Muguruza no levanta cabeza y cae ante Mertens en un caluroso estreno en Australia

La española Garbiñe Muguruza revivió a la belga Elise Mertens (26) después de desaprovechar un juego al servicio para cerrar el partido en la segunda manga y tropezó por 3-6, 7-6(3) y 6-1 en un choque de primera ronda del Abierto de Australia marcado por el intenso calor.
La representación española en el cuadro femenino no contará con sus dos principales estandartes, Paula Badosa y la propia Garbiñe, y centrará sus esperanzas en Cristina Bucsa, ya en segunda ronda, y Nuria Párrizas, que debutará en la jornada de este martes.
Después de que tocara el cielo en la recta final de la temporada 2021 con su título en las Finales WTA, la jugadora nacida en Caracas no ha sido capaz de reencontrar su mejor versión tras firmar una discreta temporada en 2022 en la que su mejor resultado en competición ‘slam’ fue una tercera ronda en el Abierto de Estados Unidos.
Tras la derrota ante Mertens, la hispanovenezolana se verá relegada a la posición 81 de manera virtual en una lista de la WTA que llegó a liderar tras conquistar el título en Wimbledon en 2017.
La pupila de Conchita Martínez arrancó con energía un partido que inauguró con una temprana rotura que haría reaccionar a una Mertens que se escudó con un vertiginoso revés.
Mantuvo el servicio la exnúmero uno en dos momentos cruciales salvando pelotas de ‘break’, para el 3-2 y el 4-3, y la belga se sumergió en un mar de dudas que lanzaron a la española hasta la consecución del primer set.
Descanso más largo por el calor

Ambas jugadoras dispusieron de un descanso más largo de lo habitual por el intenso calor pero las tornas no cambiaron después de que la finalista en Melbourne Park en 2020 se apuntara una rotura en el juego inicial del segundo parcial.
Se dio en este momento uno de los dos errores lapidarios que cometió la española cuando desperdició una ventaja de 40-15 con un 1-0 favorable y su rival mentalmente muy lejos de una posible remontada.
La belga redujo los errores no forzados con una derecha que por momentos se convirtió en su peor enemiga y escaló hasta establecer un 4-2 a su favor.
Sin embargo, Muguruza, todavía con energía disponible, se rehizo del mazazo de haber desperdiciado un servicio en un momento clave y recuperó el ‘break’ de ventaja para instaurar una igualada que se desharía de nuevo con una nueva rotura que le dejaría la victoria en bandeja con un 6-5 favorable y saque.
No fue capaz de cerrar el partido y Mertens, con la moral renovada, comenzó con un ritmo mayor un juego de desempate que acabaría apuntándose por 7-3.
No pudo recuperarse esta vez la campeona de dos ‘slams’, que se quejó durante la disputa de la tercera manga de unos problemas en el gemelo derecho, y se despidió de la pista Margaret Court al ceder por un definitivo 6-1.
Muguruza cometió un total de 48 errores no forzados que taparon la también elevada cifra de este tipo de errores de su rival (40) que se enfrentará en la siguiente ronda a la vencedora del duelo que medirá a la montenegrina Danka Kovinic y a la estadounidense Lauren Davis.

Muguruza no levanta cabeza y cae ante Mertens en un caluroso estreno en Australia

La española Garbiñe Muguruza revivió a la belga Elise Mertens (26) después de desaprovechar un juego al servicio para cerrar el partido en la segunda manga y tropezó por 3-6, 7-6(3) y 6-1 en un choque de primera ronda del Abierto de Australia marcado por el intenso calor. La representación española en el cuadro femenino no contará con sus dos principales estandartes, Paula Badosa y la propia Garbiñe, y centrará sus esperanzas en Cristina Bucsa, ya en segunda ronda, y Nuria Párrizas, que debutará en la jornada de este martes. Después de que tocara el cielo en la recta final de la temporada 2021 con su título en las Finales WTA, la jugadora nacida en Caracas no ha sido capaz de reencontrar su mejor versión tras firmar una discreta temporada en 2022 en la que su mejor resultado en competición ‘slam’ fue una tercera ronda en el Abierto de Estados Unidos. Tras la derrota ante Mertens, la hispanovenezolana se verá relegada a la posición 81 de manera virtual en una lista de la WTA que llegó a liderar tras conquistar el título en Wimbledon en 2017. La pupila de Conchita Martínez arrancó con energía un partido que inauguró con una temprana rotura que haría reaccionar a una Mertens que se escudó con un vertiginoso revés. Mantuvo el servicio la exnúmero uno en dos momentos cruciales salvando pelotas de ‘break’, para el 3-2 y el 4-3, y la belga se sumergió en un mar de dudas que lanzaron a la española hasta la consecución del primer set. Descanso más largo por el calor Ambas jugadoras dispusieron de un descanso más largo de lo habitual por el intenso calor pero las tornas no cambiaron después de que la finalista en Melbourne Park en 2020 se apuntara una rotura en el juego inicial del segundo parcial. Se dio en este momento uno de los dos errores lapidarios que cometió la española cuando desperdició una ventaja de 40-15 con un 1-0 favorable y su rival mentalmente muy lejos de una posible remontada. La belga redujo los errores no forzados con una derecha que por momentos se convirtió en su peor enemiga y escaló hasta establecer un 4-2 a su favor. Sin embargo, Muguruza, todavía con energía disponible, se rehizo del mazazo de haber desperdiciado un servicio en un momento clave y recuperó el ‘break’ de ventaja para instaurar una igualada que se desharía de nuevo con una nueva rotura que le dejaría la victoria en bandeja con un 6-5 favorable y saque. No fue capaz de cerrar el partido y Mertens, con la moral renovada, comenzó con un ritmo mayor un juego de desempate que acabaría apuntándose por 7-3. No pudo recuperarse esta vez la campeona de dos ‘slams’, que se quejó durante la disputa de la tercera manga de unos problemas en el gemelo derecho, y se despidió de la pista Margaret Court al ceder por un definitivo 6-1. Muguruza cometió un total de 48 errores no forzados que taparon la también elevada cifra de este tipo de errores de su rival (40) que se enfrentará en la siguiente ronda a la vencedora del duelo que medirá a la montenegrina Danka Kovinic y a la estadounidense Lauren Davis.

La española Garbiñe Muguruza revivió a la belga Elise Mertens (26) después de desaprovechar un juego al servicio para cerrar el partido en la segunda manga y tropezó por 3-6, 7-6(3) y 6-1 en un choque de primera ronda del Abierto de Australia marcado por el intenso calor.

La representación española en el cuadro femenino no contará con sus dos principales estandartes, Paula Badosa y la propia Garbiñe, y centrará sus esperanzas en Cristina Bucsa, ya en segunda ronda, y Nuria Párrizas, que debutará en la jornada de este martes.

Después de que tocara el cielo en la recta final de la temporada 2021 con su título en las Finales WTA, la jugadora nacida en Caracas no ha sido capaz de reencontrar su mejor versión tras firmar una discreta temporada en 2022 en la que su mejor resultado en competición ‘slam’ fue una tercera ronda en el Abierto de Estados Unidos.

Tras la derrota ante Mertens, la hispanovenezolana se verá relegada a la posición 81 de manera virtual en una lista de la WTA que llegó a liderar tras conquistar el título en Wimbledon en 2017.

La pupila de Conchita Martínez arrancó con energía un partido que inauguró con una temprana rotura que haría reaccionar a una Mertens que se escudó con un vertiginoso revés.

Mantuvo el servicio la exnúmero uno en dos momentos cruciales salvando pelotas de ‘break’, para el 3-2 y el 4-3, y la belga se sumergió en un mar de dudas que lanzaron a la española hasta la consecución del primer set.

Descanso más largo por el calor

Ambas jugadoras dispusieron de un descanso más largo de lo habitual por el intenso calor pero las tornas no cambiaron después de que la finalista en Melbourne Park en 2020 se apuntara una rotura en el juego inicial del segundo parcial.

Se dio en este momento uno de los dos errores lapidarios que cometió la española cuando desperdició una ventaja de 40-15 con un 1-0 favorable y su rival mentalmente muy lejos de una posible remontada.

La belga redujo los errores no forzados con una derecha que por momentos se convirtió en su peor enemiga y escaló hasta establecer un 4-2 a su favor.

Sin embargo, Muguruza, todavía con energía disponible, se rehizo del mazazo de haber desperdiciado un servicio en un momento clave y recuperó el ‘break’ de ventaja para instaurar una igualada que se desharía de nuevo con una nueva rotura que le dejaría la victoria en bandeja con un 6-5 favorable y saque.

No fue capaz de cerrar el partido y Mertens, con la moral renovada, comenzó con un ritmo mayor un juego de desempate que acabaría apuntándose por 7-3.

No pudo recuperarse esta vez la campeona de dos ‘slams’, que se quejó durante la disputa de la tercera manga de unos problemas en el gemelo derecho, y se despidió de la pista Margaret Court al ceder por un definitivo 6-1.

Muguruza cometió un total de 48 errores no forzados que taparon la también elevada cifra de este tipo de errores de su rival (40) que se enfrentará en la siguiente ronda a la vencedora del duelo que medirá a la montenegrina Danka Kovinic y a la estadounidense Lauren Davis.

Deja una respuesta