Ómicron amenaza la recuperación del turismo de congresos que arranca con Fitur

Ómicron amenaza la recuperación del turismo de congresos que arranca con Fitur

En febrero de 2020 los organizadores del Mobile Congress de Barcelona, una de las ferias internacionales más importantes que se celebran en España, suspendieron el evento ante la amenaza que suponía el coronavirus. Apenas un mes después Europa declara masivamente el estado de alarma, se cerraban las fronteras y se confinaba a la población.

El Mobile fue el primer gran congreso que se canceló en Europa, y Fitur, la feria internacional de turismo que acoge Madrid, el primero en celebrarse en pandemia en mayo del año pasado. Ahora el turismo de congresos confía su recuperación a este 2022, a pesar de la amenaza que supone ómicron.

Así lo señalaron ayer varios representantes institucionales en la presentación de Fitur, que se celebrará en Madrid la semana que viene y donde se espera que acudan unas 90.000 personas, la mitad que el año pasado, pero lejos de los 255.000 que se alcanzó en enero de 2020.

«Es necesario asumir la situación actual como parte del cambio en todos los sectores; tenemos que aprender a convivir con esta situación», señaló el presidente del Comité Organizador de Fitur y también presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, durante la presentación de esta 42 edición.

El directivo cree que, a diferencia del año pasado, el alto nivel de vacunación ahora facilitará la seguridad. «Este año se parecerá más a la feria de 2019 que los años de pandemia», opinó.

Fitur exigirá este año a todos los participantes el certificado digital europeo, también llamado pasaporte Covid, y a los de terceros países, la documentación que permite la entrada en España. También se exigirá por primera vez la entrada al recinto de Ifema con mascarilla FPP2.

«Desde Madrid queremos lanzar al mundo el mensaje de que podemos convivir con la pandemia y que las ferias no se pueden parar y que tenemos capacidad para organizar eventos como este de forma segura», según el presidente de Ifema, José Vicente de los Mozos.

Antes de la pandemia España era el quinto país europeo en turismo de negocios, congresos y eventos. Este tipo de actividad es la que más está tardando en recuperarse. El teletrabajo y las restricciones a la movilidad que ha habido en muchos países (y siguen) prácticamente hasta la fecha han complicado la vuelta a los viajes de trabajo y la celebración de grandes eventos.

El pasado mes de diciembre la Organización Mundial del Turismo (OMT) ya celebró su asamblea anual también en Madrid. En el caso de Barcelona, el Mobile vuelve tras dos años, pues el año pasado se hizo una edición pero semipresencial y muy edulcorada. «Muchas cosas han cambiado en los dos últimos años, pero nuestra determinación de volver a reunir al sector es inquebrantable», según el consejero delegado de GSMA, organismo organizador, John Hoffman.

«Durante la pandemia todos hemos aprendido que hacer previsiones es arriesgado, pero lo que vemos es que en el momento en el que no existen restricciones para viajar, el turismo y la actividad crecen», en palabras de Javier Sánchez Prieto.

El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, también confió en que la recuperación llegue este 2022, a pesar de la amenaza que supone esta nueva variante. La Organización Mundial de la Salud (OMS)señaló ayer que calcula que en las próximas semanas se contagiará de ómicron el 50% de los europeos.

«Las capacidades aéreas y las reservas anticipan un 2022 que tienen que consolidar la senda de la recuperación», aunque «con todas las cautelas posibles y teniendo en cuenta que aún estamos en una pandemia».

Deja una respuesta