Muere un futbolista argentino de 17 años por los disparos de la policía, que lo confundió con un delincuente

Muere un futbolista argentino de 17 años por los disparos de la policía, que lo confundió con un delincuente

Lucas González, canterano del equipo argentino Barracas Central, falleció este jueves después de varios días luchando por su vida tras recibir dos disparos en la cabeza por parte de unos policías. 

Según informan los medios argentinos, el futbolista, de 17 años, salía del entrenamiento con otros compañeros cuando unos policías vestidos de paisano los confundieron presuntamente con delincuentes por lo que efectuaron varios disparos.

Por el momento se están tratando de esclarecer los hechos que en los últimos días han levantado gran polémica en Argentina.

Por su parte, el club Barracas Central ha emitido un comunicado en el que expresa su dolor por la pérdida de su canterano y pide justicia:

«Con infinita tristeza hoy despedimos a Lucas. El club se adhiere al dolor y la impotencia ante lo sucedido. Pedimos respeto a la familia y que nos acompañen a abrazarlos en este irreparable momento. El club dispuso tres días de duelo sin actividades sociales ni deportivas. Nuestras condolencias a familiares, amigos, compañeros de Lucas y pedimos JUSTICIA», escribe el club, que espera que se aclare por que el joven recibió los disparos.