, comprando el Barça y el Real Madrid.
Usmanov forma parte del balompié desde 2007, cuando compró casi un 15% de las acciones del Arsenal, uno de los históricos de la Premier League. Diez años después amplió su imperio a través de su compañía USM Holdings con la que se convirtió en accionista del Everton. No obstante, todo ello ya es historia, puesto que vendió sus participaciones del equipo ‘gunner’ en 2018 y los de Liverpool han roto su contrato con él tras el inicio de la guerra y su cercanía a Putin.
Su ansia de poder le hizo intentar embarcarse en una nueva aventura deportiva queriendo comprar el Barça, club de la ciudad donde tiene atracado uno de sus yates multimillonarios, ahora a la espera de conocer si es embargado o no. Comenzó a mover contactos mientras iba dejando su puesto en el Arsenal pero se topó con el gran escollo: es una sociedad deportiva.
Así comenzó el ‘pique’ del otro protagonista de la historia Vladimir Lisin, que le pidió a su entorno que le buscase un equipo de LaLiga que pudiese comprar. Sin que haya trascendido si al final este calentón fue a más, MARCA, quien ha compartido esta información, asegura que Lisin tuvo un objetivo claro, como le preguntó a un amigo: «¿Cuánto cuesta el Real Madrid?».
Sin embargo, Lisin topó con la misma piedra que Usmanov, ya que el club blanco también es una sociedad deportiva que pertenece a sus aficionados. Así, los dos clubes más grandes de España resistieron a los 10.500 millones de euros de Usmanov y los 12.000 millones Lisin, el tercer y primer hombre más rico de Rusia, respectivamente.

Los oligarcas rusos y amigos de Putin que quisieron comprar Real Madrid y Barça

El dinero no lo puede siempre todo, pese a que abra muchas puertas, como a lo largo de su vida han descubierto Vladimir Lisin y Alisher Usmanov. Estos dos magnates rusos y amigos de Putin son dos oligarcas y directivos importantes en el deporte mundial. El primero, desde la presidencia de la Confederación Europea de Tiro, y el segundo, como mandamás de la Federación Internacional de Esgrima. Sin embargo, ambos quisieron ir más allá y quisieron irrumpir en el fútbol mundial y haciéndolo por la puerta grande, comprando el Barça y el Real Madrid. Usmanov forma parte del balompié desde 2007, cuando compró casi un 15% de las acciones del Arsenal, uno de los históricos de la Premier League. Diez años después amplió su imperio a través de su compañía USM Holdings con la que se convirtió en accionista del Everton. No obstante, todo ello ya es historia, puesto que vendió sus participaciones del equipo 'gunner' en 2018 y los de Liverpool han roto su contrato con él tras el inicio de la guerra y su cercanía a Putin. Su ansia de poder le hizo intentar embarcarse en una nueva aventura deportiva queriendo comprar el Barça, club de la ciudad donde tiene atracado uno de sus yates multimillonarios, ahora a la espera de conocer si es embargado o no. Comenzó a mover contactos mientras iba dejando su puesto en el Arsenal pero se topó con el gran escollo: es una sociedad deportiva. Así comenzó el 'pique' del otro protagonista de la historia Vladimir Lisin, que le pidió a su entorno que le buscase un equipo de LaLiga que pudiese comprar. Sin que haya trascendido si al final este calentón fue a más, MARCA, quien ha compartido esta información, asegura que Lisin tuvo un objetivo claro, como le preguntó a un amigo: "¿Cuánto cuesta el Real Madrid?". Sin embargo, Lisin topó con la misma piedra que Usmanov, ya que el club blanco también es una sociedad deportiva que pertenece a sus aficionados. Así, los dos clubes más grandes de España resistieron a los 10.500 millones de euros de Usmanov y los 12.000 millones Lisin, el tercer y primer hombre más rico de Rusia, respectivamente.

El dinero no lo puede siempre todo, pese a que abra muchas puertas, como a lo largo de su vida han descubierto Vladimir Lisin y Alisher Usmanov. Estos dos magnates rusos y amigos de Putin son dos oligarcas y directivos importantes en el deporte mundial.

El primero, desde la presidencia de la Confederación Europea de Tiro, y el segundo, como mandamás de la Federación Internacional de Esgrima. Sin embargo, ambos quisieron ir más allá y quisieron irrumpir en el fútbol mundial y haciéndolo por la puerta grande, comprando el Barça y el Real Madrid.

Usmanov forma parte del balompié desde 2007, cuando compró casi un 15% de las acciones del Arsenal, uno de los históricos de la Premier League. Diez años después amplió su imperio a través de su compañía USM Holdings con la que se convirtió en accionista del Everton. No obstante, todo ello ya es historia, puesto que vendió sus participaciones del equipo ‘gunner’ en 2018 y los de Liverpool han roto su contrato con él tras el inicio de la guerra y su cercanía a Putin.

Su ansia de poder le hizo intentar embarcarse en una nueva aventura deportiva queriendo comprar el Barça, club de la ciudad donde tiene atracado uno de sus yates multimillonarios, ahora a la espera de conocer si es embargado o no. Comenzó a mover contactos mientras iba dejando su puesto en el Arsenal pero se topó con el gran escollo: es una sociedad deportiva.

Así comenzó el ‘pique’ del otro protagonista de la historia Vladimir Lisin, que le pidió a su entorno que le buscase un equipo de LaLiga que pudiese comprar. Sin que haya trascendido si al final este calentón fue a más, MARCA, quien ha compartido esta información, asegura que Lisin tuvo un objetivo claro, como le preguntó a un amigo: «¿Cuánto cuesta el Real Madrid?«.

Sin embargo, Lisin topó con la misma piedra que Usmanov, ya que el club blanco también es una sociedad deportiva que pertenece a sus aficionados. Así, los dos clubes más grandes de España resistieron a los 10.500 millones de euros de Usmanov y los 12.000 millones Lisin, el tercer y primer hombre más rico de Rusia, respectivamente.