Los pesos pesados del Barça, en el punto de mira: confusión solucionada con Sergio Busquets y compromiso de Gerard Piqué

Los capitanes del FC Barcelona están siendo protagonistas en este incipiente verano en el que el club azulgrana necesita apretarse el cinturón. Los altos emolumentos de Gerard Piqué, Sergio Busquets y Jordi Alba suponen una parte importante de la masa salarial del equipo y son un hándicap importante para que el club pueda acometer los fichajes deseados y exigidos por Xavi Hernández.
Ya la semana pasada, Busquets estalló, en una rueda de prensa de la selección española, contra Joan Laporta por los rumores –siempre interesados– que decían que los veteranos debían bajarse el sueldo y que la entidad culé se lo iba a solicitar. «No nos han propuesto nada y no sabemos nada más que lo que escuchamos por periodistas. No me molesta nada, es parte del juego, pero creo que no es la mejor decisión hacerlo a través de la prensa, mejor siempre directo y en un cara a cara», espetó Busi el miércoles pasado.
«Yo siempre estoy dispuesto a ayudar y a encontrar la mejor situación para todo, no solo a nivel económico, para cualquier tipo de problema», añadió el capitán del Barcelona, que solicitó una reunión para aclarar las posturas.
La situación parece haberse solucionado. O eso al menos aseguró este martes Joan Laporta. «Hubo una confusión con Busi, ya está todo solucionado», afirmó el presidente azulgrana, que reveló que ya ha hablado con el centrocampista. Sergio Busquets acaba su contrato dentro de un año, en junio de 2023, y una renovación que incluya una rebaja salarial de su sueldo de esta temporada es una solución que puede dejar satisfecha a las dos partes.
Más incertidumbre hay con el futuro de Gerard Piqué tras la charla que mantuvo con Xavi, en la que el entrenador le transmitió las dudas que tenía con el jugador, tanto por su alto salario como por sus ‘distracciones’ fuera del terreno de juego. El central quiere seguir en el Barça y acepta el reto: se ha comprometido a priorizar su faceta como futbolista –antes que la de empresario– y este martes se le vio machacándose en el gimnasio en una publicación en redes del propio club azulgrana.

💥 La actividad no se detiene en la Ciudad Deportiva pic.twitter.com/8prZl1YwYU— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) June 14, 2022
Si al entrenador blaugrana le convence la declaración de intenciones de Gerard Piqué, queda por solucionar un asunto aún más espinoso: el del salario. El jugador está dispuesto a rebajárselo para ayudar al club, pero habrá que ver si Joan Laporta lo considera suficiente y también saber qué pasa con la millonaria prima de fidelidad que tiene el jugador una vez que finalice su contrato. Aunque eso, eso sí, es un problema para junio de 2024, y bastante tiene el presidente azulgrana con solucionar lo de este verano para poder hacer los fichajes solicitados por Xavi.

Los pesos pesados del Barça, en el punto de mira: confusión solucionada con Sergio Busquets y compromiso de Gerard Piqué

Los capitanes del FC Barcelona están siendo protagonistas en este incipiente verano en el que el club azulgrana necesita apretarse el cinturón. Los altos emolumentos de Gerard Piqué, Sergio Busquets y Jordi Alba suponen una parte importante de la masa salarial del equipo y son un hándicap importante para que el club pueda acometer los fichajes deseados y exigidos por Xavi Hernández. Ya la semana pasada, Busquets estalló, en una rueda de prensa de la selección española, contra Joan Laporta por los rumores –siempre interesados– que decían que los veteranos debían bajarse el sueldo y que la entidad culé se lo iba a solicitar. "No nos han propuesto nada y no sabemos nada más que lo que escuchamos por periodistas. No me molesta nada, es parte del juego, pero creo que no es la mejor decisión hacerlo a través de la prensa, mejor siempre directo y en un cara a cara", espetó Busi el miércoles pasado. "Yo siempre estoy dispuesto a ayudar y a encontrar la mejor situación para todo, no solo a nivel económico, para cualquier tipo de problema", añadió el capitán del Barcelona, que solicitó una reunión para aclarar las posturas. La situación parece haberse solucionado. O eso al menos aseguró este martes Joan Laporta. "Hubo una confusión con Busi, ya está todo solucionado", afirmó el presidente azulgrana, que reveló que ya ha hablado con el centrocampista. Sergio Busquets acaba su contrato dentro de un año, en junio de 2023, y una renovación que incluya una rebaja salarial de su sueldo de esta temporada es una solución que puede dejar satisfecha a las dos partes. Más incertidumbre hay con el futuro de Gerard Piqué tras la charla que mantuvo con Xavi, en la que el entrenador le transmitió las dudas que tenía con el jugador, tanto por su alto salario como por sus ‘distracciones’ fuera del terreno de juego. El central quiere seguir en el Barça y acepta el reto: se ha comprometido a priorizar su faceta como futbolista –antes que la de empresario– y este martes se le vio machacándose en el gimnasio en una publicación en redes del propio club azulgrana. 💥 La actividad no se detiene en la Ciudad Deportiva pic.twitter.com/8prZl1YwYU— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) June 14, 2022 Si al entrenador blaugrana le convence la declaración de intenciones de Gerard Piqué, queda por solucionar un asunto aún más espinoso: el del salario. El jugador está dispuesto a rebajárselo para ayudar al club, pero habrá que ver si Joan Laporta lo considera suficiente y también saber qué pasa con la millonaria prima de fidelidad que tiene el jugador una vez que finalice su contrato. Aunque eso, eso sí, es un problema para junio de 2024, y bastante tiene el presidente azulgrana con solucionar lo de este verano para poder hacer los fichajes solicitados por Xavi.

Los capitanes del FC Barcelona están siendo protagonistas en este incipiente verano en el que el club azulgrana necesita apretarse el cinturón. Los altos emolumentos de Gerard Piqué, Sergio Busquets y Jordi Alba suponen una parte importante de la masa salarial del equipo y son un hándicap importante para que el club pueda acometer los fichajes deseados y exigidos por Xavi Hernández.

Ya la semana pasada, Busquets estalló, en una rueda de prensa de la selección española, contra Joan Laporta por los rumores –siempre interesados– que decían que los veteranos debían bajarse el sueldo y que la entidad culé se lo iba a solicitar. «No nos han propuesto nada y no sabemos nada más que lo que escuchamos por periodistas. No me molesta nada, es parte del juego, pero creo que no es la mejor decisión hacerlo a través de la prensa, mejor siempre directo y en un cara a cara», espetó Busi el miércoles pasado.

«Yo siempre estoy dispuesto a ayudar y a encontrar la mejor situación para todo, no solo a nivel económico, para cualquier tipo de problema», añadió el capitán del Barcelona, que solicitó una reunión para aclarar las posturas.

La situación parece haberse solucionado. O eso al menos aseguró este martes Joan Laporta. «Hubo una confusión con Busi, ya está todo solucionado«, afirmó el presidente azulgrana, que reveló que ya ha hablado con el centrocampista. Sergio Busquets acaba su contrato dentro de un año, en junio de 2023, y una renovación que incluya una rebaja salarial de su sueldo de esta temporada es una solución que puede dejar satisfecha a las dos partes.

Más incertidumbre hay con el futuro de Gerard Piqué tras la charla que mantuvo con Xavi, en la que el entrenador le transmitió las dudas que tenía con el jugador, tanto por su alto salario como por sus ‘distracciones’ fuera del terreno de juego. El central quiere seguir en el Barça y acepta el reto: se ha comprometido a priorizar su faceta como futbolista –antes que la de empresario– y este martes se le vio machacándose en el gimnasio en una publicación en redes del propio club azulgrana.

💥 La actividad no se detiene en la Ciudad Deportiva pic.twitter.com/8prZl1YwYU

— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) June 14, 2022

Si al entrenador blaugrana le convence la declaración de intenciones de Gerard Piqué, queda por solucionar un asunto aún más espinoso: el del salario. El jugador está dispuesto a rebajárselo para ayudar al club, pero habrá que ver si Joan Laporta lo considera suficiente y también saber qué pasa con la millonaria prima de fidelidad que tiene el jugador una vez que finalice su contrato. Aunque eso, eso sí, es un problema para junio de 2024, y bastante tiene el presidente azulgrana con solucionar lo de este verano para poder hacer los fichajes solicitados por Xavi.

Deja una respuesta