Nadal tiene una rotura de 7 milímetros en el abdomen: así afecta a su juego con la semifinal de Wimbledon en el aire

Rafa Nadal se ha sometido a pruebas este jueves en Londres que han revelado que sufre una fisura abdominal de siete centímetros, según informó en exclusiva el diario Marca.
En el partido de cuartos de final ante Fritz, el balear tuvo que pedir una pausa médica porque el dolor le estaba mermando su juego en la hierba londinense.
Apenas podía correr con normalidad, lo que le llevó a cometer errores, y vio cómo su saque reducía notablemente la velocidad en los primeros juegos debido al mismo problema.
Él mismo indicó al término del partido que había experimentado mucho dolor y que la evolución de la lesión marcaría su presencia en las semifinales de este viernes ante Kyrgios.
«Algo no va bien en el abdominal», explicó Rafa tras el duelo ante el estadounidense. «Tuve que encontrar una manera de sacar diferente. Estuve pensado en muchos momentos que no podría terminar. Pero esta pista te da una energía… Es algo diferente».
Posteriormente, en rueda de prensa ofreció más detalles sobre el dolor que le atacó durante el partido: «Me daba un latigazo ahí abajo, para ser claro. No es algo que me moleste para jugar de fondo al cabo de un rato, pero cuando acabo de sacar, ese latigazo no se va instantáneamente, se queda y los siguientes dos golpes los doy por problemas».
Quiere jugar a toda costa
Pese a que hasta su padre le instó desde la grada de la Central del All England’s Club a que abandonara el partido si se sentía tan mal, Nadal continuó y ganó en un épico tie break final en el quinto set.
Ahora, la incertidumbre sobrevuela Wimbledon, donde este viernes está previsto que a las 14:30 arranque la primera semifinal, que medirá al español contra Kyrgios. Él quiere jugar a toda costa, con las pertinentes vendas protectoras, y el dolor será el que mande.

Nadal tiene una rotura de 7 milímetros en el abdomen: así afecta a su juego con la semifinal de Wimbledon en el aire

Rafa Nadal se ha sometido a pruebas este jueves en Londres que han revelado que sufre una fisura abdominal de siete centímetros, según informó en exclusiva el diario Marca. En el partido de cuartos de final ante Fritz, el balear tuvo que pedir una pausa médica porque el dolor le estaba mermando su juego en la hierba londinense. Apenas podía correr con normalidad, lo que le llevó a cometer errores, y vio cómo su saque reducía notablemente la velocidad en los primeros juegos debido al mismo problema. Él mismo indicó al término del partido que había experimentado mucho dolor y que la evolución de la lesión marcaría su presencia en las semifinales de este viernes ante Kyrgios. "Algo no va bien en el abdominal", explicó Rafa tras el duelo ante el estadounidense. "Tuve que encontrar una manera de sacar diferente. Estuve pensado en muchos momentos que no podría terminar. Pero esta pista te da una energía... Es algo diferente". Posteriormente, en rueda de prensa ofreció más detalles sobre el dolor que le atacó durante el partido: "Me daba un latigazo ahí abajo, para ser claro. No es algo que me moleste para jugar de fondo al cabo de un rato, pero cuando acabo de sacar, ese latigazo no se va instantáneamente, se queda y los siguientes dos golpes los doy por problemas". Quiere jugar a toda costa Pese a que hasta su padre le instó desde la grada de la Central del All England's Club a que abandonara el partido si se sentía tan mal, Nadal continuó y ganó en un épico tie break final en el quinto set. Ahora, la incertidumbre sobrevuela Wimbledon, donde este viernes está previsto que a las 14:30 arranque la primera semifinal, que medirá al español contra Kyrgios. Él quiere jugar a toda costa, con las pertinentes vendas protectoras, y el dolor será el que mande.

Rafa Nadal se ha sometido a pruebas este jueves en Londres que han revelado que sufre una fisura abdominal de siete centímetros, según informó en exclusiva el diario Marca.

En el partido de cuartos de final ante Fritz, el balear tuvo que pedir una pausa médica porque el dolor le estaba mermando su juego en la hierba londinense.

Apenas podía correr con normalidad, lo que le llevó a cometer errores, y vio cómo su saque reducía notablemente la velocidad en los primeros juegos debido al mismo problema.

Él mismo indicó al término del partido que había experimentado mucho dolor y que la evolución de la lesión marcaría su presencia en las semifinales de este viernes ante Kyrgios.

«Algo no va bien en el abdominal», explicó Rafa tras el duelo ante el estadounidense. «Tuve que encontrar una manera de sacar diferente. Estuve pensado en muchos momentos que no podría terminar. Pero esta pista te da una energía… Es algo diferente».

Posteriormente, en rueda de prensa ofreció más detalles sobre el dolor que le atacó durante el partido: «Me daba un latigazo ahí abajo, para ser claro. No es algo que me moleste para jugar de fondo al cabo de un rato, pero cuando acabo de sacar, ese latigazo no se va instantáneamente, se queda y los siguientes dos golpes los doy por problemas».

Quiere jugar a toda costa

Pese a que hasta su padre le instó desde la grada de la Central del All England’s Club a que abandonara el partido si se sentía tan mal, Nadal continuó y ganó en un épico tie break final en el quinto set.

Ahora, la incertidumbre sobrevuela Wimbledon, donde este viernes está previsto que a las 14:30 arranque la primera semifinal, que medirá al español contra Kyrgios. Él quiere jugar a toda costa, con las pertinentes vendas protectoras, y el dolor será el que mande.