Luis Planas cita al sector agrario para dentro de una semana tras el anuncio de grandes movilizaciones

Luis Planas cita al sector agrario para dentro de una semana tras el anuncio de grandes movilizaciones

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas ha anunciado este lunes que se reunirá el próximo día 29 con el conjunto del sector agrario para abordar «la actual situación de incertidumbre» que atraviesan los agricultores y ganaderos por la desorbitada subida de los costes de producción que ha puesto en jaque a miles de explotaciones agrarias.

Tres días después de que las principales organizaciones agrarias anunciaran que iban a emprender una serie de ‘tractoradas’ durante el mes de diciembre por toda la geografía española que culminarían a finales de enero con una gran manifestación en Madrid, el ministro ha reaccionado para poner por fin fecha al encuentro, que se ha programado para el próximo lunes.

Al encuentro acudirán, según el propio Ministerio, las organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas agroalimentarias, la industria y la distribución. Ante la dramática situación del sector, Planas había recibido en las últimas semanas, antes de anunciarse las concentraciones, la petición por escrito de los representantes de los agricultores y ganaderos de mantener un encuentro «urgente», pero hasta el momento no había habido ninguna respuesta.

Como publicó EL MUNDO la semana pasada, primero a título individual (el 5 de noviembre) y luego de manera conjunta (el día 11), ASAJA, UPA y COAG habían escrito al ministro solicitando una reunión «preocupados por la difícil rentabilidad que están atravesando las explotaciones agrarias debido al incremento de los costes de producción» con el objetivo «de buscar soluciones urgentes que amortigüen los efectos de dicho encarecimiento». No hubo respuesta… hasta hoy cuando el ministro ha realizado este anuncio durante su intervención en el foro ‘El reto de transformar el sector agroalimentario’, organizado por la agencia Efe y la consultora KPMG.

En el mismo, ha declarado que quiere compartir con los representantes agrarios la nueva Ley de la Cadena Alimentaria que en estos momentos se tramita en el Parlamento y también para «discutir y conversar sobre el momento actual, analizar los problemas y ver las soluciones». En concreto, Luis Planas se ha referido a la actual coyuntura del sector agrario -«entiendo que hay incertidumbre y preocupación«, ha dicho textualmente- y ha reiterado su apuesta por «el diálogo» como método de trabajo idóneo «para resolver dudas y buscar soluciones».

Dentro de las medidas que tienen previsto pedirle las organizaciones agrarias al ministro estará la aprobación de una rebaja fiscal, sobre todo para los ganaderos, que atraviesan una situación delicadísima, porque a la subida del gasóleo agrícola (73%) y la energía eléctrica (270%), junto a otros insumos, ha hecho especial perjuicio el alza de los fertilizantes (307%) o los piensos (el trigo duro, un 60% la tonelada).

Adelantándose a esta petición, el ministro señaló hoy que el Gobierno ya ha hecho buena parte de sus ‘deberes’, como el mantener la devolución del impuesto del gasóleo agrícola, combustible que además está bonificado, o el mantenimiento del sistema de módulos del IRPF para el sector agrario. En este punto, Planas recordó que en 2020 se aplicó la mayor reducción fiscal para el campo español de los últimos años, con una rebaja de la base imponible de 1.051 millones de euros, según sus propias palabras.

Además, consideró que el cumplimiento de la Ley de la Cadena, cuya reforma está a punto de culminar legalmente, va a ser «una gran oportunidad para reequilibrar» el reparto de valor de una forma más justa entre los distintos eslabones. La segunda fase de esta norma -que llegará al Congreso la próxima semana– «mejorará la capacidad de negociación del eslabón más débil, que son agricultores y ganaderos, y les permitirá obtener una remuneración digna por sus productos».

Por su parte, Pedro Barato, presidente de Asaja, ha abogado en los últimos días por agotar las vías de diálogo con el Gobierno: «Mi experiencia me dice que antes del calendario de movilizaciones está el calendario de las negociaciones porque es importante arreglar los problemas, aunque no sólo con el Ministerio de Agricultura, que es muy importante, pero también con otros, como el Ministerio de Consumo, que algún toque de atención tiene que tener por determinados planteamientos; el Ministerio de Transición Ecológica, por ejemplo por el tema de la energía; o el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en especial por la reforma laboral y las condiciones de temporalidad que se quiere imponer no es lo que el campo español necesita porque además es imposible de aplicar».

Las organizaciones agrarias tenían previsto esta semana concretar el calendario de movilizaciones previsto. Ya están programadas algunas concretas, como por ejemplo este mismo miércoles día 24 ante la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid por parte del sector de las frutas y hortalizas de la provincia de Almería. También las habituales en las últimas fechas que se vienen realizando por parte del sector de los productores de leche (debido al bajo precio que les están pagando las industrias) o las del sector del tabaco por idéntico motivo, en este caso desde Cetarsa, compañía pública de tabaco en rama. «Si en estos 12 días, esta empresa pública no paga a los agricultores un precio que atienda al incremento de los costes y de acuerdo a la calidad del tabaco entregado, saldremos a la calle los días 9 y 10 de diciembre con cortes de carreteras», ha anunciado el responsable de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta